Próximas reseñas:

Próximas reseñas:

Al otro lado de las llamas, Vanessa Requena.
Las almas de Brandon, César Brandon Ndjocu.

miércoles, 22 de agosto de 2018

La madre perfecta, Aimee Molloy

El argumento: Se hacen llamar las madres de mayo, porque es el mes en el que nacieron sus hijos. Desde entonces, se han reunido dos veces por semana en el Prospect Park de Brooklyn para compartir experiencias y preocupaciones sobre sus recién nacidos.
Una noche deciden salir un poco de la rutina, alejarse por unas horas de su estrenado papel de madres responsables y salir de copas, reírse un rato, pasarlo bien. Pero algo se tuerce irremisiblemente cuando Midas, el hijo de Winnie, desaparece mientras duerme sin que la canguro sepa dar explicación alguna y sin dejar rastro.
¿Qué peor pesadilla puede existir para una madre que no saber dónde está su hijo de apenas seis semanas? Lo que sigue es una carrera contrareloj para encontrar a Midas en la que todas las madres del grupo tendrán que decidir cuánto están dispuestas a arriesgar para dar con el pequeño, aunque eso signifique exponer sus secretos, desafiar sus miedos, poner a prueba las vidas que tan cuidadosamente han construido e incluso cuestionarse a sí mismas.

Mi opinión: Había algo en la sinopsis de este libro que me atrajo morbosamente a leerlo, digo morbosamente porque tiene que haber algo de morbo insano en la idea de que desaparezca un bebé de unas pocas semanas  y a los demás nos interese leer los entresijos de la historia. 

Lo primero es la indignación con la forma de vida americana, madres que no disponen más que de unas pocas semanas, en los mejores casos, para descansar después de algo tan pesado y trabajoso y hasta traumático como es llevar un embarazo a término y dar a luz, y luego enfrentarse a la crianza de ese hijo tan amado y sobre todo, según la novela, en la dureza de dejar a tu bebé que apenas tiene un mes en una carísma guardería en brazos de unos extraños, que vivirán en tu lugar los mejores momentos y los pequeños logros de tus hijos, desde su primera sonrisa hasta la primera vez que balbucee un ajoooo. 

Luego me pareció un poco exagerado la manera en que las mujeres protagonista de la historia sufren por la lactancia, por los kilos de más sobrantes tras el parto, por las relaciones sexuales con las parejas... Hay una pareja en el libro que lleva tres meses sin tener sexo, no se especifica si hay alguna condición médica que dé lugar a esto pero... no sé, es demasiado tiempo, ¿no? 

La forma en la que está narrada la historia me gusta, porque me hace estar sospechando todo el rato de unos personajes y otros, primero de la madre, que tal y como se presentan los textos parece que no fuera un hijo deseado, luego las tornas se giran y no era la persona que el lector pensaba quíén había dicho eso que te había hecho pensar lo otro. Porque si abrimos el pequeño agujero por el que aparentemente estábamos mirando, resulta que todo es diferente a lo que pensábamos. 

Me gusta la forma en la que está escrita, pese a lo ya contado sobre las obsesiones de las madres recientes y la forma de vida americana y sus... ejem, "ventajas" .  Los giros del argumento están bien traídos y te mantienen atenta al desarrollo de la novela. 

Aimee Molloy es otra autora que hace con este libro su primera aparición en el blog, así que dejo el enlace a su página web (en inglés) por aquí.

martes, 21 de agosto de 2018

Toda la verdad, Karen Cleveland.

El argumento: Vivian Miller es una brillante analista de contrainteligencia de la CIA, donde se encarga de destapar células de espías rusos encubiertos en Estados Unidos. Tras acceder al ordenador de un posible agente, Vivian descubre un archivo con cinco fotografías. Un clic más tarde, su vida se detiene: quien le sonríe desde una de las imágenes es su marido. Marido perfecto. Padre perfecto. ¿Perfecto mentiroso? 

