Próxima reseña:

Próximas reseñas:

Fin de guardia, Stephen King.

viernes, 8 de diciembre de 2017

Lo que un día fue amor, Mona Camuari.

El argumento: La vida deja de tener sentido para Margaret Oakland cuando acepta casarse con quien ha pagado las deudas de su familia, a pesar de que lo aborrezca como al culpable de haberla obligado a renunciar al que siempre ha amado...
Y cuando este, Richard Ryvers, reaparece en su vida, el deber duele más todavía, hasta el punto de romper lo irrompible: su matrimonio.
¿Querrá Edward, su marido, renunciar a ella, o luchará por retenerla y enamorarla de él cueste lo que cueste?
En una realidad donde pocas cosas son lo que parecen, ¿resistirá Margaret a los encantos de su esposo, o seguirá luchando por que Richard, el que le había robado el corazón en el pasado, vuelva a formar parte de su vida?

Mi opinión: Empiezo por decir que no suelo leer romántica por pereza, no sé explicarlo de otra manera, pero la literatura romántica me produce pereza, es decir, nunca me apetece leerla. 
La historia empieza cuando Margaret todavía es una niña y está enamorada platónicamente del hijo de su madrina, el muchacho, que le saca algunos años, ya casi se aburre al tener que cuidar de la cría porque él es ya un adolescente y le fastidia hacer de niñera. 
Pasa el tiempo y Margaret nota que cada vez que regresa a visitar a su madrina, Richard nunca está... es como si siempre estuviera ocupado y nunca está en casa. Así pasan algunos años y pasan los cambios habituales en una vida, por muy desagradables que puedan ser: fallece la madre de Margaret, su padre vuelve a casarse con una mujer que dilapida su fortuna alegremente y ella crece hasta convertirse en una joven hermosa y a la que no le faltan pretendientes, y a los que rechaza sin pena ninguna porque muy en el fondo de su corazón todavía habita ese amor ¿platónico? por el hijo de su madrina, al que no ha vuelto a ver desde los 11 años. 
Un día, su padre llega a casa y le presenta a un hombre, en un momento en que les deja "oportunamente" a solas, este hombre le comunica que es su prometido y que su padre ha concertado su matrimonio para dentro de poco tiempo. Ella se ofende muchísimo, como es normal, pero él le baja los humos cuando le dice que su padre está gravemente enfermo, que le queda poco de vida y que debido al despilfarro de la fortuna que ha causado la gestión de su madrastra, ya no tienen patrimonio. Él se hace cargo de las deudas, pero a cambio, se casará con ella. 
Margaret se casa con el muchacho, al que ignora deliberadamente, pocos días antes del fallecimiento de su padre y como no quiere saber nada de su esposo, ni siquiera llegan a consumar el matrimonio. Y así van pasando los días en la vida de Margaret Oakland, encerrada en su vida de mujer casada con un hombre al que no ama y al que no muestra interés alguno en conocer.
 Y empieza todo a enredarse, porque todo libro ha de tener un nudo, porque si no no habría lugar para un desenlace y sería un aburrimiento esto de leer y escribir. Y la historia aunque no llegue a animarse hasta ser una fiesta de sucesos unos tras otros, sí que le da un cierto toque emocionante. 
No ha sido esta historia la que me despierte de la sensación de pereza que me produce la literatura romántica, pero he de reconocer que el lenguaje es apropiado a la época en la que está ambientada la historia, detalle que se agradece. Las descripiciones de la protagonista me recuerdan al modo sibilino y pasteloso de Danielle Steel, autora a la que detesto, pero me gusta más Mona que Danielle, por favor. 
La historia en sí no tiene gran misterio, es amena, entretenida y os durará un ratillo, pues tampoco es muy extensa, pero lo cierto es que para pasar un rato agradable bien nos vale. 
Dejo por aquí el enlace a una pequeña biografía de Mona Camuari y la recomiendo para aquellos lectores aficionados a la romántica, a la estética de los años mil ochocientos y pico y para todos aquellos que gusten de dar una oportunidad a una autora autopublicada.

Hipnotizada, Michael Bates.

El argumento: Una chica sufre un profundo trauma al presenciar el asesinato de su madre a manos de un psicópata. 
La policía detiene al criminal, pero será condenado sólo si Jane lo identifica. Y Jane padece amnesia a causa de la horrenda experiencia. Su abogada decide ponerla en manos de un hipnoterapeuta, el doctor Desmond. Sin embargo Jane no sólo no recupera la memoria, sino que además cambia drásticamente de conducta. Sorprende a su novio con obscenos deseos y desarrolla una insospechada violencia con los demás. Es evidente que en el gabinete del misterioso doctor Desmond ocurre algo extraño. Texto de la contraportada.
 
Mi opinión:  He visitado otros blogs y leído otras opiniones antes de escribir la mía, me picaba la curiosidad por saber si es que me estoy volviendo muy exigente e intolerante con según ciertos aspectos de las tramas de los libros o nos había pasado a más gente lo que voy a explicar a continuación.
La sinopsis es muy atractiva, tanto que al ser un libro pequeño, piensas... ¿cómo habrá desarrollado bien esta historia en tan poco espacio? Pues desarrollándola mal, evidentemente. 
El principio es atrayente, va directo "a por faena" en las primeras páginas ya sucede el asesinato de la madre de Jane y la chica entra en shock. Debo reconocer que me gustan los principios impactantes, que me atrapen desde primera hora, sobre todo en un libro tan corto no se puede uno entretener en florituras. 
Enseguida llegan al tema de la hipnosis, como la muchacha está en shock y hasta tiene alucinaciones que le hacen tener miedo hasta de sus propios amigos de repente, la abogada les recomienda someterse a una terapia de hipnosis que le puede abrir la memoria y hacerle recordar si el hombre que está siendo acusado del terrible asesinato es culpable y si, por lo tanto debe ser condenado por ello o si es inocente y si ella no le reconoce al cien por cien, estarían juzgando indebidamente a alguien que no cometió ese crimen. 
Pero resulta que el hipnotista  que se presenta a hacer la terapia no es quien dice ser y el comportamiento de Jane se vuelve confuso, aparte de que en vez de recordar al hombre que mató a su madre empieza a estar obsesionada con una misteriosa mujer rubia que supuestamente habría cometido el crimen.
La cosa es que el texto parece poco formal, entendemos que son un grupo de adolescentes los que llevan el peso de la trama, Jane y su mejor amiga y sus correspondientes parejas, pero lo cierto es que parece que también estuviera escrito por un adolescente, tienen reacciones extrañas, se desvelan antes de tiempo y de manera podo adecuada datos interesantes que al revelarse de esa manera, no se aprovechan. La sensación que me queda es la de que la idea original era buena, pero el autor no ha sabido aprovecharla. Una pena. 
Lo clasifico como un libro para echar un rato, yo lo leí en el tiempo que mi hija está en el colegio en el turno de tarde, así que realmente tampoco ocupa mucho tiempo. 
Me gusta enlazar la página web de los autores o al menos el artículo en wikipedia donde se relata su biografía, pero lo cierto es que de este autor no he encontrado mucho, y en Wikipedia por este nombre me sale un actor... Puede que sea un seudónimo, ¿quién sabe?

miércoles, 1 de noviembre de 2017

La memoria del agua, Margaret Leroy.

El argumento: Grace es una madre soltera que lucha por sacar adelante a su hija de cuatro años. Sin embargo, Sylvie no es una niña como las demás: Sylvie es especial. Se niega a llamar mamá a su madre y se dirige a ella por su nombre de pila. Además, tiene una fobia cuyo origen nadie puede explicar: la sola visión del agua le produce un pánico visceral e incontrolable.
Hasta que un día, al ver en una revista una fotografía de Coldharbour, un pequeño pueblo costero irlandés, Sylvie afirma: Esta es mi playa. Grace está desconcertada. ¿Por qué lo dice si jamás ha estado en ese lugar?
Grace no puede hacer otra cosa: viajará a Coldharbour con su hija y desentrañará el inquietante misterio que está marcando su existencia, aunque para ello tenga que caminar sobre la difusa línea que separa la vida de la muerte. (Texto de la contraportada)

