Próxima reseña:

Próximas reseñas:

Un lugar a dónde ir, María Oruña.

martes, 27 de abril de 2010

Déjame entrar, John Ajvide Lindqvist

El argumento: Oskar es un chico de doce años al que varios de sus compañeros de clase tiene bastante torturado, y al que el resto de compañeros no ayuda, en parte por miedo a ser también pasto de las bromas de los que pegan a Oskar y en parte también porque consideran al muchacho un perdedor. Pero una tarde, ya oscuro, conoce a una chica que se ha mudado al apartamento que está pared con pared al suyo, Eli. Ella resulta ser una niña muy rara, pero Oskar y ella enseguira entablarán amistad.
Mi opinión: Lo primero es lo primero, voy a intentar no hacer espoilers sobre la trama del libro, porque si bien ahora mismo no está pasando por aquí ni el tato, puede que algún día caiga por aquí alguien que aún no se lo haya leído. La historia prometía mucho, nada de vampiros de la nueva hornada (Crepúsculo y similares) yo prefiero los clásicos; pero las promesas se quedaron en frases huecas, y este buen comienzo de la historia acaba en una historia ñoña, aburrida y llena de momentos en los que he pensado: Esto no tiene ni pies ni cabeza, o: El escritor estaba muy fumado cuando escribió esto.
A ver cómo pongo esto sin desvelar los misterios... Oskar es un pobre ente patético, pero va metamorfoseándose a lo largo de la historia hasta convertirse en un pequeño cab*** capaz de hacer él también cosas malas.
Hay cierto grupete de personajes en la novela, con nombres muy parecidos y que los pobres siempre están con el vicio, que resultan tristes, patéticos y agobiantes. Yo hubiera prescindido tranquilamente de ellos y me lo hubiera currado un poco más, personajes más activos, gente con más personalidad, son demasiado planos y están constantemente borrachos.
El mito vampírico de la protagonista, que resulta no ser "la", y ya me callo, también tiene algo de la propia cosecha del autor o quizá se trate de viejas leyendas suecas.
El libro en sí me ha resultado aburrido, me ha costado terminarlo y además, lo iba comentando con mi pareja, a ver qué le parecía a él. Hemos llegado a la conclusión de que promete más de lo que finalmente es, lo que viene a ser un mucho ruido y pocas nueces.
El final lo he encontrado malo, muy malo, al menos me hubiera gustado que la historia hubiese estado bien rematada, con un final o bien abierto, dando pie a una posible segunda parte, o bien cerrado, dejando todos los puntos sobre todas las íes y todo bien atado. Los finales ambiguos dan la imagen de un escritor perezoso. Esa es mi opinión.
El perfil del autor en la Wikipedia, aquí.
También se ha hecho una película basada en este libro, la que no he visto, todo hay que decirlo. Cuando se hace una película sobre un libro prefiero leer primero el libro, a riesgo de que no me guste luego la película, porque si no, me pasa que me "contamino" con las caras de los actores y sus gestos y se "frena" mi imaginación y ya no disfruto tanto de la lectura, no acojo el libro con la mente tan abierta como quisiera.
Prefiero que no me guste la película a que no me guste un libro, sinceramente.
Este es, según Youtube, el tráiler oficial de la película, en español.




Actualización a 7 de noviembre de 2011: Por fin vi la película y tengo que decir que pese a ser bastante fiel a libro, me resultó igual de desconcertante que el mismo. Ni fú ni fá, qué le vamos a hacer.

viernes, 23 de abril de 2010

Sant Jordi, el día del Libro.

