Próximas reseñas:

Próximas reseñas:
Una corte de rosas y espinas, Sarah J. Maas.
Al otro lado de las llamas, Vanessa Requena.
Las almas de Brandon, César Brandon Ndjocu.

viernes, 17 de mayo de 2019

El doble secreto de la familia Lessage, Sandrine Destombes.

El argumento:
Verano de 1989: En Piolenc, un tranquilo pueblo del sur de Francia, desaparecen Solène y Raphaël Lessage, dos hermanos mellizos. Casi tres meses después se encuentra el cadáver de la niña, vestida de blanco y con una corona de flores. Pese a todos los esfuerzos, al cabo de unos años el caso se cerrará en falso, sin rastro del hermano y con la familia vencida ante la tragedia.
Verano de 2018: Están desapareciendo niños de nuevo, en el mismo pueblo, y un clima insano se ha instalado entre los vecinos. El pánico crece y viejas sospechas renacen cuando empiezan a llegar mensajes enigmáticos en nombre de Solène y Raphaël.
Un policía joven y uno retirado: Si hay alguna esperanza de encontrar a los niños con vida, hay que descubrir de una vez qué les pasó a los mellizos treinta años atrás. *Sinopsis.

Mi opinión: Estoy de nuevo ante otro libro del Club de lectura L'Armengol de Cubelles, este es el elegido para el mes de mayo y lo hemos comentado en dos partes. A la primera reunión no pude asistir, así que seguí leyendo el libro y ya lo tengo listo para la próxima, en la que comentaremos la opinión personal de cada uno sobre el desenlace de la novela y la sensación que nos ha transmitido en su conjunto. 

Es justo empezar diciendo que la novela te atrapa en seguida, se lee muy rápido y te engancha, la primera mitad te deja con ganas de más, mucho más. No sabes a quién creer, de quién sospechar, todos parecen culpables, si no de la desaparición de los mellizos hace 3 décadas, lo parecen de las nuevas desapariciones de preadolescentes que están sucediendo en la actualidad. 

El policía retirado Jean Wimez está dispuesto a colaborar con quién hace unos años fue su subordinado y ahora es quién lleva la investigación, Julien Fabregas. Aunque el segundo no desea la implicación del primero en los sucesos de la actualidad, no le queda más remedio que contar con él una y otra vez debido a que todo parece indicar que ambos sucesos están profundamente interconectados. 

Victor Lessage es el padre de los mellizos desaparecidos hace treinta años y actualmente el único superviviente de la familia, dado que Luce, su esposa y madre de los niños, acabó por quitarse la vida suicidándose hace unos años. Sobre él pende, cual espada de Damocles, la sombra permanente de la culpabilidad. Siempre hay alguien que sospecha de él, de que fue él quién hizo desaparecer a los muchachos y/o quién está haciendo desaparecer a los chicos que se están esfumando en los últimos días. 

Y hasta aquí los espoilers sobre el libro. Me ha producido sentimientos enfrentados esta historia, la primera parte me ha atrapado, me ha llegado a fascinar el misterio que podría haber tras la trama, que se enredaba sobre sí misma una y otra vez. Pero al leer la segunda parte, para mi, la trama se ha desmontado completamente. Se ha enredado tanto sobre sí misma que ha dejado de ser verosímil, llega un momento en que dejas de pensar que estas cosas pueden suceder y ya estaba leyendo solo por inercia, por ver hasta dónde había estirado del hilo la autora, a ver si le había dado un final digno y deslumbrante o, por el contrario, había sido un tiro de fogueo. 

No puedo decir que no quede todo bien atado o explicado porque estaría siendo injusta, en principio todo queda bien cerrado, todos los hilos anudan y desenlazan más o menos satisfactoriamente. Pero hay giros que me parecen traídos muy por los pelos, me dan la sensación de que se han añadido a última hora para resolver deprisa y corriendo la novela. Todo esto es percepción mía y sólo mía. No quiero decir de ninguna manera que sea la verdad, pues desconozco cómo se llevó a cabo la escritura del manuscrito ni el proceso de creación de la autora.

¿Recomendaría este libro? Sí, a los aficionados al thriller, la policíaca y novela negra y a todos aquellos a los que les parezca atractiva la sinopsis. Debo reconocer que a mi me ha desilusionado, esperaba más, un argumento y un desenlace más brillante, de esos que te dejan con la boca abierta. 