Mi opinión: Esta es una relectura de un libro que compré hará bien bien 8 ó 9 años, y debo decir que le ha sentado bien la relectura, pues entonces lo entendí de una manera y ahora que soy madre, he entendido de otra muy distinta la relación entre Grace y Sylvie.
Me voy a centrar en la figura de Sylvie, porque tiene detalles que me han impactado, lo primero es que al igual que mi hija, que también tiene 4 años, se expresa casi como una adulta; luego está lo de los berrinches y rabietas, las de Sylvie se salen de lo común, tiene tal fobia al agua que solo con que le salpique el agua en el rostro se convierte en una pequeña poseída, totalmente fuera de sí y solo su madre y a veces ni siquiera ella, logra calmarla. Esto me recuerda a mi hija, que ya he recibido un par de veces una pequeña charla de su tutora del cole porque cuando tiene una de sus pataletas se hace totalmente imposible calmarla o negociar con ella y acaban por dejarla por imposible y apartarla un poco de su grupo hasta que consigue calmarse sola, bueno, que se le pasa la pataleta, y vuelve al grupo y a la actividad que estén haciendo con total normalidad. Lo de mi hija, por supuesto, no tiene nada que ver con el caso de Sylvie, que además es un personaje literario, pero no he podido detectar muchas similitudes entre mi hija y esta niña de papel y tinta.
El personaje de Grace a veces enerva un poco, porque si bien es admirable cómo ama por encima de todas las cosas a Sylvie, no puedes reprimir las ganas de tirarle de las orejas cuando explica como casi 5 años después de que el padre de la niña la abandonase -hombre casado que salió huyendo en cuanto ella quedó embarazada- sigue acudiendo de vez en cuando a las proximidades de dónde vive su ex y se esconde dentro del coche para verle aunque sea de lejos, y cuando llama a su casa sólo para oir su voz en el contestador.. es una pobre patética.
La historia de Sylvie es la de una niña que aparte de su fobia al agua y de negarse a llamar a su madre mamá, sino por su nombre de pila, de vez en cuando va soltando frases, detalles, que dan a entender que está recordando una vida anterior y que sufre porque algo no ha quedado cerrado en esa vida y ésta se superpone sobre la presente, de modo que a veces no reconoce a su amiga Lennie y la hace llorar porque le dice que ella "no es su Lennie" y otras habla de su casa, su antigua casa, su antigua vida.
Cuando a través de un profesor de psicología y parapsicología de la universidad, viajan a Irlanda a visitar el pueblo que Sylvie reconoce, todo se desencadena. No es una avalancha de sucesos apabullante, en el libro van sucediendo paulatinamente, de repente Sylvie pasa por un sitio y tiene un acceso de vómitos repentino y cada vez que pasan por allí le sucede lo mismo, cuando visitan su supuesta casa reconoce todas las habitaciones y sus recovecos, pese a estar actualmente en reformas e incluso cuando conocen al propietario de la vivienda, se entristece cuando el hombre, que es la primera vez que ve a Sylvie, no la reconoce y no le da un beso de despedida cuando se van.
La historia de la casa es peculiar, en ella vivía un matrimonio formado por una mujer muy bella y su esposo, que se presume que a veces le pegaba, pues habla de moretones y hasta de un ojo inflamado, de las hijas de este matrimonio, gemelas, como dos gotas de agua y del potentado del pueblo, un empresario de éxito para el que la madre de las niñas trabajaba llevándole la contabilidad. Un día cualquiera, la madre de familia desaparece sin dejar rastro junto con una de las gemelas, la otra estaba en clase de música, el coche aparece calcinado a poca distancia. Pese a las investigaciones que se efectúan, nunca se llega a saber qué pasó con esa madre y esa hija y la familia fue cayendo en desgracia. La gemela "superviviente" se quedó al cuidado de su tía, porque el padre queda totalmente destrozado, y siete años después, cuando Sylvie regresa a su hogar en Coldharbour, la casa está en venta y a medio reformar, su padre en otra vida es un hombre roto y su antigua hermana gemela es ya una chica de 17 años que apenas tiene recuerdos de su hermana y su madre.
El desenlace del libro es adecuado, no es un gran final brillante de aquellos que dan ganas de aplaudir tras cerrar el libro, pero es correcto y bastante cerrado, lo que yo personalmente agradezco.
Como siempre, dejo un enlace de interés sobre la autora, aquí, para que podáis curiosear como yo en busca de novedades sobre la escritora.


sábado, 5 de agosto de 2017

Un lugar a donde ir, María Oruña

El argumento: Han transcurrido varios meses desde que Suances, un pequeño pueblo de la costa cántabra, fuese testigo de varios asesinatos que sacudieron a sus habitantes. Sin embargo, cuando ya todo parecía haber vuelto a la normalidad, aparece el cadáver de una joven en la Mota de Trespalacios, un recóndito lugar donde se encuentran las ruinas de una inusual construcción medieval. Lo más sorprendente del asunto no es que la joven vaya ataviada como una exquisita princesa del medievo, sino el objeto que porta entre sus manos y el extraordinario resultado forense de la autopsia. Cuando hasta los más escépticos comienzan a plantearse un imposible viaje en el tiempo, comienzan a ocurrir más asesinatos en la zona que parecen estar indisolublemente unidos a la muerte de la misteriosa dama medieval. Mientras Valentina Redondo y su equipo investigan los hechos a contrarreloj, Oliver Gordon, ayudado por su viejo amigo de la infancia, el músico Michael Blake, buscará sin descanso el paradero de su hermano Guillermo, desaparecido desde hace ya dos años, y descubrirá que la verdad se dibuja con contornos punzantes e inesperados.

Mi opinión: Con esta segunda novela que leo de esta autora me ha sucedido exactamente lo mismo que con la primera, la cogí con muchas ganas y a las pocas páginas me vine abajo, como si se me pasaran las ganas (no descarto que sea un problema personal mío y no tenga nada que ver con la literatura de la señora Oruña) y la abandoné durante unas semanas. Luego la volví a recuperar, en el caso de este volumen no necesité empezarlo de nuevo desde el principio pues no había estado tanto tiempo abandonada. Y ahí sí ya que me volví a enganchar y ya fue devorada hasta el final. 
Diré a favor de la escritora que su manera de escribir es ágil y cómoda de leer, no resulta pesada, ni empalagosa, ni hay que leerla con un diccionario cerca por lo rebuscado de sus palabras. Sí reconcozco que he buscado en (san) Google casi todas las localizaciones de la novela, empezando por la Mota de Trespalacios y acabando en el sótano de las golondrinas. Desconocía los datos que la autora nos facilita sobre la riqueza del suelo de Cantabria en cuevas y yacimientos prehistóricos y de otras épocas, pinturas rupestres y demás tesoros. Sinceramente, la lectura de esta novela dan ganas de ir por esos lares de vacaciones temáticas. 
Sobre el argumento, me ha parecido muy original la aparición de la chica muerta vestida de princesa medieval y con una moneda antigua entre las manos, me ha gustado mucho cómo ha deshilado la madeja que componen los diferentes hilos de los personajes de esta historia, que son muchos. 
A Valentina, Oliver, Sabadelle, Cardona y a otro gran número de personajes ya les conocíamos de la primera novela, Puerto Escondido (enlace necesario) y es casi como volver a encontrarse con un viejo grupo de amigos el abrir una novela y volver a verse con ellos. 
El estilo de esta escritora, tan descriptivo y hermoso me recuerda mucho a Dolores Redondo y sus descripciones de Navarra tan bellas que encontramos en la Trilogía del Baztán; si te gustó Dolores, es muy posible que María Oruña también te encante.
Al final del libro encontramos un guiño literario que nos hace pensar en que pronto tendremos una tercera parte a la historia de Valentina, Oliver y todos los demás. La espero con ganas. 
Dejo por aquí el enlace a la página oficial de María Oruña. 

lunes, 24 de julio de 2017

Puerto escondido, María Oruña.

El argumento: Oliver, un joven londinense con una peculiar situación familiar y una triste pérdida, hereda una casona colonial, Villa Marina, a pie de playa en el pueblecito costero de Suances, en Cantabria. Durante las obras de remodelación se descubre, en el sótano, el cadáver emparedado de un bebé, al que acompaña un objeto que resulta completamente anacrónico. Tras este descubrimiento comienzan a sucederse, de forma vertiginosa, diversos asesinatos en distintas ciudades de Cantabria -Suances, Santillana del Mar, Santander, Comillas-, que, unidos a los insólitos resultados forenses de las víctimas, ponen en jaque a la Sección de Investigación de la Guardia Civil y al propio Oliver, que iniciará un denso viaje personal y una carrera a contrarreloj para descubrir al asesino. Texto de las portadillas.

Mi opinión: Empecé a leer este libro con ganas, la idea me parecía original y como me encanta la novela policíaca, el thriller, el misterio e incluso el terror, me daba la sensación de que me lo iba a pasar bien con este libro. Pero algo pasó, a las 50 páginas o así, que lo abandoné, no sé bien si es que el texto pasa por una fase de meseta que hizo que perdiese el interés o fue algo personal, pero lo dejé durante al menos un par de meses; leí otros libros, lo fui dejando como último recurso y cuando todos los demás que tenía en cola ya estuvieron leídos, le di otra oportunidad a Puerto Escondido. Habían pasado unos meses, así que lo empecé de nuevo e intenté que no se me atragantase otra vez en el mismo punto y la verdad es que valió la pena. 
La novela es orignal, los personajes son interesantes y están vivos, no son caricaturas y personajes planos o vanos, y eso me gusta. Si bien el tema de la cienca forense ahora está en auge y rara es la novela policíaca o thriller que no trae una descripción de una autopsia como si fuese el guión de cualquier capítulo de la seria Bones.
El protagonista principal es Oliver Gordon, que hereda Villa Marina y decide venirse a vivir a la finca y convertirla en un pequeño hotel y justo el día que llega desde Londres a revisar las obras se encuentra en pleno atasco de tráfico con la llamada del jefe de obras que le comunica que han encontrado algo "raro" en el sótano de la mansión. ¡Y tan raro! Como que es un bebé muerto envuelto en su mantita y emparedado entre dos tabiques, y por si fuera poca cosa un niño muerto, además lleva consigo un colgante que representa a un antiguo dios suramericano.
Otra parte del libro, que al principio puede ser que no lleguemos a entencer o ubicar dentro de historia son las páginas de un diario que nos habla de los estragos que la guerra civil causó en los habitantes de los pueblos de la zona, especialmente en una familia que pierde a su madre y a un bebé durante un bombardeo. 
En el lado de los investigadores que intentarán solucionar el misterio del bebé momia de Villa Marina tenemos a Valentina Redondo, una durísima inspectora de la Guardia Civil con una peculiar mirada heterocromática, pues tiene un ojo verde claro y el otro de color negro. Ella y su equipo de investigadores serán los encargados de averiguar quién era ese crío y por qué alguien lo ocultó entre las paredes de la vetusta mansión. 
La novela tiene cierta similitud con la Trilogía del Baztán de Dolores Redondo, con sus hermosas descripciones de la zona de Cantabria, con su trama policíaca y su niño muerto, pero aún y así a mi me ha gustado. 
Dejo la página web de la autora por aquí.

viernes, 9 de junio de 2017

Doppelgänger, Gabri Ródenas.