Hoy es el Día del Libro, para los que vivimos en Cataluña, seamos o no catalanes, hoy es la festividad de Sant Jordi; donde es tradición que los chicos regalen a sus chicas una rosa, y las chicas obsequien a sus chicos con un libro.
El día de Sant Jordi es el día que más libros se venden en Cataluña. Aquí, en el pueblo donde vivo, los kioskeros sacan mesas a la calle, forradas con la bandera catalana (la senyera) y hacen el muestrario de libros con la intención de vender el obsequio estrella de la diada. Y en el pueblo de al lado, la rambla entera se convierte en una enorme librería al aire libre, y hoy además favorecidos por el buen clima de hace, con un bonito sol luciendo en el cielo.
En cambio con las rosas se ha perdido gran parte del glamour que una flor tan bonita debería llevar implícita; el día de hoy puedes conseguir una rosa en cualquier semáforo del pueblo y en muchos de los supermercados. Eso sí, baratas no son, te pueden pedir lo que les parezca a ellos bien por una simple rosa, aunque algunas vienen acompañadas de una espiga de trigo y el celofán que los envuelve también decorado con la bandera catalana.
Verdaderamente no alcanzo a entender algunas tradiciones, por ejemplo esta de la rosa y el libro. Regalar dos cosas tan dispares... la rosa es extremadamente perecedera y raro será que ninguna de las miles de rosas que hoy se venderán en Cataluña alcance a vivir más de una semana o diez días. Y el libro, es libro es literatura y como tal imperecedera, siempre que lo conserves lejos del fuego y el agua, un libro lo podrás leer hoy y volverlo a leer dentro de cincuenta o cien años. Yo misma, que no tengo tantos años, tengo ya libros que vienen acompañándome desde hace 12 ó 15 años.
Desgraciadamente hoy no podré ir a cazar ofertas literarias en los estands de las librerías, porque el tema económico no anda muy bollante, pero eso es lo de menos. Le pedí a mi chico que no invirtiese en algo tan perecedero para mí (además yo prefiero un libro), pero mi padrastro ha llegado hoy con una rosa para mi madre y otra para mí, así que, ¡finalmente sí que tengo rosa! Ha sido una agradable sorpresa porque no lo esperaba.
Y sobre la leyenda de Sant Jordi (San Jorge) pues que iba a transcribirla aquí, pero ha resultado ser bastante larga y un poco ñoña, además que tiene alusiones marcadamente religiosas que me han desagradado un poco, así que haré un micro resumen de lo que he leído.
En la ciudad de Silca, perteneciente (según la leyenda) al país de Libia, llevaban muchos años amenazados por la presencia de un dragón que vivía en el lago; los habitantes de la ciudad habían intentado cazarlo, sin éxito y el dragón era muy apestoso (es cierto, lo dice la página donde he leído la historia); para que les dejase vivir tranquilos, los ciudadanos le alimentaban con dos ovejas diarias.
Llegó el momento en que casi no quedaban ovejas y difícilmente iban a poder crian una nueva partida de animales al ritmo que se los comía el dragón, así que el Rey (que debía ser un cachondo) dijo que a partir de ese día, al dragón había que darle una oveja y una persona, que sería elegida por sorteo. El problema vino cuando cada vez quedaba menos gente y al final acabó por tocarle el premio de ser devorada por el dragón del lago a su querida hija, y ahí sí que ya no quiso jugar. Pero las gentes del pueblo, que todos habían perdido a algún familiar por la "genial" idea del rey de darle al dragón de comer personas y ovejas, no quisieron perdonarle la vida a la princesa.
Iba la princesa rumbo a ser devorada por el dragón cuando se cruzó con San Jorge, que viéndola que lloraba le pidió que le contase sus cuitas, tras hacerse la remolona, la princesa terminó por hablar y decirle al caballero que debía ser sacrificada como alimento para un malvado dragón que tenía atemorizado a su pueblo. Pero el caballero, que tenía una fe inquebrantable, dijo a los habitantes del pueblo que si todos se metían en el agua y se bautizaban, Dios le ayudaría a derrotar al dragón... Allá que fueron más de 20mil personas y se bautizaron (esta es la parte religiosa que decía que me molestaba) y luego San Jorge mató al dragón. Llevaron al animal, arrastrado por no se cuántos caballos a una explanada que había bastante lejos del pueblo, recordad que he dicho antes que el dragón apestaba... y más en putrefacción.
Luego el Rey quiso darle un montón de dinero a San Jorge por haber salvado a su hija (y al resto del pueblo supongo) y el caballero lo rechazó, pidió que se repartiese entre los pobres de la ciudad) Con el tiempo terminaría construyéndose una iglesia en honor de Santa María y San Jorge.
Esta es mi mini versión de la leyenda de San Jorge, sé que no me ha quedado muy seria, pero es que tenía tela... no la había leído hasta hoy, y la que he usado la he sacado de aquí. Si esta resultara no ser realmente la verdadera historia de San Jorge y el dragón, ruego a todos los catalanes que me disculpen.