Mi opinión: Este es uno de esos libros de las ofertas que me hace Círculo de lectores de vez en cuando. Hace como un mes me llamaron y me dijeron que viendo mi historial de lecturas me podían recomendar una pequeña colección y que me iba a encantar. Y aunque tengo el Kindle que es super práctico y voy comprando libros en amazon y otras webs, no me puedo resistir a seguir comprando libros en papel, son mi perdición. 

Sobre el argumento, debo decir que en principio no me llamaba para nada, pero bueno, como parecía cortito pensé, si no es muy bueno, al menos no me llevará mucho tiempo; así de optimista soy. Reconozco que no me atrajo en las primeras páginas, me costó cogerle el punto, porque empieza por una parte que en realidad cronológicamente va en el medio de la historia y no al principio, pero después de leer hace poco un libro que estaba ordenado del revés, no me sorprendo ya de casi nada. 

La historia de Vivian debe ser el terror de todos los agentes de contrainteligencia de la CIA y de agencias similares en otros países; estar a punto de descubrir la identidad de una célula de espías (en este caso rusos) y que en una de las fotos salga la cara de su marido. Y descubrir así que posiblemente toda tu vida sea una mentira. 

Pero esta mentira es peor aún porque son, o eran, una familia feliz y enamorada y tienen 4 hijos en común. Lo cual me parece una locura, sobre todo como vienen quejándose a lo largo de toda la trama del libro de que es carísimo pagar escuelas y guarderías para tantos hijos, al mismo tiempo que dicen que querían tener muchos hijos porque ambos son hijos únicos.

 Sobre el desenlace del libro, puedo decir que tiene un giro que... no sé, siendo tan mal pensada como soy, nunca podría volver a confiar en mi marido, sobre todo sabiendo que es un espía ruso. Recomiendo la lectura a todos los que, como yo, son aficionados al género policíaco, a la acción, al misterio y a los giros sorpendentes. 

Esta autora hace su primera aparición en este blog con este libro que es primera novela, así que no encuentro perfil en wikipedia de ella, solo una pequeña reseña sobre su vida en planeta de libros, la dejo por aquí.

Dentro del laberinto, A.C.H. Smith.

El argumento: Una noche, Sarah, una adolescente de carácter fantasioso, se ve obligada a quedarse en casa cuidando a Toby, su hermano pequeño. Cuando sus padres se marchan a una fiesta, harta de oír llorar al niño, recita unos versos de su libro favorito, Dentro del laberinto, y ordena a los goblins que se lleven al niño. Al momento, unas extrañas criaturas aparecen y se esfuman con Toby. Poco después, un hombre misterioso y atractivo surge de la nada y se presenta como Jareth, el rey de los goblins, para a continuación sugerirle a Sarah que se olvide del niño. Arrepentida de lo que ha hecho, Sarah le pide que le devuelva a Toby, pero el rey se niega. Entonces él le propone un trato: 
"Tienes trece horas para atravesar el laberinto y encontrar a tu hermano. De lo contrario se convertirá en una de nosotros". 
Y el tiempo apremia. 

Mi opinión: Creo que la película en la que se basa este libro forma parte de la memoria de todos los que fuimos niños en la década de 1980. La película se rodó en 1986 y según leo en la wikipedia, el libro se escribió a la par que se rodaba la película. No sabía que existía este libro hasta hace uno o dos años, y como suele pasar, pensé que la película se rodó a partir del libro y no al revés o a la par, como se cuenta aquí.

Recomiendo siempre a los jóvenes y niños un poco grandecitos ya, que vean esta película; obviando las pintas de David Bowie, la película es maravillosa o al menos a mi me encanta y me sigo sintiendo una niña cuando la veo. Actualmente la veo con mi hija, que tiene cinco años y a la que también le fascina. Hasta canturrea las canciones .

