Próxima reseña:

Próximas reseñas:

Calendar Girl vol.2, ( abril, mayo y junio) Audrey Carlan.

viernes, 8 de diciembre de 2017

Lo que un día fue amor, Mona Camuari.

El argumento: La vida deja de tener sentido para Margaret Oakland cuando acepta casarse con quien ha pagado las deudas de su familia, a pesar de que lo aborrezca como al culpable de haberla obligado a renunciar al que siempre ha amado...
Y cuando este, Richard Ryvers, reaparece en su vida, el deber duele más todavía, hasta el punto de romper lo irrompible: su matrimonio.
¿Querrá Edward, su marido, renunciar a ella, o luchará por retenerla y enamorarla de él cueste lo que cueste?
En una realidad donde pocas cosas son lo que parecen, ¿resistirá Margaret a los encantos de su esposo, o seguirá luchando por que Richard, el que le había robado el corazón en el pasado, vuelva a formar parte de su vida?

Mi opinión: Empiezo por decir que no suelo leer romántica por pereza, no sé explicarlo de otra manera, pero la literatura romántica me produce pereza, es decir, nunca me apetece leerla. 
La historia empieza cuando Margaret todavía es una niña y está enamorada platónicamente del hijo de su madrina, el muchacho, que le saca algunos años, ya casi se aburre al tener que cuidar de la cría porque él es ya un adolescente y le fastidia hacer de niñera. 
Pasa el tiempo y Margaret nota que cada vez que regresa a visitar a su madrina, Richard nunca está... es como si siempre estuviera ocupado y nunca está en casa. Así pasan algunos años y pasan los cambios habituales en una vida, por muy desagradables que puedan ser: fallece la madre de Margaret, su padre vuelve a casarse con una mujer que dilapida su fortuna alegremente y ella crece hasta convertirse en una joven hermosa y a la que no le faltan pretendientes, y a los que rechaza sin pena ninguna porque muy en el fondo de su corazón todavía habita ese amor ¿platónico? por el hijo de su madrina, al que no ha vuelto a ver desde los 11 años. 
Un día, su padre llega a casa y le presenta a un hombre, en un momento en que les deja "oportunamente" a solas, este hombre le comunica que es su prometido y que su padre ha concertado su matrimonio para dentro de poco tiempo. Ella se ofende muchísimo, como es normal, pero él le baja los humos cuando le dice que su padre está gravemente enfermo, que le queda poco de vida y que debido al despilfarro de la fortuna que ha causado la gestión de su madrastra, ya no tienen patrimonio. Él se hace cargo de las deudas, pero a cambio, se casará con ella. 
Margaret se casa con el muchacho, al que ignora deliberadamente, pocos días antes del fallecimiento de su padre y como no quiere saber nada de su esposo, ni siquiera llegan a consumar el matrimonio. Y así van pasando los días en la vida de Margaret Oakland, encerrada en su vida de mujer casada con un hombre al que no ama y al que no muestra interés alguno en conocer.
 Y empieza todo a enredarse, porque todo libro ha de tener un nudo, porque si no no habría lugar para un desenlace y sería un aburrimiento esto de leer y escribir. Y la historia aunque no llegue a animarse hasta ser una fiesta de sucesos unos tras otros, sí que le da un cierto toque emocionante. 
No ha sido esta historia la que me despierte de la sensación de pereza que me produce la literatura romántica, pero he de reconocer que el lenguaje es apropiado a la época en la que está ambientada la historia, detalle que se agradece. Las descripiciones de la protagonista me recuerdan al modo sibilino y pasteloso de Danielle Steel, autora a la que detesto, pero me gusta más Mona que Danielle, por favor. 
La historia en sí no tiene gran misterio, es amena, entretenida y os durará un ratillo, pues tampoco es muy extensa, pero lo cierto es que para pasar un rato agradable bien nos vale. 
Dejo por aquí el enlace a una pequeña biografía de Mona Camuari y la recomiendo para aquellos lectores aficionados a la romántica, a la estética de los años mil ochocientos y pico y para todos aquellos que gusten de dar una oportunidad a una autora autopublicada.

Hipnotizada, Michael Bates.

El argumento: Una chica sufre un profundo trauma al presenciar el asesinato de su madre a manos de un psicópata. 
La policía detiene al criminal, pero será condenado sólo si Jane lo identifica. Y Jane padece amnesia a causa de la horrenda experiencia. Su abogada decide ponerla en manos de un hipnoterapeuta, el doctor Desmond. Sin embargo Jane no sólo no recupera la memoria, sino que además cambia drásticamente de conducta. Sorprende a su novio con obscenos deseos y desarrolla una insospechada violencia con los demás. Es evidente que en el gabinete del misterioso doctor Desmond ocurre algo extraño. Texto de la contraportada.
 
Mi opinión:  He visitado otros blogs y leído otras opiniones antes de escribir la mía, me picaba la curiosidad por saber si es que me estoy volviendo muy exigente e intolerante con según ciertos aspectos de las tramas de los libros o nos había pasado a más gente lo que voy a explicar a continuación.
La sinopsis es muy atractiva, tanto que al ser un libro pequeño, piensas... ¿cómo habrá desarrollado bien esta historia en tan poco espacio? Pues desarrollándola mal, evidentemente. 
El principio es atrayente, va directo "a por faena" en las primeras páginas ya sucede el asesinato de la madre de Jane y la chica entra en shock. Debo reconocer que me gustan los principios impactantes, que me atrapen desde primera hora, sobre todo en un libro tan corto no se puede uno entretener en florituras. 
Enseguida llegan al tema de la hipnosis, como la muchacha está en shock y hasta tiene alucinaciones que le hacen tener miedo hasta de sus propios amigos de repente, la abogada les recomienda someterse a una terapia de hipnosis que le puede abrir la memoria y hacerle recordar si el hombre que está siendo acusado del terrible asesinato es culpable y si, por lo tanto debe ser condenado por ello o si es inocente y si ella no le reconoce al cien por cien, estarían juzgando indebidamente a alguien que no cometió ese crimen. 
Pero resulta que el hipnotista  que se presenta a hacer la terapia no es quien dice ser y el comportamiento de Jane se vuelve confuso, aparte de que en vez de recordar al hombre que mató a su madre empieza a estar obsesionada con una misteriosa mujer rubia que supuestamente habría cometido el crimen.
La cosa es que el texto parece poco formal, entendemos que son un grupo de adolescentes los que llevan el peso de la trama, Jane y su mejor amiga y sus correspondientes parejas, pero lo cierto es que parece que también estuviera escrito por un adolescente, tienen reacciones extrañas, se desvelan antes de tiempo y de manera podo adecuada datos interesantes que al revelarse de esa manera, no se aprovechan. La sensación que me queda es la de que la idea original era buena, pero el autor no ha sabido aprovecharla. Una pena. 
Lo clasifico como un libro para echar un rato, yo lo leí en el tiempo que mi hija está en el colegio en el turno de tarde, así que realmente tampoco ocupa mucho tiempo. 
Me gusta enlazar la página web de los autores o al menos el artículo en wikipedia donde se relata su biografía, pero lo cierto es que de este autor no he encontrado mucho, y en Wikipedia por este nombre me sale un actor... Puede que sea un seudónimo, ¿quién sabe?