No encuentro página de esta autora en wikipedia, así que dejo como enlace de interés una entrevista con motivo de la presentación del libro.

Ur, Stephen King.

El argumento: El protagonista de Ur es el profesor de inglés Wesley Smith quien, por consejo de un estudiante, se compra un Kindle para leer. El artefacto le abrirá un mundo literario que el no podría imaginar nunca. Pero uno vez que la puerta está abierta, hay cosas que uno desearía no haber leído nunca.

Mi opinión: Todos los que llevéis un ratito en este blog habréis notado que el señor King es mi autor favorito, no hace falta que lo vuelva a decir, pero bueno... lo digo una vez más. Andaba yo navegando por la web y encontré el nombre de esta pequeña novela y pensé, ¿Ur? ¿porqué no he oído nunca el nombre de esta novela? Pues porque el autor la escribió exclusivamente para la plataforma Amazon en el año 2009 y yo no he tenido Kindle hasta hace un par de años, cuando mi marido me lo regaló para mi cumpleaños. Suelo comprar "de todo" en Amazon, pero nunca antes me había encontrado con este libro, creo que, principalmente, porque los libros de King suelo comprarlos todos en papel. 

La historia de Wesley Smith es la de un profesor de literatura norteamericana amante y obseso de los libros, no podría ser menos, supongo. Está enamorado de la entrenadora de baloncesto femenino del instituto en el que ambos dan clases y las diferencias intelectuales entre ellos son remarcables, él es un ratón de biblioteca y ella habla muchísimo sobre el deporte y poco sobre libros; el hecho de que ella sea una mujer atractiva y él un hombre del montón, le hace sentirse una medianía en varios aspectos de su relación, cree que no está siendo capaz de hacer feliz al cien por cien a su chica, que todo él es demasiado mediocre para una mujer como ella. Pero son felices, excepto por esos detalles, y la gran bronca que desencadena en la ruptura, se debe a que ella le está contando una incidencia de su trabajo como entrenadora, algo verdaderamente importante para ella y él está absorto en un libro y no le está prestando atención. Ella le arranca el libro de las manos y lo arroja a través de la habitación y él, totalmente fuera de sí, la llama puta analfabeta. En ese momento, ella recoge sus cosas y se va, negándose a volver siquiera a descolgarle el teléfono y pasando de responder a los mensajes que él insiste en dejar en su contestador. 

Aconsejado por un alumno al que le cae bastante bien como profesor, realiza la compra de un dispositivo Kindle en la página Amazon. Lo curioso del caso es  que el aparatito es de color rosa chillón, cuando en la web no era un color elegible para comprar la maquinita. Pero el dispositivo tiene otras peculiaridades. Además de funcionar como un lector electrónico normal, tiene el apartado Ur, donde se abren varios submenús con curiosas opciones. Puedes buscar las obras de tu autor favorito y descubrir los títulos de siempre, más otras obras que hubieran escrito si no hubieran muerto en la fecha oficial en la que fallecieron. ¿Cómo es esto posible? al parecer el apartado Ur navega entre dimensiones paralelas y puedes encontrar otras obras de los mismos autores que en esta dimensión, pero con variaciones, o un catálogo más amplio, porque no murieron en la fecha conocida, ni se retiraron, sino que vivieron vidas diferentes y generalmente más productivas. 

Este descubrimiento le hace casi enloquecer, menos mal que decide compartirlo con su mejor amigo y compañero, también profesor y con el chaval que le aconsejó comprar el Kindle. A partir de ahí descubrirán otras funciones todavía más misterioras y peligrosas del dichoso aparatito. 

Me ha parecido una novela breve, según mi kindle tiene alrededor de 90 páginas, se puede leer en cosa de una hora. Es interesante, el tema de los universos paralelos y cómo lo trata, aunque reconozco que esperaba más chicha, más misterio, más terror; en definitiva: más King. 

El desenlace de la novelita está bien, es  correcto, pero es excesivamente feliz para lo que nos tiene acostumbrados el autor, al desconcierto y la admiración.

Recomiendo la novela a cualquier fan de Stephen King que no la haya leído aún, que se la encuentre, como yo, de forma casual. Tampoco se pierde demasiado tiempo en leerla y es una buena manera de ocupar un rato de espera en una consulta médica o similar.

sábado, 11 de mayo de 2019

La hija del apocalipsis, Patrick Graham.