Del libro qué decir... Es prácticamente lo mismo que el guión de la película, así que tiene todo el encanto y algunos detalles más, pese a haberse escrito a la par que la película se rodaba, no impide que, como siempre, en el libro se puedan facilitar más detalles y explicaciones que en el cine. 

Como siempre que aparece un escritor que no haya tratado antes en este blog, dejo la página del autor en wikipedia, aquí. 

He encontrado la película en abierto en youtube en este enlace.  

lunes, 6 de agosto de 2018

El traje del muerto, Joe Hill.

El argumento: Judas Coyne es un coleccionista de lo macabro: un libro de cocina para caníbales, la soga usada por un verdugo, una película snuff. Veterano dios del rock duro, su gusto por todo lo fuera de lo normal es tan ampliamente conocido por sus legiones de fans como los excesos de su juventud. Pero nada de lo que posee es tan insólito ni espantoso como su último descubrimiento, un objeto a la venta en internet, algo tan terriblemente extraño que Jude no puede evitar echar mano de su cartera.
Vendo el fantasma de mi padre al mejor postor... Por mil dólares, Jude se convertirá en el orgulloso propietario del traje de un muerto, del que se cuenta que está hechizado por un espíritu inquieto. No tiene miedo. Ha pasado toda su vida tratando con fantasmas -el de un padre malvado, los de las amantes a las que cruelmente abandonó, los de los músicos a quienes traicionó-. ¿Qué puede suponer uno más? Pero lo que le entregará en mano un mensajero en una caja negra con forma de corazón no es un fantasma imaginario, metafórico, ni un agradable tema de conversación. Es algo real.
Y de repente el anterior dueño del traje está por todas partes: tras la puerta del dormitorio, sentado en su Mustang de época, de pie al otro lado de la ventana, contemplándole fijamente desde la pantalla gigante de su televisor, acechando con una reluciente navaja que cuelga de una cadena de una huesuda mano...

Mi opinión: Siendo como soy una fan incondicional de los libros de Stephen King, no podía negarme a leer algo de su hijo, pues Joe Hill es el segundo hijo de Stephen y Thabita King; su hermano menor -Owen King- participó junto con su padre en Bellas Durmientes, reseñada aquí hace unos meses. 

Joe Hill en su momento, espezó a escribir "ocultando" la identidad de su padre, debido a un filtración, se declaró como hijo de Stephen y Thabita King cuando ya era un autor premiado en varias ocasiones; aquí donde le leemos él quiso hacerse un nombre por sí mismo. ¡Y qué nombre!

Esta historia, publicada en 2007 (la he leído con bastante retraso) trata sobre la vida de una estrella del rock duro, prácticamente retirado, que tiene una aficción desmedida por las cosas que se salen de lo común, así es como viene a dar con el anuncio de una señora que vende un traje de su padre fallecido, junto con el que -la señora garantiza- viajará el fantasma del muerto hasta la casa del comprador. 

El traje llega por mensajería en una caja de color negro con forma de corazón, de ahí su título en inglés -Heart-shaped box- en la que viene un traje de color negro, con botones dorados y todos sus detalles, con un olor muy peculiar, que se irá haciendo más feo y molesto durante del desarrollo de la novela. Me parece mucho más acertado el título en español que en inglés.

El problema surge cuando Jude se encuentra un fantasma sentado en una silla en medio del pasillo. ¿Y cómo sabe que es un fantasma? Aparte de lo obvio en cuanto a que ese señor no debería estar dentro de una casa bien protegida con alarmas y medidas de seguridad, el fantasma tiene los ojos tachados. Según describe el texto es como si alguien hubiera tachado con rotulador indeleble los ojos de aquella persona, de modo que al verla, donde deberían aparecer los ojos, aparecen dos extraños borrones que hacen que la imagen sea muy perturbadora. 

