Próximas reseñas:

Próximas reseñas:

Al otro lado de las llamas, Vanessa Requena.
Las almas de Brandon, César Brandon Ndjocu.

lunes, 12 de febrero de 2018

La sangre helada, Ian McGuire

El argumento: ¿Qué hace un médico como Patrick Sumner en un ballenero con rumbo a Groenlandia? Se sabe que estuvo en el ejército, destinado en la India. Para la tripulación del Volunteer, está claro que el seño Sumner huye de algo. Nadie elige el infierno si tiene una opción mejor. En su época como soldado, durante el asedio de Delhi, Sumner llegó a creer que había experimentado en su totalidad las profundidades del mal, y que el viaje en el ballenero podía ser el salvoconducto hacia una vida en libertad. 
Henry Drax es el principal arponero del Volunteer, un tipo hediondo, borracho, brutalmente sanguinario que se mueve por impulsos. Nada se interpone entre él y su objetivo. Si es necesario, saca el cuchillo, alarga el brazo y toma lo que necesita, y ni siquiera una vida es un obstáculo. 
En un ambiente opresivo donde cualquiera puede sacar lo peor de sí mismo, es difícil distinguir entre culpables e inocentes, pero todos pueden ser víctimas. Y en el barco viaja un asesino sanguinario que convertirá la expedición en una pesadilla dantesca. (Texto de las solapas)

Mi opinión: Para empezar diré que este es un libro que yo nunca hubiera comprado. Soy socia de Círculo de lectores desde donde me alcanza la memoria y como mi espacio físico para libros es limitado, hace tiempo que no compro nada; pero me llamó un comercial y me hizo una oferta muy buena por Origen, de Dan Brown, que lo andaba buscando por librerías y en todas partes estaba carísimo y venía con este "de regalo". El de Origen aún no lo he empezado, después de meses buscándolo, ahora que lo tengo no me apetece, así que está esperando el momento adecuado durmiendo en la pila de libros de mi mesita de noche. 

Me costó cogerle el punto, literalmente me dormía cada pocas páginas. Es muy mal hablado, ojo, no mal escrito, sino mal hablado; os vais a hartar de palabras tipo: polla, chocho, coño, puta, follar, etc. Ya sé que son marineros rudos, de un barco ballenero y tal, pero el texto podría ser un poco más light; hay momentos en los que estas palabras ya te molestan para seguir leyendo y es algo que se mantiene durante todo el libro. 

Alrededor de la página 50 me enganchó, ya dejé de dormirme y empecé a prestarle atención en serio, el texto se pone interesante y te captura. Un fallo, por llamarlo de alguna manera es que desde las primeras páginas, desde la propia sinopsis, ya sabes que el asesino en Drax, pero eso no quita el interés en cómo se va a desarrollar la historia. 

Y es que este no es un viaje de caza de ballenas cualquiera, la idea oculta del capitán del barco es hundir el barco, puesto que ya está antiguo respecto a los nuevos barcos de vapor, el Volunteer, que es un velero, queda en clara desventaja, así que Bromlee quiere llevarlo lo más al norte posible y hundirlo para cobrar el seguro. Sólo el segundo de a bordo conoce el plan, y están en complot con otros barcos para que les recojan cuando el naufragio suceda, pero una vez el Volunteer se hunde, el barco más próximo está a varios kilómetros de distancia y no logran llegar a tiempo... pues mientras el otro barco les espera, un iceberg choca contra él y también lo hunde, sin supervivientes. Así pues, se quedan solos, casi sin recursos, en medio del hielo. Y deberán pasar así varios meses hasta que llegue la primavera, los hielos se rompan y vuelvan a pasar por allí barcos con relativa normalidad. Pero si queréis saber si consiguen sobrevivir a los interminables hielos del paso del norte, tendréis que leer el libro. 

Como siempre que introduzco a un autor nuevo en el blog, dejo su página de Wikipedia (en inglés) por aquí.