El argumento:Doppelgänger es el vocablo alemán para definir el doble fantasmagórico de una persona viva. La palabra proviene de doppel, que significa «doble» y gänger: «andante». Su forma más antigua, acuñada por el novelista Jean Paul en 1796, es Doppeltgänger, 'el que camina al lado'.1 El término se utiliza para designar a cualquier doble de una persona, comúnmente en referencia al «gemelo malvado» o al fenómeno de la bilocación.
Los Doppelgänger aparecen en varias obras literarias de ciencia ficción y literatura fantástica, en las cuales son un tipo de metamorfo que imita a una persona o especie en particular por alguna razón, generalmente impresionante. (Definición de la palabra doppelgänger según wikipedia).

Mi opinión: Pese a ser un libro bastante cortito, me ha costado un poco en algunos momentos seguir adelante con él, en primer lugar porque había pequeños capítulos que no entendía qué sentido tienen en el contexto de la novela y en segundo lugar, porque hay algunas expresiones de psicología que hacen que el lector normal se siente desorientado. He tenido que dejar la lectura en un par de momentos y buscar el significado de esas expresiones para poder entender el contexto de lo que estoy leyendo.
La historia en sí es correcta, primero conoceremos a  Zacarías, un hombre destruído, hace poco tiempo que su esposa y su hijo fallecieron en un accidente de coche y él siente que su vida debió acabar entonces, que debió morir con el resto de su familia y que todo el tiempo que está viviendo de más, es tiempo prestado o robado a otra persona, puesto que está seguro que él ya no debería estar allí. Y para demostarse a sí mismo que está en la idea cierta, pone como ejemplo que él era escritor y desde que su familia falleció ha perdido el don. Se ha dedicado a otras cosas para intentar amainar el dolor, por ejemplo beber alcohol y vagabundear por los pueblos de los alrededores, pero ha perdido la capacidad de escribir ni una sola palabra más. Y en esta situación le da por leer casi compulsivamente y así cae en sus manos una de las obra de Edmundo Rosado.
En la otra punta del mundo encontraremos a otro hombre, que según dice la narración incluso tiene bastante parecido físico con el primero, también es escritor y también ha perdido a su esposa y su hijo en un accidente y se ha perdido él por el camino. Cuando supo que su familia había fallecido, dejó todo tal y como estaba en ese mismo momento y se echó a andar desierto a través, anduvo perdido tantos días que no estuvo presente en los funerales de su esposa y su hijo, cuando apareció fue directamente al hospital y desde ahí al psiquiátrico, a dónde ha estado hasta ahora, cuando le han dado el alta y vuelve a enfrentarse a la realidad de una vida que ya nunca será la que era. Bien, pues este hombre es Edmundo Rosado y como vemos, la vida de Edmundo y la del primer hombre son casi iguales, y ellos son tan parecidos que casi podrían pasar por la misma persona. Edmundo es el Doppelgänger de Zacarías.
Me gusta cómo el autor ha creado a dos personajes que se parecen, que han tenido la misma suerte horrible y cómo buscan la manera de sobreponerse o no a la tragedia de su vida, porque si bien Edmundo tendrá que seguir adelante, Zacarías no consigue abandonar los pensamientos de que él también debería haber muerto. 
Sobre el final del libro, decir que es un final "entornado", ni abierto ni cerrado, para que lo interpretes cómo quieras, pese a que dice bastante, siempre se pueden hacer interpretaciones. 
El relato en sí no me ha gustado especialmente, quizá el uso de lenguaje técnico en algunos puntos, como he dicho antes, me ha hecho deslucir la lectura, pero por lo demás se lee bastante rápido.
La página web del autor la podemos encontrar aquí.

sábado, 20 de mayo de 2017

Por trece razones, Jay Asher.

El argumento: Clay Jensen, estudiante de secundaria, encuentra un paquete en la puerta de su casa al regresar del instituto. Dentro del paquete, en una caja de zapatos y envuelto en papel de burbujas, se encuentran siete cintas de casete grabadas con la voz de Hannah Baker, una compañera del mismo instituto que se suicidó apenas un par de semanas antes. En las cintas, Hannah hace un repaso de 13 experiencias de su vida, relacionadas con 13 personas de su entorno que la abocaron a tomar la decisión de acabar con su vida, o al menos, no impidieron que llevase a cabo la idea de suicidarse. 

Mi opinión: No conocía a este autor, ni este libro, pese a que se publicó hace algunos años ya (en 2011, según wikipedia), pero está en cierta manera de moda porque hace poco se ha emitido una serie en la plataforma digital Netflix que está basada en este libro. Yo no tengo Netflix, no he visto la serie, pero quise leer el libro. Vamos a reseñarlo.
El chico que recibe las cintas, Clay Jensen, fue amigo y compañero de trabajo de Hannah en los años de instituto, siempre estuvo interesado en ella y posiblemente enamorado de ella, pero en cierta manera ambos eran inaccesibles el uno para la otra. Se miraban, trabajaban codo con codo, pero eran incapaces de tocar temas más personales o de abrirse el uno al otro en cuanto a los sentimientos que les surgían. Es a través de Clay y de los sentimientos que le produce oir las cintas grabadas que Hannah dejó a modo de carta de despedida, que viajaremos a través de las páginas de este libro. 
En la caja de zapatos que Clay encuentra en la puerta de su casa, hay siete cintas de casete de las de toda la vida, de esas que cualquiera que tenga aproximadamente treinta años tuvo en su juventud para grabar canciones de la radio; de hecho, mi coche tiene radiocasete, claro que mi coche tiene ya 15 años y es un poco antiguo. 
Siete cintas de casete con las caras numeradas del 1 al 13 en números caligrafiados en pintauñas azul, como explica en el libro. Lo primero que le sucede a Clay es que no tiene donde oir las cintas, le extraña encontrar un formato tan antiguo y se ve obligado a usar el viejo radiocasete que tiene su padre en el garaje, cuando descubre lo que son y que necesita salir a pasear por cientos lugares que se van nombrando en las cintas, decide ir a casa de un amigo que él sabe que tiene un viejo Walkman que aún funciona y pedírselo. Bueno, al final no se lo pide, se lo coge prestado... porque el amigo se da cuenta y le va a buscar y se lo dice: Tío, me has robado el walkman. Pero como sabe para qué es, le permite que se lo quede el tiempo  que necesite. 
Cada cara de cada cinta está dedicada -por así decirlo- a una persona que ha marcado, generalmente para mal, la vida de Hannah. Empieza contando cómo fue cuando llegó nueva al pueblo, cómo conoció a sus primeros amigos, cómo con el tiempo el grupo se fue disolviendo, etc... Su primer beso, cómo le afectaron los rumores que sobre ella corrían por el instituto, sus desengaños respecto a la calidad humana de sus compañeros... en fin. Cosas que le han sucedido durante los años de instituto y que se le quedaron dentro, hasta el punto de alimentar en su interior la idea de acabar con su vida. 
De los padres de Hannah se sabe relativamente poco en el libro, se dice de ellos que llegaron al pueblo para abrir un negocio (una zapatería) que de vez en cuando Hannah era castigada sin salir, se entiende que por las cosas normales de la adolescencia que hacen que quién más y quién menos, hayamos estado castigados alguna vez, que son ellos quienes descubren el cuerpo sin vida de su hija y que en el momento en que se cuenta la historia están ausentes de la ciudad, pues han viajado para enterrar a Hannah en su localidad de origen. 
Las personas que salen en las cintas tienen "la obligacion" de oir todas las cintas y pasarlas al siguiente, es decir, la persona que sale en la experiencia que ella cuenta en la cinta 1, debe pasarlas cuando termine a la persona que sale en la cinta 2, porque hay otra persona que tiene un segundo juego de cintas, que las ha oído, que sabe en todo momento el recorrido que las cintas deben estar haciendo y que si el circuito se para en algún momento, prometió a Hannah hacerlas llegar a la policía o la prensa. Dado que de algunas de las personas que salen en las cintas se cuentan experiencias que podrían ser consideradas delitos, todos han ido haciendo circular el paquete hasta llegar a Clay, que es quien nos sirve de hilo conductor. 
No quiero entrar en el debate de si los motivos que llevaron a la protagonista de la historia son suficientemente duros o no como para haberla llevado a suicidarse, pero sí quiero expresar que a mi me transmite que Hannah tiene cierta predisposición hacia el suicidio. Ella acaricia la idea en varios momentos de su vida y es con el avance de las cintas en donde va expresando cada vez con más convicción su deseo de morir. 
No quiero tampoco destripar el libro y contar quiénes salen en las cintas y por qué, por si acaso al igual que yo llegáis hasta aquí con ánimos de leer el libro y sin haber visto la serie de Netflix. Evidentemente Clay también sale en una de las cintas, si no, no hubiese recibido el paquete, pero para él, al menos, no hay malas noticias. Hannah llegó a sentir algo por él, al igual que él por ella, pero como digo en un párrafo más arriba, parece que no encontraban la manera de comunicarse y Hannah terminó por irse del mundo sin llegar a darse una oportunidad con Clay, que también la amaba. 
No voy a contar cómo Hannah acabó con su vida, si llegáis hasta aquí sin haber visto la serie, tendréis que leer el libro para descubrirlo.
El libro en sí no está mal, al autor no lo conocía y me ha sorprendido que sea un señor norteamericano de 41 años, aunque al ser el libro de 2011, cuando lo escribió estaba mediando la treintena. 
No sé si recomendarlo o no, ni a qué público, no sé si un adolescente que también se esté pudiendo plantear la idea de matarse se hará un bien a sí mismo leyendo esta historia, en cambio pienso que un adulto le sacaría más provecho porque puede verse reconocido en alguna de las experiencias y retrotraerse a la época escolar o del instituto, donde todo es tan difícil y el mundo se nos hace tan grande.
El perfil del autor en Wikipedia, aquí.

martes, 16 de mayo de 2017

Todo esto te daré, Dolores Redondo.