sábado, 17 de abril de 2010

La Tienda (Cosas Necesarias), Stephen King.


El argumento: En el pequeño y aburrido pueblo de Castle Rock en Maine la apertura de una pequeña tienda es toda una revolución, sobre todo si en esta pequeña tienda puedes encontrar aquello que siempre quisiste tener, aquello que te atormentó no poder conseguir cuando eras un crío, aquello por lo que hoy en día darías todo lo que pudieses con tal de tenerlo... Pero las cosas tienen un precio y esos productos tan especiales no sólo se pagan con dinero. El dueño de la tienda, el extraño señor Leland Gaunt, se muestra extráñamente amable y comprensivo con todos y cada uno de los vecinos de Castle Rock que hacen sonar la campanilla de plata de la puerta de Cosas Necesarias.

Mi opinión: Como siempre, la trama se desarrolla en un pequeño pueblo de Maine, dónde vive el autor en la vida real, tiene esa manía. La historia es original, al menos a mi me lo ha parecido, una extraña tienda dónde puedes encontrar aquel juguete o aquella extraña pieza que siempre soñaste tener y ademas ¡tiradísimo de precio! Ha sido un descubrimiento esta novela que aunque escrita en 1991, no la he visto en librerías de por aquí hasta hace sólo unos pocos meses. Así que para mi es como si la hubiese escrito ayer.

Me gusta del señor King que es capaz de producir en su extraña cabeza unas tramas alucinantes, con muchos personajes que se desarrollan a la vez e independientemente unos de otros, admiro su capacidad de hacerlo, siempre lo he dicho.

Me ha gustado el personaje de Alan Pangborn, el comisario con dotes para los trucos de manos y sin tener atrofiado aún el sentido de saber diferenciar de manera innata entre la verdad y la mentira y las buenas personas de las malas. Éste es uno de los verdaderos protagonistas de la historia, pero no el único y me callo que no quiero fastidiarle la lectura a nadie.

Algunas curiosidades de Stephen King en lo que a mi concierne:

Hacía mucho tiempo que no me tomaba el tiempo necesario para leer a mi escritor fetiche, Stephen King. Tengo una colección de libros de este escritor formado por unos veinte títulos más o menos, no me apetece contarlos, y no deja de sorprenderme el derroche de imaginación y de mente retorcida, por qué no decirlo, que encuentro en cada uno de estos libros. Es por eso que Stephen King es mi escritor favorito, aunque por mucho que yo trabaje y luche y muchos libros que yo llegue a escribir y mucho éxito que yo pueda llegar a conseguir (jajaja) jamás podré aproximarme al talento y a la perversión mental de este señor.

Y como de ilusión también se vive, voy a contar uno de mis sueños: Stephen King es la única persona famosa (popular, conocida) con la que me haría una foto que seguramente enmarcaría y tendría sobre mi escritorio. Y posiblemente también sería el único famoso al que le pediría que me firmase un autógrafo.

El súper perfil de Mr. King en la Wikipedia, aquí.

viernes, 9 de abril de 2010

La vida privada de los Seymour, Itsaso Lozano Madariaga.