La actual novia de Jude, que se toma todo esto como una de las peores rarezas de su pareja, con la que tiene una relación tormentosa, se ve involucrada en el tema a raíz de manipular el traje y pincharse en un dedo con un alfiler que nunca llega a aparecer y que hace que tenga una grave infección a partir de esa herida y que le perseguirá durante toda la historia. 

La joven es muchos años más joven que Jude, y el fantasma se empecina en que Jude debe matarla y cuando él se niega, por mucho que el fantasma le insista y manipule en sueños y en vigilia en que debe matarla, el muerto se dedicará a manipularla a ella misma, con intención de que se suicide. 

Jude tiene muchas manías de típica estrella del rock, entre ellas destaca el libro la fea costumbre de apodar a todas sus novias con el nombre del estado del que proceden, de modo que la actual es Georgia, y hasta bien entrada la historia no hará el esfuerzo por desterrar esa costumbre y devolverle a la joven la dignidad de su propio nombre. 

Cuando Jude se convence de que la historia con el fantasma va en serio, decide contactar con la vendedora del puñetero traje y se encuentra con que la señora está muy enfadada, porque su hermana fue una de las exnovias de Jude, una muchacha muy peculiar pues tenía constantes depresiones y a la que Jude abandonó de mala manera embarcándola en un avión con destino a su ciudad de origen y desentendiéndose de ella.  Pese a que la muchacha le escribía cartas y mails compulsivamente, él apenas respondió a aquellas misivas, quiso desentenderse nuevamente de ella, pues ya tenía a otra "provincia" calentándole la cama. Según la vendedora del traje, el desengaño que sufrió su hermana la llevó a la autodestrucción y acabó suicidándose. Y poco tiempo después falleció su padrastro, que era un medium bastante reconocido en su zona, y que es quien habita el traje, quién se empeña en hacer justicia con Jude por la muerte de su joven hijastra. 

Pero... ¿qué pasaría si la historia no fuera ni remotamente parecida a la versión que defiende la hermana de la joven fallecida? Aquí Jude y Georgia deberán enfrentarse a poderes sobrenaturales que se empeñan en destruírlos, guardados apenas por la protección que ofrecen sus fieles pastores alemanes, que parecen conseguir auyentar e incluso herir al viejo fantasma. 

En el transcurso de la historia, Jude deberá enfrentarse a todos los cabos sueltos que ha ido dejando durante su vida, incluso regresando a su hogar, donde su padre permanece en estado vegetativo al borde de la muerte. Un padre al que desprecia por la infancia y adolescencia que le hizo vivir. 

La historia me ha parecido buenísima. Hubo momentos en los que no podía seguir leyendo, especialmente de noche, porque me daba miedo incluso de tan buenas que son las descripciones del fantasma y de como actúa para hacer daño a Jude y a la joven. 

Pese a ser un libro con un buen puñado de años ya en el mercado, yo no lo había leído y si alguien, igual que yo, no lo ha leído, se lo recomiendo encarecidamente; sobre todo si es fan de su padre, el gran Stephen King. Digno hijo de su padre, sí señor. 

El perfil del autor en Wikipedia, lo dejo por aquí. Y me comprometo a leer y reseñar más libros de él, pues este me ha parecido fantástico.

La ciudad de las mujeres desaparecidas, Megan Miranda.

El argumento: Han pasado diez años desde que Nicolette Farrell abandonó Cooley Ridge después de que Corinne, su mejor amiga, desapareciese sin dejar rastro. Ahora lleva una exitosa vida en Filadelfia, donde vive con su prometido lejos de todo lo que dejó atrás. Nicolette tendrá que regresar a su ciudad natal para cuidar de su padre enfermo y vender la casa familiar, y pronto se verá inmersa en un drama atroz que abrirá viejas heridas. A los pocos días de su regreso desaparece otra persona de su entorno más cercano, su vecina Annaleise. A partir de entonces Nic intentará descubrir la verdad sobre este nuevo suceso y, mientras tanto, se destaparán secretos acerca de sus amigos, su familia y lo que en realidad le pasó a Corinne diez años atrás.
'La ciudad de las mujeres desaparecidas' es una estremecedora historia sobre la desaparición de dos mujeres jóvenes que nos lleva a preguntarnos hasta dónde seríamos capaces de llegar para proteger a quienes amamos.