El argumento: En el escenario majestuoso de la Ribeira Sacra, Álvaro sufre un accidente que acabará con su vida. Cuando Manuel, su marido, llega a Galicia para reconocer el cadáver, descubre que la investigación sobre el caso se ha cerrado con demasiada rapidez. El rechazo de su poderosa familia política, los Muñiz de Dávila, le impulsa a huir pero le retiene el alegato contra la impunidad que Nogueira, un guardia civil jubilado, esgrime contra la familia de Álvaro, nobles mecidos en sus privilegios, y la sospecha de que ésa no es la primera muerte de su entorno que se ha enmascarado como accidental. Lucas, un sacerdote amigo de la infancia de Álvaro, se une a Manuel y a Nogueira en la reconstrucción de la vida secreta de quien creían conocer bien. La inesperada amistad de estos tres hombres sin ninguna afinidad aparente ayuda a Manuel a navegar entre el amor por quien fue su marido y el tormento de haber vivido de espaldas a la realidad, blindado tras la quimera de su mundo de escritor. Empezará así la búsqueda de la verdad, en un lugar de fuertes creencias y arraigadas costumbres en el que la lógica nunca termina de atar todos los cabos. Novela ganadora del Premio Planeta 2016.
  
Mi opinión: Este es el cuarto libro que leo de esta autora, tras la archiconocida Trilogía del Baztán, que leí en un impasse del blog y de los cuales no he hecho reseña, lo anoto en asuntos pendientes. Lo he cogido con muchas ganas, porque me encantó la forma en la que describía los paisajes y las situaciones en la citada trilogía, y no me ha defraudado. 
Al hilo de la trilogía, esta también es una novela negra, un poco thriller también, en el que el protagonista se enfrenta a un dolor intensísimo causado no sólo por la pérdida de su marido, sino por descubrir que había una gran parcela de su vida que él le había ocultado totalmente y esto le produce sentimientos enfrentados: sorpresa, dolor, indignación, desconfianza, estupefacción. Para Manuel las fases del duelo no son solo 5, porque las cosas que va descubriendo sobre Álvaro harán que el dolor se convierta en una espiral sin salida en la que poco a poco se va ahogando. 
La descripción de los paisajes, de la ambientación, de las escenas, es absolutamente maravillosa, hay momentos en los que puedes cerrar los ojos y (casi) aparecer allí, verles vendimiar o caminar por los pasillos del viejo pazo de los Muñíz de Dávila. Me ha gustado mucho que se haya mantenido en la línea tan descriptiva que usó en la Trilogía del Baztán, me gusta que sea tan evocadora. 
Los personajes son completos, Manuel es un escritor que, creo que como deben (debemos) ser un alto porcentaje de los que escribimos, estamos en cierta manera aislados del mundo y por eso, cuando empieza a descubrir cosas de la vida que su marido llevaba a sus espaldas el impacto emocional es mucho más fuerte, porque cuando escribe, como él mismo reconoce, está aislado del mundo; habita en un palacio que existe dentro de su mente, en donde nade su inspiración y donde viven los personajes y las historias sobre las que escribe y él es un mero transcriptor de lo que allí sucede. 
Me tomo la pequeña licencia de contarme entre los escritores porque me reconozco en el texto, en los sentimientos de Manuel cuando escribe, porque yo sentía lo mismo cuando escribía. Hábito que debo recuperar un día de estos. 
La trama es enredada, mucho... hay tantos momentos en los que no sabes quién es el bueno, quién el malo, quién era de verdad Álvaro, quiénes eran de verdad sus familiares, que me he pasado tres cuartas partes de la novela cambiando de sospechoso de unos a otros como si estuviera jugando un partido de ping pong y eso me encanta, me gustan los giros insospechados y las piruetas literarias siempre que no estén muy cogidas por los pelos. 
El extraño trío de "investigadores" que quieren saber la verdad, lo forman el viudo, Manuel; el teniente recién jubilado la gardia civil Andrés Nogueira y Lucas, un amigo de la infancia de Álvaro que actualmente es sacerdote y que nunca perdió el contacto con él. 
 El trato que da al protagonista homosexual me gusta, porque no me encuentro ante una exacerbación de la imagen del gay, no hay florituras, no hay necesidad de ello; estamos tan concentrados en Manuel y en su dolor, que lo de menos es la orientación sexual del ser amado que ha perdido. 
 Poco más puedo ni quiero decir sobre esta novela maravillosa, al menos para mí lo es, me ha gustado tanto que casi le doy la nota máxima. 
Como siempre, dejo el enlace a la página web de la autora, aquí. Y me comprometo a escribir las reseñas de los tres libros del Baztán en cuanto tenga un rato libre para echarles un repaso. 

miércoles, 10 de mayo de 2017

La biblia de los caídos, Fernando Trujillo.

El argumento: El mundo cuenta con un lado oculto, una cara sobrenatural que nos susurra, que se intuye, pero que muy pocos perciben. La inmensa mayoría de las personas no es consciente de ese lado paranormal... ni de sus riesgos. A veces la gente se topa con esos peligros y desespera, se atemoriza, y no sabe qué hacer ni a quién recurrir. Pero no todo está perdido... Dicen que en Madrid reposa una iglesia muy antigua, cuyo origen es desconocido. Allí, en su interior, frente a una cruz de piedra esculpida en uno de sus muros, se puede alzar una plegaria. También dicen que aquel que no tiene alma la escuchará, y si la fortuna acompaña, el ruego será atendido. 
Pero exigirá un elevado precio por sus servicios, uno que no todo el mundo está dispuesto a pagar. Mejor será asegurarse de que se quiere contar con él antes de recitar la plegaria (Texto de Amazon).

Mi opinión: Lo primero decir que este libro en formato para Kindle lo podréis encontrar en Amazon de forma gratuita casi permanentemente, ver enlace al libro en la última palabra del párrafo superior. Lo descargué porque el título me pareció muy sugerente y el nombre del autor me sonaba a que fuese español y pensé en darle una oportunidad a un autor que no conozco y así hacerle luego un poco de publi en el blog, que si bien este blog mío tampoco es que tenga una gran relevancia ni una cantidad apabullante de visitas, sí me gusta pensar que de vez en cuando alguien pasa por aquí y lee algunas de mis entradas. 
Ahora vayamos a por el libro; la historia me ha gustado, tampoco es que sea una historia súper complicada de entender, aunque hay muchos personajes y es una novela muy coral, con muchos diálogos y muchos pensamientos de los personajes. En principio es la narración de un exorcismo a una niña de 8 años hija de un gran empresario (corrupto) de un barrio bien de Madrid, aplaudo la localización en España, si bien no conozco Madrid personalmente, me gustan las localizaciones en sitios que sean fáciles de ubicar y reconocer. 
El texto está organizado en versículos, como una Biblia, un detalle simpático teniendo en cuenta el nombre del libro, suelen ser bastante breves, así que a la hora de decir "acabo este capítulo y me voy a dormir" sabes que te costará poco acabar el versículo en el que estés y dejarte listo el texto para comenzar la próxima vez por un versículo nuevo. 
Hay muchos personajes, y cuando digo muchos, quiero decir muchos y además muy variopintos, están los del lado del Bien: Álex, que no se sabe lo que es, una rastreadora que se llama Sara, Diego, que es un niño muy especial y que acapara gran parte del protagonismo de la novela, Plata que tampoco acabamos de saber bien qué clase de entidad es, los centinelas que son como enviados por los ángeles a hacerle los "recados" y el Gris. ¿Y quién es el Gris?
El Gris no tiene nombre, el Gris no tiene alma, el Gris no tiene recuerdos. Y a partir de ahí, se irá desarrollando toda una historia que te atrapará, porque lo de no tener alma es una gran faena, por no decir otra palabra más sonora que empieza por p y acaba en utada, pero también tiene sus aplicaciones útiles, por ejemplo en el tema que nos ocupa, un exorcismo, el Gris no corre el riesgo de que el demonio al que pretende expulsar salte a su cuerpo, porque no hay alma a la que pervertir dentro de su cuerpo. El hecho de que el Gris no tenga alma hace que mucha gente -personas y un abanico muy variopinto de seres- se sienta atraído irremediablemente hacia él. 
De la parte del Mal están los demonios y los típicos, pero también hacen apariciones de pasada en este volumen los hombres lobo, vampiros, brujos, magos, brujas, y los ángeles, aunque el tema de los ángeles sí se desarrolla un poco en esta novela, los demás personajes se desarrollarán mucho más -supongo- en los volúmenes posteriores. 
La novela en sí está bien desarrollada, aunque a veces pueda ser un poco caótica, sobre todo cuando habla Diego al que todos llaman el niño. Diego es un niño muy especial y tiene una verborrea increíble, pero será él quién ayude a ubicarse a la rastreadora que es la novata en el exorcismo, pues es su primera misión con ellos y está absolutamente perdida. Diego no puede mentir y eso hace de él un personaje que da muchísimo juego, el por qué no puede mentir lo tendrás que averiguar leyendo la novela, que no la quiero destripar del todo aquí. 
Como fallos... tengo que reconocer con gran pesar que el final de la novela no me ha gustado, es demasiado abierto, pero teniendo en cuenta que hay varios libros detrás de este primer volumen es de lo más lógico que sea así, por mucho que a mi me moleste; ya sabéis que soy súper fan de los finales que dejan todo atado y bien atado. 
Otro fallo que he detectado es que en las páginas 112, 113 y 114 (versión Kindle) se cuenta explícitamente que Diego facilita a la rastreadora la compresa manchada de sangre de una personaje para que ella rastree alguna información a través de ese objeto personal y a pocas páginas del final te dice que ese mismo personaje está embarazada. Teniendo en cuenta que lo que se narra en este volumen sucede en cosa de pocos días (diría si mi percepción no me ha engañado, que hablamos de menos de una semana), me pregunto cómo puede estar embarazada una mujer que tenía la regla hace pocos días, incluso si fuese físicamente posible, no sería detectable. Es un fallo que me ha dolido por lo evidente que es y que se haya colado en el texto. 
 Aparte de eso, la novela me ha gustado bastante y es posible que me anime a leer algo más de este autor en el futuro, la recomiendo a los fans de lo sobrenatural y el misterio.
Dejo la página de Wikipedia del autor, por aquí.

viernes, 5 de mayo de 2017

Dolores Claiborne, Stephen King.