El argumento: EE.UU, hoy. Una investigadora del FBI de pasado turbulento hará todo lo posible por proteger a Holly, la niña de once años cuyos poderes son la única esperanza de la humanidad en la eterna lucha del Bien contra el Mal. Perdida entre una multitud de refugiados en Nueva Orleans, Holly, una niña de once años, pide auxilio. Tiene miedo del huracán que arrasa su ciudad, miedo de haber perdido a sus padres, miedo de que algo horrible se haya introducido en su interior. Porque Holly tiene unos poderes extraordinarios y es la clave de una lucha ancestral, y la única esperanza contra una amenaza que podría acabar con la humanidad. A no ser que ella misma sea esa amenaza... * Texto de la contraportada.

Mi opinión: A ver si soy capaz de escribir un reseña sin hacer demasiados espoilers, ni dejarme llevar por los sentimientos que la historia me ha provocado. Estamos ante la segunda obra literaria del autor de la maravillosa novela El evangelio del mal, de la que ya escribí una reseña en 2010 y la dejo por aquí enlazada. La protagonista vuelve a ser la misma agente del FBI del libro anterior, Marie Parks; pero aquí su rol es muy distinto, el tipo de narración es diferente, y la magia que creó el primer libro no se ha dado... Pero vayamos por partes. 

Lo primero que nos encontramos es con una sesión de hipnosis regresiva de Marie ante un psicólogo o psiquiatra que resulta ser un criminal viejo conocido de ella y que nos va a desvelar lo terrible que fue la infancia de Marie, secuestrada por un hombre que se hace llamar Daddy, y que gustaba de secuestrar a niños y mantenerlos en celdas durante años, destruyendo sus mentes y a veces matándolos prácticamente por diversión. Aquí he empezado con los momentos narrativos confusos, porque hay varios pasajes a lo largo del libro en los que se hace alusión a los eventos de su infancia, del tiempo de su cautiverio con el tal Daddy e incluso de sus apellidos originales, antes de ser adoptada por otra familia tras ser liberada del secuestro. El tema este de los otros apellidos me ha llevado a confusión durante toda la novela, es como si dentro de Marie habitasen varias personalidades distintas, la agente del FBI Marie Parks y la traumatizada de por vida por los eventos vividos, Marie Gardener, más violenta, más osada, como si no tuviera filtros mentales o morales. 

El tema de la niña, Holly; se supone que tiene 11 años, se menciona muchas veces a lo largo de la historia, pero la agente Parks la lleva en brazos en varios pasajes del libro, por lo que deduzco que es de baja estatura para su edad o bien Marie está tremendamente fuerte. Será que estoy acostumbrada a ver a chicos y chicas de 11 años en la puerta del colegio al que llevo a mi hija y la verdad, no veo factible que una joven de ese tamaño promedio se pueda acurrucar tal como describe el libro o se pueda un adulto echar a correr con un preadolescente a cuestas, debe pesar al menos cuarenta kilos. Lo digo porque mi hija es delgada pero alta para su edad y con 6 años pesa algo más de 25 kgs.

Me ha gustado mucho la subtrama de las Reverendas, y creo que es una osadía llamarlo subtrama o historia secundaria, cuando es realmente importante y se traslada hasta el presente de la historia desde la antigüedad más lejana. Creo que es algo apasionante y que, si se profundiza un poco más, puede ser casi una novela en sí misma esa parte de la historia, como un primer libro del volumen completo. 

El tema de la ciencia, de la superlongevidad, de la aniquilación de un grandísimo porcentaje de la población mundial a fin de no agotar los recursos del planeta, también me parece muy bien presentado. Da mucho que pensar, aunque reconozco que entre saltos temporales del pasado al presente, cambios de escenarios y los personajes que pueden "cambiar de cuerpo" es fácil perderse con facilidad entre los recovecos de la trama. 

Sobre el final, pues decir que está bien pero sin demasiados brillos. Se cierran prácticamente todos los hilos presentados al principio de la historia de forma satisfactoria, no creo que de lugar a una posible tercera parte con la agente Parks como protagonista, pero veo en wikipedia que hay una tercera novela del autor, a ver si algún día la encuentro en español.