Novela ganadora del Ier Premio Círculo de Lectores de Novela, en 2008.
El argumento: Tras romper con su pareja, Audrey abandona también el trabajo de sus sueños en un museo y decide apartarse de todo durante un tiempo. Se le ocurre tomarse un tiempo para compartirlo con Violet, su madre, que se vio "obligada" por su hijo a vender Willow House, la gran mansión de la familia Seymour, que había pertenecido a la familia de su marido desde hacía más de 500 años. En el viaje por el Valle del Loira (Francia) Audrey aprenderá a valorar mucho más la figura de su madre, pues ella aprovechará estos días juntas para explicarle grandes secretos de su familia que ella desconocía totalmente. También descubrirá que su relación con John y su trabajo en el museo no eran la vida de ensueño que ella esperaba.
Mi opinión: La historia está bien narrada, hace un bonito paseo por el valle del Loira que a quien lo conozca le parecerá más o menos acertada, a mi como no lo conozco, me parece que la autora describe muy bien los paisajes y hay momentos en los que te dan ganas de ir allí a hacer turismo en las próximas vacaciones. La trama en sí es un poco lenta, entre los personajes sobresale por encima de todos el de la matriarca Violet, guardiana de los secretos de la familia y la presencia incorpórea de la fallecida Jenni, tía de Audrey y de su hermano Sam, que ¡menudo pieza!. Me ha parecido, a grandes trazos, una bonita historia para leer en un finde lluvioso de esos de invierno en los que no apetece más que sofá, manta y libro al calor de la chimenea. Como pegas... entre algunas que he encontrado sin apenas importancia, destaco que están todo el rato tomando té, tanta alusión a tomar el té a mi por lo menos, me cansa. Claro que no hay que olvidar que los personajes son ingleses y se dice que en Inglaterra hay muchísima afición al té.
El micro-perfil de la autora en Wikipedia, aquí.
Como curiosidad comentar que: el año 2008 yo también me presenté al premio Círculo de Lectores de Novela. Pero he leído ahora esta, que fue quien ganó en 2008, también tengo Una dama en juego, que fue quién ganó en 2009. Fui jurado el año pasado y leí las novelas finalistas y este año también he sido jurado y también he leído y votado a los finalistas; tengo que decir que no llegué a finalista seguramente porque el género de Terror no está considerado apto, por decirlo de alguna manera, pues ninguno de los 10 finalistas (los 5 de 2009 y los 5 de 2010) que he leído se aproxima siquiera al género terror.

miércoles, 7 de abril de 2010

Mi nombre en letras doradas...

Y es la primera vez que lo veo así y es una sensación muy extraña. A pesar de que desde hace tiempo tengo decidido que no será mi nombre entero (de cuatro palabras) el que usaré para firmar mis libros, como estos son los ejemplares que debo entregar en el registro no me queda otra que ponerlo entero.
Hubo un tiempo en que me preocupaba mucho por eso, por mi nombre. Me pasaba lo que creo que a todos nos ha pasado en algún momento de la vida: odiaba mi nombre; los apellidos demasiado comunes y un nombre compuesto demasiado poco común, porque Ana suele ir con María, pero nunca antes lo había oído que fuese junto con Milagros. Pero como mi madre se llama así, pues hicieron un remix de nombres y me pusieron este compuesto.
Pensé usar un seudónimo, firmar bajo otro nombre, incluso llegué a pensar en firmar bajo el nombre de un hombre, idea que finalmente he desechado. Luego pensé en cambiar sólo el nombre y conservar mi primer apellido, Ana es demasiado común y García no digamos... pero también lo deseché. También pensé que podría firmar con mi primer nombre, mi primer apellido y cambiar el segundo por "de Hidalgo" en referencia al apellido de mi pareja.
Han sido muchas las ideas que he barajado, han sido muchas las maneras de comerme el coco. Al final he decidido irme a lo más sencillo, lo más práctico y lo más normal. Publicaré como Ana García Jiménez, sólo obviaré el "Milagros" que no sé como ni con qué casarlo.
Usaré mi primer apellido en homenaje a mi padre, fallecido hace 22 años pero que creo que le gustaría ver lo que hago; el Jiménez en homenaje a mi madre, ya que oculto el nombre que ella y yo compartimos, no podía por menos que dejar su apellido para demostrarle que ella también es importante para mi. Y Ana, porque soy yo, tras casi 30 años de vida, he conseguido identificarme plenamente con ese nombre. Yo soy Ana García Jiménez, escritora de La Institutriz y de El largo camino a casa.
Seguiré el blog con mis críticas a los libros que voy leyendo, mientras planeo el viaje a Barcelona y espero que lo próximo que publique sea la dirección donde se pueden comprar mis novelas.