El argumento: En la pequeña y remota isla de Little Tall, una mujer pasa toda la noche prestando declaración en comisaría. La acusan de un asesinato que afirma no haber cometido. Para demostrar su inocencia deberá contar una larga historia, remontarse a épocas anteriores y resucitar uno de los grandes misterios de la historia criminal de la isla.
Apoyado en un personaje fascinante y en el ambiente cerrado, casi claustrofóbico, de una minúscula población, King ha creado un monólogo tenso, vibrante, concebido como un ovillo del que el propio lector tirará sin parar hasta la última página, subyugado por una realidad que se va desvelando sutil y contundente (texto de Lecturalia.com).

Mi opinión:  En primer lugar aclarar que, en principio, no prentendía leer esta novela ahora, sino más adelante, pero estoy haciendo pruebas de formato y de carga con el Kindle y lo primero que hice fue meter un montón de libros de mi escritor fetiche y aunque luego puse algunos libros más de otros autores, todavía no me aclaro mucho con lo dicho (formato y carga) y luego no me salen los libros que he puesto y sólo me salieron los de King, así que de todos los que había escogí este, que me pareció atractivo. Y no me equivoqué. Digo esto por si parece que últimamente comento muchos libros de King, que es una verdad como un templo, que hay muchos en este blog porque es mi escritor favorito hasta ahora. 
Me ha sorprendido de este libro que no es de terror, al menos a mi no me lo ha parecido, me ha parecido más un thriller o un drama por encajarlo de alguna manera, en el que Dolores Claiborne se marca un monólogo impresionante y es ella y solamente ella la voz que nos cuenta toda la historia. Por supuesto que hay otros protagonistas, si no sería un aburrimiento tremendo, pero las voces de su marido, de sus hijos y hasta la de Vera -la señora de la imponente mansión para la que trabajará durante muchísimos años- las oiremos filtradas por la voz de Dolores. 
La historia de Dolores, pensándolo fríamente, es la historia de muchas de nuestras abuelas y antepasadas, que se casaron porque había que casarse con alguien, sin saber realmente si estaban enamoradas y que transmiten el regusto de tristeza de que hasta que no tuvo hijos no supo lo que era amar de verdad, pues con la convivencia llega la caída de las máscaras y se da cuenta que aquel muchacho al que miraba con cierto grado de adoración anhelando que él le hiciera un poco de caso y que cuando al fin le hizo caso acabó por embarazarla en pocos meses y de ahí a acabar casados todo tuvo que hacerse deprisa y corriendo, aquel muchacho no sólo no es azul, sino que tampoco es príncipe y que hasta para ser hombre le queda grande el nombre, porque tiene unos vicios muy desagradables, como beber más de la cuenta o levantarle la mano a su esposa porque tiene un mal día y alguien ha de pagar los platos rotos. 
Esta parte de la historia de Dolores me ha producido una gran tristeza por eso, porque da la sensación de que si no fuese por el amor que tiene a sus hijos y que recibe de ellos, sería una mujer que no ha sido amada nunca. 
Me gusta mucho cómo King es capaz de crear un personaje de mujer que piensa, siente y se expresa como una mujer de verdad, porque todos sabemos de personajes de un sexo creados por autores del sexo contrario que no tienen credibilidad ninguna, pero el caso de Dolores me ha resultado fascinante por su credibilidad, es totalmente una mujer pensando, comportándose y expresándose, por mucho que la haya creado y escrito un hombre. 
La relación de Dolores con Vera, la dueña de la mansión para la que trabaja durante más de 30 años, me ha llegado a arrancar alguna sonrisa, pese a lo trágico y escatológico de las anécdotas que cuenta, ya sabes, aquello de "seis pinzas de tender en cada sábana, Dolores, y no sólo cuatro" y las peleas que se echaban cuando Vera se empeñaba en hacerse caca encima pese a que Dolores le ponía la cuña una y otra vez y como era capaz de aguantarse durante horas hasta aprovechar un instante en que la sirvienta estuviera pasado el aspirador para ponerse de heces hasta las orejas, literalmente. 
La historia de Dolores Claiborne es sobretodo la historia de una mujer valiente, porque en el principio mismo de la novela, que narra una declaración ante la polícia, no lo olvidemos, ella con toda su sangre fría reconoce abiertamente que mató a su marido. En parte creo que lo reconoce tan abiertamente porque han pasado tantos años que el crimen debe haber prescrito si es que ese tipo de crímenes prescriben y porque está segura de que hizo lo mejor para su familia en ese momento. Joe St. George, su marido, era un hombre malo; malo porque sin venir a cuento un día le pega a ella y Dolores sin cortarse ni un pelo, cuando sus hijos están dormidos le deja bien clarito que jamás consentirá que le vuelva a poner una mano encima y desde ahí la relación entre ellos está terminada. Comparten casa, cama y mesa, pero ni siquiera son amigos; sobretodo cuando Dolores descubre que Joe está haciendo daño a sus hijos. Embebido por el alcohol que consume de forma compulsiva, se burla de su propio hijo Joe Junior porque es muy inteligente y saca buenas notas, incomprensible, ¿verdad? Alienta el mal comportamiento de su hijo pequeño Little Pete, animándole a meterse en líos en el colegio y hasta aplaude los castigos que le van llegando por decir palabrotas e insultar a las profesoras. Pero lo peor es cuando se vuelve "demasiado afectuoso" con su propia hija Selena, por ahí es por donde Dolores no está dispuesta a pasar y creo que cualquier madre haríamos lo mismo. Ojo, no me refiero a matar al marido (atención Spoiler), sino a enfrentarle en cuanto descubre lo que está pasando, dejarle bien clarito que no piensa tolerar que vuelva  a tocar a su hija y que en cuanto pueda se irá de casa con sus hijos y lo dejará abandonado cual perro rabioso. 
La historia me ha gustado mucho y además es un libro breve, de poco más de 100 páginas, así que se puede leer en un ratito, como quien dice. 
La recomiendo a todos los lectores del King más light, del Stephen King que de vez en cuando deja de escribir sobre demonios, coches encantados y dimensiones desconocidas y escribe sobre personas normales con vidas increíbles. 

Inferno, Dan Brown.

El argumento: El profesor de simbología Robert Langdon se despierta en un hospital en mitad de la noche, desorientado y con una herida en la cabeza. No recuerda nada de las últimas 36 horas. Ni cómo ha llegado hasta allí, ni el origen del macabro objeto que los médicos descubren entre sus pertenencias. El mundo de Langdon pronto se convierte en un caos y se ve obligado a huir por las calles de Florencia junto con uan inteligente joven, Sienna Brooks, cuyas hábiles maniobras le salvan la vida. Langdon no tarda en darse cuenta de que se encuentra en posesión de una serie de inquietantes códigos creados por un brillante científico; un genio cuya obsesión con el fin del mundo sólo es equiparable a la pasión que siente por una de las obras maestras más influyentes jamás escritas: Inferno, el oscuro poema épico de Dante Alighieri (Texto de la contraportada).

Mi opinión: Lo primero que hay que decir de esta novela es que es más de lo mismo de siempre de Dan Brown, sin que sea por ello ni bueno ni malo, sólo lo digo como advertencia de que si no te gustó El código Da Vinci o Ángeles y demonios, no te molestes en leer este libro. 
Me gusta de las novelas de Brown la cantidad de detalles que da de todas las ciudades que toma como protagonistas de sus libros, en los mencionados El código Da Vinci, era París y las obra de Da Vinci y en Ángeles y Demonios estábamos en la ciudad estado de El Vaticano; en esta ocasión empezaremos en Florencia y desde ahí viajaremos a otras localizaciones, como por ejemplo Venecia. 
La verdad es que desconozco si la barbaridad de datos históricos y arquitectónicos que aporta el autor están contrastados y son ciertos o estamos hablando de ciertas licencias literarias que se haya podido permitir para que la historia encajase. 
A diferencia de El código Da Vinci, que fue la primera novela que leí de este autor y que en su momento me fascinó, a Inferno me ha costado encontrarle el punto, me ha resultado muy mareante, porque (como siempre) le persiguen los malos todo el rato, pero de repente ¡oh, sorpresa! espera, que no son los malos lo que me están persiguiendo, son los buenos que están intentando desesperadamente contactar conmigo. Pero espérate cien páginas más porque la tortilla del agumento dará una vuelta con tirabuzón y resultará que los que ahora eran buenos, en el fondo siguen siendo los malos y estaban haciéndose pasar por buenos y en fin... que hay momentos en que la novela me ha causado una empanada mental importante y por ello me ha costado engancharme.
El tema de la obra de Dante Alighieri, la Divina Comedia, pues viene muy bien la historia, porque a poco que buscas los cuadros que diferentes autores que se van nombrando en la novela, para irles echando una ojeada y entrar en situación, te das cuenta de la importancia que tiene y tuvo siempre la obra de Dante, al punto de ser representada en muchísimas ocasiones en cuadros de otros autores tanto contemporáneos del florentino Dante, como de épocas posteriores. 
Y qué comentar del dilema moral trasfondo de la novela, el brillante científico del que se habla en la sinopsis pertenece a una especie de secta llamada Transhumanistas y además de creer en que la genética debe y puede ser modificada para alargar la vida del ser humano  y librarle de enfermedades genéticas y degenerativas, cree firmemente que la superpoblación a la que estamos sometiendo a nuestro planeta causará la extinción de nuestra especie cuando la Tierra no sea capaz de abastecer de alimentos y recursos a la ingente cantidad de personas que vivimos en el planeta y que además no paramos de reproducirnos incontrolablemente. 
De modo que este científico, basándose en la experiencia vivida por la humanidad con la plaga mundial de la Peste Negra, plantea a la presidenta de la OMS (Organización Mundial de la Salud) que tal como aquella vez, después del fallecimiento de un tercio de la población humana con la Peste Negra, la humanidad superviviente dio un paso de gigante en su evolución y desarrollo hacia el Renacimiento, si esto sucediese ahora.... si de alguna manera se pudiese eliminar aproximadamente a un tercio de la población actual del planeta, sin remordimientos de ninguna clase, podríamos dar un "descanso" a nuestro planeta y posiblemente favorecer que los planes de los transhumanistas de cara a mejorar la especie humana pudieran salir adelante. 
Como siempre en las novela de Dan Brown te has leído una novela de seiscientas páginas y resulta que todo lo que hay contenido entre la portada y la contraportada del libro ha sucedido en apenas 24 horas. Un día caótico eso sí, pero un día muy bien aprovechado. 
Y bueno, esto es todo lo que quiero comentar sobre Inferno de Dan Brown, una novela que no conocía, una película que no he visto y un libro que recomiendo para todos los fieles de Brown y los amantes de la cultura e historia italiana y de las ciudades de Florencia y Venecia. 
La página web de la novela la dejo por aquí