Cuando escribí la reseña de El evangelio del mal, el autor no tenía página en wikipedia, pero ahora sí, e incluso en español, así que la dejo enlazada por aquí.  Recomendaría la lectura de este libro para los aficionados a los temas mencionados en párrafos anteriores: ciencia que pretende destrurir a la humanidad, fenómenos de la naturaleza y civilizaciones antiguas y poderosas. Como opinión personal diré que me ha gustado, pero no al nivel del volumen anterior, ni mucho menos. 

domingo, 21 de abril de 2019

La memoria de la lavanda, Reyes Monforte.

El argumento:
«Morí un 3 de mayo. Ese día dejé de respirar, de sentir, de oír, de pensar, de reír. Lo mejor que te puede pasar en la vida es amar y ser amado. Y perder esa sensación es mucho más doloroso que no tenerla nunca
Dos meses después de la muerte de Jonas, Lena, fotógrafa profesional, reúne el valor necesario para cumplir la última voluntad de su marido: esparcir sus cenizas en los campos de lavanda del corazón de la Alcarria. Allí se reúne con el grupo de amigos de Jonas, entre ellos Daniel, su primo hermano, un sacerdote con el que comparte los sentimientos de amor y pérdida, y que guarda para sí muchos silencios.
Sin embargo, igual que se heredan los afectos, se heredan también los odios. Lena deberá lidiar con la presencia amenazante de su cuñado Marco, un hombre envidioso y mezquino que no está dispuesto a respetar su duelo. Coincidiendo con el Festival de la Lavanda, recordará su historia de amor con Jonas y todo lo que se llevó consigo, reforzará lazos de amistad y desvelará secretos familiares escondidos durante demasiado tiempo.
 *Texto de la contraportada.

Mi opinión: Esta es la primera vez que reseño en el blog un libro del Club de Lectura L'Armengol antes de la reunión, de discutirlo con el grupo y descubrir qué les ha aportado o faltado a los otros miembros del Club. Y lo hago porque para mi este libro ha sido algo especial y quiero escribir lo que me ha trasmitido a mi. 

Desde la primera página me ha cautivado, la forma en la que la autora describe el dolor de Lena por la muerte de su marido Jonas me ha tocado profundamente, ha removido en mi todo el dolor acumulado a lo largo de mi vida por todas esas personas que cruzaron el umbral de la muerte; o, como decía el padre de Lena, aquellas personas de quienes la Muerte se enamoró y se los llevó consigo y que esperan al otro lado hasta que la muerte se enamore de sus seres queridos y al fin puedan reunirse allá, dónde sea. 

Lo he leído en el Kindle y prácticamente no hay página que no tenga al menos una cita subrayada, me ha encantado, me ha tocado en lo más hondo y por eso he decidido comprarlo también en papel en cuanto pueda y dedicarle una lenta relectura, saboreándolo otra vez como el libro lo merece y pudiendo anotar y subrayar sobre el papel, que es lo que nos gusta a todos los lectores cuando nos enamoramos profundamente de un libro. 

El grupo que forman los amigos de Jonas, que tras su muerte serán los amigos de Lena como ya lo eran sin ninguna pega mientras Jonas vivía, son un grupo de personas tan encantadoras que leer sobre ellos despierta una envidia sana, porque cualquiera desearía tener amigos así de buenos, de fieles y de gente buena de verdad. 

Una cosa que me ha crispado, una nadería seguramente, pero como se repite hasta la saciedad al final acaba por hacer mella. El nombre del protagonista prácticamente ausente: Jonas. ¿Porqué Jonas y no Jonás? Si es palabra aguda debería aparecer la tilde en la a, y si es llana no se acentuaría, claro pero estoy casi convencida de que la forma más común de ese nombre en concreto, o al menos la castellanización del nombre bíblico es con tilde en la A. 

A estas alturas de rendida admiración por este libro, me da vergüenza reconocer que no había leído nada hasta ahora de esta autora, que me ha sorprendido muchísimo por la sensibilidad que destila esta obra y que estoy más que dispuesta a leer cualquier otra novela suya. 

La descripción de los paisajes de campos sembrados de lavanda hacen que la memoria olfativa busque como loca el olor, si alguna vez lo hemos olido, para llevarnos hasta allí. Para ser un espectador más, un convidado de piedra del desarrollo de la historia. 