sábado, 3 de abril de 2010

El vencedor está solo, Paulo Coelho.

Este no es el primer libro de Paulo Coelho que leo, desde luego, pero sí que es el que más me ha costado leer. El primero que leí de este autor, hace ya más de 10 años fue "El Alquimista" que automáticamente pasó a ser mi libro favorito, porque aunque la historia en sí que cuenta es muy pero que muy sencilla, hay muchísimas frases inspiradoras y conmovedoras en el texto. Es un libro que he releído muchas veces y que he prestado y perdido en alguna que otra ocasión, pero afortunadamente regresa a mis manos; la última vez que lo releí decidí saltarme mi regla de no mancillar los textos de otros y subrayar esas frases inspiradoras de las que hablaba hace unas líneas... Resultado del experimento, casi todo el libro acabó subrayado de marker amarillo chillón. Luego leí Verónika decide morir, A orillas del río Piedra me senté y lloré, El peregrino de Compostela y Once minutos; fueron estos dos últimos los que más me costaron de entender: el primero porque habla de rituales para "supuestamente ver" a tu espíritu guía, a tu demonio personal y todo esto a mi me produce un escalofrío y un yuyu fuera de lo común, por lo que abandonaba la lectura una y otra vez, lo terminé de leer y no estuvo mal. El de Once Minutos me pareció demasiado mundano por su parte después de lo inspirador que me había resultado El Alquimista. Pero vayamos a lo que importa, El vencedor está solo.
El argumento: En pleno festival de cine de Cannes, el multimillonario ruso Igor aparece en la ciudad con el objetivo de reconquistar a su esposa Ewa, que le abandonó algunos años atrás para unirse a su amante Hamid Hussein. Igor irá mandándole mensajes a Ewa en forma de daños a otras personas y a través de este libro conoceremos cómo algo aparentemente fortuito acaba por desencadenar una o varias tragedias a distintas escalas mediante el llamado efecto dominó.
Mi opinión: Como decía arriba, es el libro más complicado que he leído de P. Coelho, aún y así puedo decir que me ha gustado, aunque no tanto como otros. En este libro se descubre cómo es una parte del mundo de la farándula y de los millonarios del cine por dentro, al menos para mi ha sido todo un descubrimiento y tengo que dar la razón una vez más a mi pareja cuando me dice que todo es mentira, que todo son apariencias. Me ha resultado un texto sencillo pero complicado, duro en los puntos en los que Igor "destruye universos" con una frialdad escalofriante y me ha parecido sobre todo una muy buena forma de poner sobre la tierra mis pies que empezaban a elevarse cuando soñaba con los ojos abiertos que publicaría mis novelas y cambiaría mi vida radicalmente de un día para otro. Esas cosas no pasan casi nunca y si por un momento sucediese algo parecido, hay que tener una muy buena base para saber aprovechar esas ocasiones y salir airoso del trago.
En fin, tengo aún varios libros más de Paulo Coelho en lista de espera para leérmelos y éste que es de papel me ha costado algunos días más que casi todos los que había comentado en el blog hasta ahora que casi todos eran en formato electrónico. Un nuevo descubrimiento, me cuesta más leer en papel, las malas costumbres que se adquieren con el tiempo... Tengo pendientes todavía por leer de Coelho: Brida, Maktub y uno de cuentos que ahora mismo no recuerdo como se llama y no lo tengo a mano.
El perfil del autor en Wikipedia, aquí.