miércoles, 19 de abril de 2017

Ya tengo 37.

Sí, sí. Ya tengo 37 años. Me voy acercando a los 40 y no me hace ni un poquito de gracia, pero por otra parte, cumplir años significa que sigo viva. 
Hago esta mini entrada sólo para poder enseñaros el regalo que me ha hecho mi marido puesto que está relacionado con la literatura. 
¡¡Tachán!!
Se ve maravillosamente bien, incluso a la luz del sol y eso me encanta. Ya tengo juguetito nuevo.

La casa de hojas, Mark Z. Danielewsky.


El argumento: Will Navidson, un famoso fotoperiodista premiado con el Pulitzer, se traslada con su familia a una casa del entorno rural de Virginia en un intento de salvar su matrimonio, seriamente perjudicado por sus continuos viajes y su adicción al trabajo.  Además de Navidson, la familia está compuesta por la hermosa exmodelo Karen Green y los dos hijos pequeños de ambos. Poco después, Will descubre que la casa presenta una anomalía arquitectónica singular: su espacio interior es ligeramente más grande que el que debería ocupar según sus dimensiones exteriores. Este es el arranque de El expediente Navidson, un fascinante documento que narra los sucesos acaecidos en la casa de Ash Tree Lane, es decir, La casa de hojas. 
Will Navidson tratará de averiguar qué secreto esconde La casa de hojas, al mismo tiempo que procurará poner a salvo a su fmailia. Un viaje para el que recabará la ayuda de todos los medios a su alcance, incluida la de su hermano gemelo Tom, un profesor universitario y hasta toda una expedición de espeleólogos. Mientras Will y sus seres queridos se enfrentan a los peligos de esta casa encantada, un joven tatuador de Los Ángeles, el carismático y tierno Johnny Truant, malvive y quema las noches a una velocidad vertiginosa de la mano de su inseparable escudero, Lude. Las historias de Truant y Navidson se entrelazarán gracias a un hallazgo que cambiará la vida de todos los personajes inolvidables que pueblan esta monumental novela. (Texto de la contraportada). 

Mi opinión: Una amiga me recomendó esta novela muy encarecidamente cuando le comenté que me encantan las novelas de terror de Stephen King y debo decir que me costó encontrarla, pese a que se publicó en el año 2000, llegó a España aproximadamente sobre el año 2010 y todavía sigue con un precio bastante elevado; la media está en 27€, aunque la conseguí algo más barata en la aplicación Wallapop, unos 22€ de segunda mano en muy buen estado y con gastos de envío incluidos. 
Ahora voy a por el tema de la novela. La verdad es que si bien la historia no es que sea tremendamente original, sí que lo es la forma de maquetar el libro, os dejo dos fotos que sirvan como ejemplo de lo que encontraréis, aunque una foto se ha subido del revés tampoco se va a notar la diferencia: dentro de la novela encontraréis desde páginas con una sola palabra, a partituras, páginas abigarradas de letras con textos en varias direcciones y con diferentes fuentes, fotografías, poemas y aproximadamente unas 400 y pico notas a pie de página.

Acabas por ir dándole vueltas al libro para poder leer según qué páginas, porque lo mismo te encuentras letras que suben, o que bajan... muy curiosa la edición de esta novela. Resulta muy entretenida, si no fuera porque el libro pesa una barbaridad y quizá acabas hasta el gorro de darle vueltas. 
Sobre la trama, decir que la historia principal, la de Will y Karen y sus hijos y todos los personajes que acaban por entrar en la casa internando resolver el misterio de sus pasillos imposibles, me parece bastante buena, aunque me trae recuerdos de otras novelas que he leído anteriormente sobre casas misteriosas, si ir más lejos podría nombrar dos novelas del mismo S. King: La historia de Lisey y El retrato de Rose Madder, sobre todo la segunda, que va sobre un laberinto y un supuesto minotauro, personaje que es recurrente en toda la novela. 
La casa de hojas... ¿qué es lo que hace especial a La casa de hojas? pues para empezar que de repente un día aparece una puerta en una pared que da al exterior, en la que apenas cabría un armario empotrado y de poca profundidad, y al abrir esa puerta encuentran un pasillo completamente negro y sin iluminación, que se tarda en recorrer unos 5 minutos y medio. El tema, por si no fuera bastante con tener un pasillo fantasma en tu casa, es que el pasillo crece y mengua a voluntad, de modo que una noche Navidson se atreve a meterse por el pasillo y encuentra habitaciones, salas gigantescas y una escalera de caracol que baja hasta no se sabe dónde pero que se tarda varias horas en llegar hasta el final. 
Cuando empiezan a llegar los expertos en espeleología y se organiza una expedición, resulta que la casa es interminable, que la radio deja de funcionar a los pocos kilómetros (sí, kilómetros) de adentrarse en los pasillos y que la oscuridad es tan profunda que apenas logran iluminar su paso, pero además descubren que no están solos. De vez en cuando se oyen unos rugidos como si hubiera algo no humano, alguna clase de animal allí dentro. Algo que les persigue y puede ser capaz de hacerles perder la cordura. Y hasta aquí quiero tirar de este hilo, quiero que si alguien lo desea leer lo descubra por sí mismo.
Sobre la historia de Johnny Truant y sus más de 400 pies de página, pues para mi -repito, es mi opinión- ha sido casi una molestia, porque interfiere mucho en la historia principal, que para mí es la de la familia Navidson, el hecho de que te venga un numerito de nota al pie y que esa nota se extienda en divagaciones de Johnny a veces durante tres o cuatro páginas enteras. Cuando al fin la extensísima nota al pie termina, has de retroceder algunas páginas para retomar el hilo de la historia principal. 
Partes de la novela que encuentro accesorias en este libro de 709 páginas, las páginas de poesías, el buen montón de páginas que transcribe las cartas que Pelafina (me fascina el nombre), la madre de Johnny, le escribió a su hijo durante años desde el hospital psiquiátrico en el que permanece ingresada desde que él era un niño, hasta su fallecimiento; el montón de notas a pie de página que hacen referencia a entrevistas, revistas, libros, artículos y demás que (además) ni siquiera existen, han salido todos de la cabeza del escritor. 
La historia de Johnny en sí misma no me molesta, es la manera en la que está entretejida con la historia de los Navidson lo que me molesta, aparte de que es un personaje que en la contraportada del libro se describe como tierno y carismático y a mi no me parece ni una cosa ni la otra, la imagen que saco de él es la de un politoxicómano, promiscuo y obsesivo al que la transcripción del manuscrito de la novela que encuentra en la casa del vecino fallecido de su mejor amigo Lude casi le lleva hasta la locura y la muerte. 
Como curiosidad, comentar que la propia novela aparece dentro de la novela. Uno de los personajes está leyendo este libro dentro de la historia. 
Dejo por aquí el enlace a la web del autor y todavía no he decidido si recomiento esta novela o no porque es extremadamente original y por qué no decirlo, un tanto rara y complicada. 
Sinceramente, esperaba un poco más. 
Postdata: curiosidad curiosa, una más de las que contiene el libro, la palabra Casa aparece coloreada en azul en todas las ocasiones en las que aparece en la novela, en todos los contextos y en todos los idiomas.

viernes, 7 de abril de 2017

Mientras escribo, Stephen King.

El argumento: Pocas veces un libro sobre el oficio de escribir ha resultado tan clarificador, útil y revelador. Mientras escribo empieza con el relato de la asombrosa infancia de Stephen King y su extraño y temprano interés por la escritura. Una serie de vívidos recuerdos de la adolescencia, de la universidad y de los años de lucha que lo llevaron a la culminación de su primera novela, Carrie, aportan al lector ua amena y divertida perspectiva sobre la formación del escritor. A continuación King describe las herramientas básicas del oficio y expone sus opiniones personales sobre el secreto de la escritura. Mientras escribo culmina con el conmovedor relato de cómo su necesidad de escribir lo estimuló de su casi fatal accidente en el verano de 2000 (texto de la contraportada).

