Próxima reseña:

Próximas reseñas:

Fin de guardia, Stephen King.

sábado, 14 de mayo de 2011

Noches de baile en el infierno, Varias autoras.

 El argumento: Cinco historias cortas (o medias) de cinco autoras de novelas de Género sobrenatural. Contiene: La hija de la exterminadora, de Meg Cabot; El Ramillete, de Lauren Myracle, Madison Avery y los Carontes, de Kim Harrison; Verdades, de Michele Jaffe y El Infierno en La Tierra, de Stephenie Meyer. Vampiros, ángeles, demonios y guardianes del infierno se pasean entre las páginas de este volumen, cuyo punto en común es que todas las historias se desarrollan con el punto en común de los bailes de fin de curso típicamente americanos.
Mi opinión: Aunque el libro en sí me ha gustado y me ha parecido cómodo y fácil de leer, tengo que decir que algunas historias están cortadas de tal forma que parece que dieran pie a seguir, como si sólo fueran el capítulo primero de una novela larga.
La primera historia, de Meg Cabot, es una que tiene un final muy abierto, puesto que se quedan en espera de que aparezca un vampiro mayor para vengar la muerte de su hijo a manos de la protagonista de la historia.
La segunda historia, de Lauren Myracle, es quizá la más conmovedora a la par que divertida; la osadía y desesperación de unas adolescentes llevan a cometer la locura de solicitar los servicios de una medium para ver si una de ellas acudirá acompañada al baile de fin de curso o no. Es el punto de partida para una historia de amor con trágico fin.
La tercera historia, de Kim Harrison, trata de ladrones de almas que matan porque ciertos nombres aparecen en unas listas y éstas se han de cumplir. Es quizá la historia que más me ha gustado y que más me hubiera gustado que fuese el primer capítulo de una historia larga. Muy original la aparición de los Carontes (un personaje de la mitología griega encargado de conducir a los muertos a través del río Aqueronte hasta el reino de Hades) aquí los Carontes son los guías de las almas, que les ayudan a llegar a su sitio correcto una vez desprendidas de su cuerpo mortal.
La cuarta historia, de Michele Jaffe, también ha estado muy bien, aunque me ha resultado un tanto liosa en cuanto al estilo narrativo, ha habido puntos en los que no sabía quién era la chica que hablaba, si Miranda o Sibby. Poderes sobrenaturales, persecuciones, el ansia por conocer la respuesta a todas las preguntas... muy buena, pero un poco liosa.
Y la quinta y última historia, de Stephenie Meyer, pues ha sido un poco rara, será porque sólo he leído de esta autora la famosísima saga Crepúsculo, pero la noto como rara. Aún así, si consigue una abstraerse y concentrarse en al historia no está mal. ¿Puede un ángel amar a una diablesa? ¡Quién sabe!
En general me ha gustado, lo recomiendo para aquellas personas que no se atreven a meterse en la harina de leer una novela larga, por problemas de tiempo o porque no pueden concentrarse tanto, prefieren historias cortas.
Los perfiles de las autoras en Wikipedia, a continuación: Meg Cabot, Lauren Myracle (en inglés), Kim Harrison (en inglés), Michele Jaffe y Stephenie Meyer.

jueves, 5 de mayo de 2011

Nadie te encontrará, Chevy Stevens.

El argumento: La vida de la prometedora agente inmobiliaria Annie O'Sullivan cambiará radicalmente tras la última jornada de puertas abiertas programada en su agenda. El último cliente de la jornada le dará un terribe cambio a su vida, la mantendrá secuestrada durante 1 año. Un año en el que su vida se convertilrá de la de una prisionera condenada a los horrores más absolutos bajo las normas estrictas hasta el dolor extremo de el Animal, su secuestrador. Pero una vez liberada, Annie deberá enfrentarse al más difícil todavía, recuperar su vida...
Mi opinión: Leer este libro ha sido una grata sorpresa y un desafío a la sensación de claustrofobia que transmite. Me ha gustado mucho, pese a su crudeza, la lectura de este libro. Es una experiencia dura adentrarse en el encierro de Annie, en cómo tiene que someterse una vez tras otra bajo la perversión de el Animal, cómo deja de ser humana día tras día, cómo rechaza su propio cuerpo hasta que siente como algo se remueve en su interior. No quiero dar pistas acerca de los giros del argumento de este libro, porque de verdad que considero que debe ser leído con la mente abierta.
Tras un año de ausencia, Annie debe enfrentarse a retomar su vida, a aceptar que ella ha cambiado tan profundamente que ya no se reconoce ni ante los espejos, ni ante sí misma, ni ante su familia. Pero intentar volver a ser la que fuera le hará descubrir el lado oscuro de la gente que la rodea, le hará ver que no todos son tan inocentes como parecen y que hay más cabos sueltos de los que debería haber en su secuestro.
Aunque podría encontrar alguna que otra pega al final de la historia, ya sabéis que tengo obsesión con los finales perfectos y estos son difíciles de encontrar; en este caso tenemos un final un "poquito" abierto, pero justo con respecto al desarrollo de la historia.
Me ha inquietado mucho el hecho de que la autora de la novela trabajase en lo mismo que la protagonista cuando escribía la historia, ya se sabe que uno escribe mejor sobre lo que mejor sabe, pero yo con esta historia en mente me pasaría el día en paranoia continua y desconfiando de todo el mundo. Admiro su valor, sin duda; y su sangre fría. Me parece un debut digno para una autora novel y creo que promete como escritora, sin lugar a dudas echaré un vistazo a lo próximo que escriba.
La página web de la autora, aquí.