Esta novela me ha conmovido, como ya dije antes, hasta el punto de querer abrazar a la imaginaria Lena, para decirle al oído que sé cómo se siente, que yo también he perdido mucho y sé cuánto duele. 

Recomiendo encarecidamente a todo el mundo que la lea, le doy la nota máxima que se ha dado en el blog, un nueve. 

No encuentro página de esta autora en wikipedia y me parece una injusticia, pero enlazo una pequeña biografía sobre ella en otra web.

sábado, 20 de abril de 2019

El intercambio, Rebecca Fleet.

El argumento: Cuando Caroline y Francis reciben una oferta para intercambiar su casa no lo dudan. Se están esforzando en recomponer su matrimonio y una semana a solas puede ser justo lo que necesitan. 
Al abrir la puera se encuentran con un lugar algo siniestro y casi vacío. Resulta difícil imaginar  quién podría vivir allí. Sin embargo, gradualmente, Caroline comienza a descubrir algunos rastros de vida..., de su propia vida. 
Las flores del baño o la elección de los cd de música podrían parecer inocentes a los ojos de su marido pero para ella son justo lo contrario: son pistas. Es como si la persona con la que han intercambiado vivienda fuera alguien a quien ella conoce, alguien a quién quiere olvidar. 
Pero esa persona ahora está en su casa... 
*Texto de la contraportada.

Mi opinión: A ver si soy capaz de escribir una reseña sin dar muchos espoilers ya que esta novela es bastante nueva. 

La escogimos como lectura seleccionada para la segunda quincena de marzo- primera de abril del Club de Lectura L'Armengol de Cubelles. La verdad es que la campaña de publicidad que ha tenido esta novela ha sido muy amplia, me atrevería a decir que ha sido avasalladora, hubo varias semanas en las que me salía constantemente el anuncio en Facebook, en Instragram y hasta en Twitter; la editorial no podrá decir que en el caso de no vender no será por no haberla publicitado lo suficiente. 

Los personajes principales de la novela son Caroline y Francis, que pasan por una grave crisis en su matrimonio al principio de la historia y dos años después todavía están intentando arreglarlo; Carl, un compañero de trabajo de Caroline con quién ella tendrá una ilusión y algo más... Eddie, el hijo de Caroline y Francis, su madre... y el resto son personajes más o menos secundarios. 

La idea del intercambio de casas como método de tomarse unas vacaciones no deja de ser inquietante, no sólo por el hecho de que tú te metes en la casa de otras personas, sino porque esas personas se meten en tu casa. Pero este método de vacaciones existe desde hace tiempo y al parecer, funciona bastante bien.

 En el Club de Lectura hicimos la crítica de la novela en dos sesiones, en la reunión de la primera mitad del libro todos estábamos llenos de dudas, casi preocupados porque Caroline está enganchada a otra persona de un modo que es casi enfermizo. Tampoco entendíamos como Francis, un psicoterapeuta familiar había caído en las redes de una adicción a las pastillas y la verdad es que al final de la novela tampoco se entiende cuál fue la razón, pero al menos se sabe que está acudiendo a terapia para superar sus problemas. 

Nos crispó muchísmo a todos que Caroline no acortase sus vacaciones, la semana de intercambio, cuando empieza a sospechar que algo extraño puede estar sucediendo en su casa, ninguno de nosotros entendió cómo se puede tener tan poca sangre. 

La historia se desarrolla mediante flashbacks y cambios de escenarios, a veces la letra cambia de fuente para poder diferenciar cuando habla un personaje u otro. En algunos momentos a mi me resultó pesado tanto salto, pero luego le cogí el tranquillo y casi deseaba el próximo salto para ver qué estaba sucediendo en el otro escenario. 

Sobre el final... decir que algunas injusticias quedan impunes. Algunas adicciones nunca se superan y algunos amores no son suficientes. 

No encuentro página de la autora en wikipedia ni en otras web, así que copiaré a continuación la breve nota sobre ella que se adjunta en la solapas del libro; tan breve como un telegrama casi: Rebecca Fleet estudió en Oxford y trabaja en marketing. Vive en Londres con su marido y su hija.

Siempre Alice, Lisa Genova.