Mi opinión: Este pequeño libro ha sido para mi casi como asomarme por encima del hombro de mi escritor favorito, que es King, y ver cómo se gestaron algunas de sus más conocidas novelas. Me ha encantado descubrir en sus técnicas de escritura que odia hacer escaletas y esquemas y que no los usa para sus obras, que es algo que yo odio hacer y que cuando me he visto obligada a usar para cualquiera de mis escritos me ha hecho sentirme encorsetada y poco libre. 
King también es de la opinión de que el escritor es un mero transcriptor de lo que hacen sus personajes, que es como yo me he sentido muchas veces, como una voayeur de la historia que estaba sucediendo dentro de mi cabeza y que me esforzaba por escribir a borrones y grandes trazos antes de que la escena pasase y se me escapase como el agua entre los dedos. 
Descubrir que un grande la literatura como es para mi Stephen King tiene ciertos puntos en común con una humilde juntaletras como yo, que aún no he publicado nada y no sé si algún día siquiera volveré a escribir con la intención de, al menos, acabar dignamente alguno de los dos manuscritos que tengo a medias desde antes del embarazo de mi hija; y de esto hace casi 5 años.
Odio subrayar los libros y es algo que casi nunca hago, pero dentro de este casi se incluyen algunos ejemplares estupendos como El Alquimista de P. Coelho, El Secreto de Rhonda Byrne y ahora también Mientras Escribo de Stephen King. He subrayado frases como por ejemplo: 
- El acto de escribir puede abordarse con nerviosismo, entusiasmo, esperanza y hasta desesperación (cuando intuyes que no podrás poner por escrito todo lo que tienes en la cabeza y el corazón). Sepuede encarar la página en blanco apretando los puños y entornando los ojos, con ganas de repartir hostias y poner nombres y apellidos, o porque quieres que se case contigo una chica, o por ganas de cambiar el mundo. Todo es lícito mientras no se tome a la ligera. Repito: no hay que abordar la página en blanco a la ligera. (Página 119). 
-Escribir bien significa prescindir del miedo y la afectación. De hecho, la propia afectación (empezando por la necesidad de calificar de "buenas" determinadas maneras de escribir, y otras de "malas") tiene mucho que ver con el miedo. Escribir bien también es acertar en la selección previa de herramientas. (Página 141).
-Las palabras crean frases, las frases párrafos, y a veces los párrafos se aceleran y cobran respiración propia. (Página 149).

Para una aprendiz de escritora como yo, estas frases  entre otras, resultan inspiradoras y animan a retomar el hábito de escribir. 

Recomiendo este libro a todos aquellos que -como yo- a veces intentan escribir y se enfrentan al reto del folio en blanco, el desánimo o la falta de ideas, incluso a todos los que no son fans de Stephen King.

lunes, 20 de marzo de 2017

Quien pierde paga, Stephen King.

El argumento: "Despierte, genio."Así comienza la fascinante nueva novela de Stephen King sobre un lector fanático. El genio es John Rothstein, autor de culto y creador del personaje de Jimmy Gold. Morris Bellamy está fuera de sí no solo porque Rothstein haya dejado de escribir, sino también porque considera que el incorformista Jimmy Gold se ha vendido para dedicarse a la publicidad. Morris decide matar a Rothstein y vaciar su caja fuerte para llevarse un verdadero tesoro además del dinero: los cuadernos de notas de otra novela protagonizada por Jimmy Gold. Morris logra esconderlo todo antes de acabar en la cárcer por otro crimen terrorífico. Décadas más tarde, un chico llamado Pete Saubers encuentra el tesoro, y ahora son él y su familia a quienes han de salvar Bill Hodges, Holly Gibney y Jerome Robinson del vengativo y trastornado Morris cuando salga de la cárcel tras 35 años (texto de las portadillas). 

Mi opinión: Atención, esta entrada del blog puede contener espoilers, es un aviso por si aún no has leído este libro. 
Esta novela se presenta como la secuela de Mr Mercedes, pero puede leerse independientemente puesto que hace muy leves referencias al volumen anterior y a que la aparición de los personajes de Holly, Bill y Jerome es muy superficial. 
Según la sinopsis, Bill Hodges, Holly Gibney y Jerome Robinson han de resolver el problema de Pete Saubers, pero leyendo el libro he notado que Pete es perfectamente capaz de librarse de un asesino a sangre fría que lleva a varias víctimas a su cargo. 
El principio de la novela es impactante, cuando Morris y sus cómplices despiertan a John Rothstein con la intención de robarle los manuscritos y también el dinero, aunque a Morris la pasta es lo que menos le importa, se te pone la carne de gallina y vemos al más auténtico Stephen King en su manera de narrar con pelos y señales cada detalle de la escena. 
Pasan los años y mientras Morris está en la cárcel por otro delito que tendrás que descubrir leyendo el libro; Pete Saubers, un adolescente de aproximadamente 13 años, descubre sin querer el escondite donde Morris escondió todas las pruebas de aquel robo y asesinato, su familia está pasando por un momento terrible: la relación entre sus padres está a un hilo de romperse y su hermana Tina, unos años menor que él, está afectada por las continuas peleas y reproches de los que son testigos a diario ambos chicos. Su padre resultó afectado por el atropello del Mercedes en la feria de empleo y está tardando tanto en recuperarse que el nivel económico de la familia está cayendo a mínimos porque no puede volver a trabajar todavía y la madre aunque hace todo lo que puede, también está cansada de soportar todo el peso de la responsabilidad sobre sus espaldas. 
Pete decide hacer algo que, por una parte le honra y por otra te lleva a pensar en qué harías tú en la misma situación. Pete decide enviar periódicamente y de forma anónima el dinero a su familia en porciones iguales. Esta ayuda, este pequeño milagro anónimo hará que la presión que sus padres sienten por el peso de sus cargas se relaje y así se logre salvar la unión familiar. Pero todo lo que empieza ha de terminar y cuando pasados unos años el dinero se acaba, Pete intentará vender los manuscritos de Rothstein -de quién es un acérrimo fan- a un coleccionista privado que esté dispuesto a pagar mucho y a hacer pocas preguntas, para ello acudirá a la tienda de Andrew Halliday, antiguo amigo de Bellamy y que reconoce los cuadernos al instante y sabe qué son y de dónde proceden, aunque no sabe dónde han estado escondidos todos estos años. 
Y justo cuando Pete no podía tener más problemas, pues Halliday se descubre como un usurero que le intenta chantajear, Morris Bellamy sale de la cárcel con la libertad condicional y una única idea rondando su cabeza después de 35 años de espera... conseguir los cuadernos de John Rothstein y leerlos. 
Como dije al principio de la opinión, creo que si King hubiera seguido la historia sin introducir a Bill, Holly y Jerome también hubiera quedado redonda, puesto que la mayor parte de su aparición en la novela se reduce a perseguir a Pete por toda la ciudad, que a su vez va huyendo de Morris Bellamy. 
Como toque mágico final, el autor ha introducido de nuevo a Brady Hartsfield, que despertó del coma en las últimas páginas de la novela anterior y que permanece en estado vegetativo o no... Bill tiene la costumbre de visitarlo periódicamente sólo por estar seguro de que no se producen cambios en su estado, pero pronto empiezan los rumores de que en la zona cercana a la habitación de Hartsfield empiezan a moverse y a caer cosas de manera inexplicable. ¿Será que al reiniciarse el cerebro de Brady tras los golpes de la cachiporra que le dio Holly algo se ha activado en su interior y ahora tiene una suerte de telequinesia? 
Tendremos que esperar a la tercera entrega para ver cómo Stephen King desenreda y desarrolla este y otros cabos sueltos que quedan entre los dos libros ya publicados.

domingo, 19 de marzo de 2017

Mr Mercedes, Stephen King.

El argumento: Justo antes del amanecer, en una decadente ciudad estadounidense, cientos de parados esperan la apertura del a oficina de empleo. De pronto, imperceptible hasta que lo tienen prácticamente encima, un Mercedes surge de la fría niebla y atropella a todos los que se cruzan en su camino. Acto seguido, el conductor da marcha atrás y vuelve a arremeter contra ellos. El asesino huye dejando tras él 8 muertos y 15 heridos. 
Meses después, Bill Hodges, un policía jubilado obsesionado con este caso sin resolver, recibe una carta anónima de alguien que se declara culpable de la masacre. Brady Hartsfield vive con su madre alcohólica en la casa donde nació. Disfrutó tanto sintiendo la muerte debajo de los neumáticos del Mercedes que ahora quiere revivir la emoción (Texto de la contraportada).

Mi opinión: Lo primero que quiero comentar, como anécdota, es que me costó encontrar este libro en castellano, en el centro comercial donde siempre lo veía estaba en inglés y me llamó tanto la atención que lo busqué hasta conseguirlo a través de la página Iberlibro. 
 En esta novela, el genial Stephen King abandona un poco su vena terrorífica y se adentra en la novela policíaca, aunque evidentemente no falta el toque misterioso suyo tan característico. 
El argumento a mi me ha parecido estupendo, un tipo que está un poco a vuelta de todo pese a su juventud y que tiene la idea macabra de matar a gente, cuanta más mejor y para ello se vale de su poder de persuasión para conseguir un gran coche y aprovecha la feria del empleo para hacer un atropello múltiple y dar una gran campanada. Pero le puede la soberbia y cuando observa que pasa el tiempo y nadie le coge, que nadie sospecha de él ni un poquito... se pone en contacto con Bill Hodges para apuntarse el tanto de que él es el asesino del Mercedes y que es mucho más listo que los demás, pues nadie ha conseguido atraparle. Con lo que no contaba es que Bill, aunque retirado y en una forma física bastante precaria es un hombre muy listo y al enviarle esa misiva, se ha descubierto a sí mismo y les ha puesto tras su pista. 
Los personajes de King siempre me gustan, es una cosa invariable en todas sus novelas que todos los personajes estén vivos: tienen personalidad, pasado y presente, les tomas afectos u odios con facilidad y eso a mi particularmente me encanta. 
Como siempre recomiendo esta novela a los lectores aficionados a King y a su obra o a otros escritores similares, pues aunque cambie de temática su estilo propio es muy reconocible. 
La historia está muy bien narrada, el final es abierto, pero ya en el momento de comprar el libro sabía que la idea de King era la de hacer una serie, posiblemente una trilogía, con los mismos personajes  y que esta que nos ocupa -Mister Mercedes- es la primera entrega. 
En mi propia reseña analizaremos la segunda parte de esta serie, llamada Quien pierde paga.

martes, 7 de marzo de 2017

(Yo) Antes de ti, Jojo Moyes.