Mi opinión: Esta novela me ha resultado muy desconcertante. El modo en el que está escrito, prácticamente del revés (ahora lo explico) me daban ganas constantemente de dejar el capítulo en el que estuviera y retomar el libro por el final, pero... esto es parte de su magia, ¿no?

La historia empieza bien, tal como explica la sinopsis, Nicolette debe regresar a su ciudad natal porque su padre está en un nivel medio de alzheimer, permanece ingresado en una residencia y el dinero del que disponían se está acabando, así que su hermano le pide ayuda para convencer a su padre, en sus cada vez más escasos momentos de lucidez, de que deben vender la casa, ya que él sigue siendo el propietario. Nic se instalará en la casa y se enfrentará a todos los recuerdos, a aquella parte de su vida que dejó atrás, pues se ocupa de mejorar la casa de cara a la venta; recogiendo, clasificando y tirando todos los efectos personales que no deseen conservar, encontrándose así con aspectos de su familia que había ya olvidado. 

Entre las cosas que Nic "había olvidado" está su ex pareja, al que entrecomillo porque, por lo que cuenta el libro, en las escasas ocasiones en las que había regresado al hogar en esos diez años, siempre acababa por encontrarse con él, incluso estando lejos, de vez en cuando le llamaba cuando tenía algún problema de índole personal. Y es que él, Tyler, es su primer amor, entre ellos hubo unos lazos fortísimos que se cortaron de forma brusca y los pequeños hilillos que cuelgan de aquellos jirones, tienen a enredarse cada vez que se aproximan entre sí. 

La cosa se complica cuando la actual novia de Tyler, una vecina y conocida de juventud, a pesar de ser varios años más joven que Nic, Anneliese, desaparece... aquí la novela da un giro y empieza a contarse de delante hacia atrás. Durante la narración de los hechos sucedidos en los próximos quince días, iremos hacia atrás; es decir, comenzaremos por el día 15 y leeremos en sentido inverso hasta llegar al día 1, el día D... en el que sabremos qué es lo que ha pasado. 

Hubo momentos en los que seriamente me planteaba lo que digo en párrafos superiores, dar la vuelta al volumen y leerlo en el orden correcto, de hecho no descarto hacerlo en algún otro momento de cara a una segunda lectura; pero al final me ha gustado el libro. Me ha gustado mucho, porque hace que el lector se haga infinidad de preguntas, que sospeche de unos, de otras, de todos, de nadie... y eso mola muchísimo. 

Lo que más me ha molestado de la lectura invertida es que al ir del revés aparecen personajes haciendo acciones que no comprendes, porque en el capítulo siguiente, que en realidad pertenece al día anteior, es cuando el personaje se introduce y la autora te cuenta quién es y qué hace en la historia. En ese aspecto me ha parecido complicado este desorden ordenado en este libro. 

Sobre el final, decir que ha sido un buen golpe, la mayor parte de las tramas se resuelven completamente y los pocos hilos que puedan quedar sueltos prácticamente carecen de importancia en la historia. Es un buen final, de los que te hacen querer darle a la novela esa segunda lectura de la que hablo arriba, pero de forma ordenada, por su puesto. 

Recomiendo esta novela a los fanáticos del thriller, como yo. Todas estas novelas de misterio, policíacas y con crímenes sin resolver que hacen que te introduzcas de lleno en el libro y seas un personaje más. 

Como siempre que introduzco a un autor al que nunca he nombrado en este blog, dejo un enlace a la página web propia de Megan Miranda (en inglés), no he encontrado página en wikipedia.