El argumento: Louisa Clark sabe muchas cosas. Sabe cuántos pasos hay entre la parada del bus y su casa. Sabe que le gusta trabajar en el café Buttered Bun y sabe que quizá no quiera a su novio, Patrick. Lo que no sabe es que está a punto de perder su trabajo o que son sus pequeñas rutinas las que la mantienen en su sano juicio. Will Traynor sabe que un accidente de moto se llevó sus ganas de vivir. Sabe que ahora todo le parece insignificante y triste y sabe exactamente cómo va a solucionarlo. Lo que no sabe es que Louisa está a punto de irrumpir en su mundo con una explosión de color. 
Y ninguno de los dos sabe que va a cambiar al otro para siempre.(Texto de la contraportada) 

Mi opinión: Atención, puede contener espoilers, lee con precaución si tienes intención de leer la novela sin que nadie te la sabotee. 
Esta es la quinta novela que leo de la misma autora, tras El viaje de las novias, El bazar de los sueños, La casa de las olas y Hasta siempre, mi amor.  Todas las anteriores me habían gustado sin ambages, gustado en general por su forma de narrar, por el tema escogido, por el carisma de los personajes, por reconocer su estilo propio historia tras historia, pero aquí Jojo Moyes se ha embarcado en una novela que trata un tema que estando bien entrado el siglo XXI sigue siendo un tabú en la mayoría de los casos, el suicidio asistido o eutanasia. 
Will era un triunfador, tenía todo lo que podía soñar, no sólo porque se lo trabajase a diario, sino porque además proviene de una familia con con excelente nivel económico, pero todo cambiará cuando sufre un accidente que le deja tetraplégico; es decir, prácticamente paralizado desde los hombros hasta los dedos de los pies, puede girar el cuello y tiene la cabeza en perfecto funcionamiento, pero apenas logra algún movimiento reflejo ocasional en algún dedo de una de sus manos. El hecho de pertenecer a un nivel acomodado económicamente, le permite disponer de los mejores tratamientos, visitar a los mejores especialistas y usar las mejores sillas de ruedas motorizadas a la venta, con tal de disponer mínimamente de su propia independencia, pero eso no ha evitado que no tenga deseos de vivir, incluso que haya intentado suicidarse torpemente, ya que no puede apenas moverse, por lo que ha decidido en contra de la voluntad de su familia, desplazarse hasta Ginebra y administrarse la eutanasia. Para él la vida carece de sentido, no es capaz de resignarse a vivir así, a pesar de disponer de las "máximas comodidades" dentro de lo que cabe, no puede contentarse con vivir así hasta el final de sus días y ha dado a su familia un plazo de seis meses para hacerse a la idea.
En su desesperación, los padres, especialmente su madre, buscan a una cuidadora que se salga de lo normal, más que una enfermera buscan a alguien que sea capaz de ser su amiga, con tal de conseguir que Will cambie de opinión, pues ellos se oponen totalmente a su deseo de dejar de vivir. 
Ahí es donde entra en acción Louisa, en adelante Lou; acaba de quedarse sin trabajo, vive con sus padres, que tampoco están en una situación económica muy boyante y desde la oficina de empleo la envían a casa de los Traynor a optar al puesto de cuidadora de Will. 
Y casi milagrosamente lo consigue. Ahí empieza su trabajo, la principio aburridísimo, pues Will se niega relacionarse con ella, durante las primeras semanas incluso se niega a hablarle más que lo justo, pero con el paso del tiempo, Lou, que pertenece a otro estrato social se convierte en un asombroso descubrimiento para Will, que le recomienda libros, le habla de viajes, le enseña películas que ven juntos para que ella pueda abrir sus horizontes y confiar en sí misma más de lo que lo hace. 
Pasan los meses y Lou y Will son amigos y es entonces cuando ella descubre lo que él ha planeado y que se le está terminando el tiempo y decide hacer algo, entrar en acción y llenar sus últimos meses de experiencias nuevas, demostrarle que aunque sea un cuerpo atrapado en una silla de ruedas, es afortunado al poder contar con buenos equipos y buenos cuidadores y que hay un montón de cosas que todavía puede hacer.
Y hasta aquí quiero escribir. No quiero descubrir el final del libro, quiero que si habéis llegado hasta aquí buscando una opinión podáis ser capaces todavía de leerlo sin que os haya chafado el final.
Quiero decir que me parece una manera muy interesante de abordar un tema tan controvertido como es la eutanasia, ¿cómo aceptar que tu hijo no quiera seguir viviendo? ¿Querrías seguir viviendo enclaustrada en tu propio cuerpo, un cuerpo que aunque joven, por estar paralizado, sufre de problemas de salud causados por su propia parálisis?
Es un ejercicio de reflexión y aunque me ha gustado el final, es decir, la conclusión de la novela, no me ha gustado porque.... Bueno, es mejor que lo leáis vosotros mismos. 

sábado, 28 de enero de 2017

Fraude al descubierto, Mary Higgins Clark

El argumento: Ayudante de una reputada interiorista y madre de una niña de cuatro años, Lane Harmon está acostumbrada a entrar en casas de ensueño. Optimista de nacimiento, a Lane le resulta fascinante el mero hecho de poder echar un vistazo a estos mundos tan ajenos al suyo y disfruta con la recompensa de superar las expectativas de sus exigentes clientes. Cuando su jefa le encarga la redecoración de una modesta finca, sabe que es algo inusual. Pronto descubre que la casa pertenece a la esposa de Parker Bennett, un financiero de mala reputación y caído en desgracia. Bennett desapareció dos años atrás mientras navegaba en su velero por el Caribe, justo antes de que saliera a la luz que los fondos que gestionaba se habían esfumado. ¿Fue un suicidio o había tramado su desaparición? Lane queda conmovida tras conocer a la señora Bennett, una mujer aparentemente convencida de la honradez de su marido, y al hijo, Eric, decidido a probar la inocencia de su padre. Pero hay algo que Lane no sabe: cuanto más se acerca a los Bennett más pone en riesgo su vida y la de su hija. 

Mi opinión: Para empezar diré que este libro me ha parecido algo flojo en comparación a otros que he leído de la misma autora, veo que no tengo aún ninguna reseña de Mary Higgins Clark en este blog así que supongo que los debí leer durante el tiempo en que este blog estuvo a la deriva y no llegué nunca a escribir las reseñas, lo dejo anotado en tareas pendientes. 
Voy a dar un paseo por dentro del libro y sus personajes. La protagonista es Elaine (Lane) Marsha Harmon, de treinta años, viuda y madre de Katie, una niña de cuatro años que nació después del fallecimiento de su padre, en un terrible accidente de tráfico. Lane ha salido con algunos hombres desde que es viuda, pero sentirá una gran atracción hacia Eric Bennett en cuanto lo conozca, pues Eric es, además, un hombre encantador y seguro de sí mismo pese a la espada de Damocles que pende su cabeza desde hace dos años en forma de acusación de cómplice en el gran desfalco que hizo su padre antes de... ¿morir ahogado?
Parker Bennett salió a navegar con su velero, que fue encontrado más tarde a la deriva y en ruinas cerca de unas islas, se supuso inmediatamente que Parker había fallecido ahogado al caer al océano durante una tormenta; poco después se sabría que su empresa había provocado un desfalco de cinco mil millones de dólares y en seguida las dudas sobre su naufragio se tornaron en sospecha sobre una multimillonaria huída al extranjero. 
Su "viuda" Anne Bennett y su hijo, Eric, que había trabjado con él, llevan dos largos años soportando que todos les acusen de ser cómplices en el robo de Parker y de saber dónde se ha escondido durante este tiempo. 
Cuando Lane entra en la vida de los Bennett para decorarles la discreta casa a la que Anne se mudará tras abandonar la gran mansión familiar, que debe ser vendida para pagar a los acreedores, no se imagina que se verá envuelta en la trama de investigación que vigila muy de cerca a los Bennett para descubrir si de alguna manera siguen en contacto con Parker, a quien poca gente considera ya muerto en aquel misterioso naufragio.
Los personajes me han gustado mucho, aunque compadezco a Lane por trabajar a las órdenes de una tirana y no se puede evitar sentir en seguida una corriente de simpatía hacia algunos personajes, por ejemplo hacia Anne, que pese a ser la esposa del defraudador ha sufrido muchísimo y está al límite de su propia salud. 
La historia me parece muy bien desarrollada, pero tal y como he dicho al principio de la reseña, tal vez un poco floja en comparación con otras novelas de la autora. Quizá esta sensación se deba a que está ambientada en un ambiente social más acomodado, la clase alta, y eso lo hace parecer todo más relajado y tranquilo que si estuviera ambientada en las ajetreadas vidas de personajes de clase media o incluso baja, que se ven abocadas a vivir al día. 
Como siempre, dejo el enlace al perfil de la autra en wikipedia, aquí.