El argumento: ¿Qué pasaría si todos tus recuerdos desaparecieran de tu mente y no tuvieras más opción que seguir adelante, incapaz de impedirlo?
Alice Howland está orgullosa de la vida que tanto esfuerzo le ha costado construir. A los cincuenta, es profesora de psicología cognitiva en Harvard y una experta lingüista de fama mundial, con un marido exitoso y tres hijos adultos. Cuando empieza a sentirse desorientada y olvidadiza, un trágico diagnóstico cambia su vida, al tiempo que la relación con su familia y el mundo, para siempre. 
Bella y aterradora a la vez, esta extraordinaria novela es un retrato vívido y emotivo de la irrupción precoz del alzheimer. Una conmovedora historia de lo que Alice piensa y siente al comprobar cómo deja de ser la persona que era y cómo no sólo pierde su identidad sino todo lo que conformaba su vida.*Texto de la contraportada. 

Mi opinión: Leí esta novela en 2007, cuando la compré y me impresionó, me pareció cruda y aterradora. La coloqué en los estantes de mi pequeña biblioteca y de vez en cuando la veía y pensaba en que le debía una relectura, pero no me encontraba con ánimos para enfrentarme de nuevo a ella. En las pasadas semanas, tratamos el tema de la memoria y los recuerdos en el Círculo Literario al que asisto cada dos semanas, y me vino a la cabeza como un mazazo. Era el momento de releerla, de hecho la releí en un día, la devoré. 

El personaje principal, Alice, es una profesora brillantísima que empieza a tener lagunas mentales cada vez más escandalosas, como salir a correr por donde siempre y no ser capaz de encontrar el camino a casa, olvidar tomar un avión para dar una conferencia en otra ciudad o no acordarse del tema de sus propias clases. Cuando decide acudir al médico, e insistir para que le hagan una batería de pruebas, y recibe el diagnóstico que a cualquiera aterraría: Alzheimer precoz. En la franja temporal que ocupa este libro, apenas un par de años y algunos meses, el deterioro de la memoria de Alice es bestial y se debe, según cuenta el texto, a que al ser una mujer extremadamente inteligente, seguramente llevaba al menos un par de años teniendo pequeños fallos de memoria, pero que su cerebro había obviado, así se dio la manera de que cuando le fue diagnosticada la enfermedad, ya llevara una buena ventaja en su desarrollo. 

Es impresionante como Alice se hace atajos y pruebas para agarrarse a sus recuerdos: se apunta palabras de uso poco habitual en su vocabulario y las esconde en su bolsillo y trata de recordarlas durante el día; anota todo lo que ella considera importante en su blackberry (agenda electrónica) hasta que finalmente la pierde y aparece dentro del congelador semanas después; una serie de preguntas la saludan cada vez que inicia su ordenador portátil a fin de autotest de memoria y capacidad... pero nada de esto detiene en lo más mínimo la pérdida de memoria de Alice. 

Me parece en cierta manera injusta la reacción de su marido. Él la ama, es cierto y desde que conoce el diagnóstico se muestra dispuesto a ayudarla en todo lo posible, incluso sale a correr con ella casi a diario, pese a que odia correr... pero llega un momento en el que se aleja de ella, ya sea involuntariamente, absorbido por su trabajo -él es científico- pero cuando dice que ha aceptado un puesto de trabajo en Nueva York y se la quiere llevar a un ambiente que ella no conoce, en el que es más probable que se pierda y que se acentúe su deterioro mental, sus hijos se oponen. Ella no quiere irse y sus hijos montan guardia para turnarse en su cuidado. 

Son desgarradores los pasajes en los que Alice es incapaz de recordar cosas tan comunes como una receta de cocina que hace cada nochebuena desde su adolescencia, hasta no reconocer a sus hijos, o sentirse aterrada porque hay un agujero negro en medio del pasillo de su casa, que resulta ser una alfombra que lleva ahí muchísimo tiempo y que acaba por arrojar a la calle del mismo ataque de rabia que le produce darse cuenta de que estaba sufriendo una alucinación. 

No sé si la lectura de este libro ayudaría o no a comprender los estragos de esta enfermedad a los familiares o amigos de personas afectadas de Alzheimer, pero a mi como lectora me impactó y sí, en mi familia se dio al menos un caso de demencia senil o alzheimer (no lo sé exactamente porque yo era pequeña y entonces el alzheimer no estaba tan en boga como ahora).

Como esta es la primera vez que Lisa Genova aparece en el blog, dejo un enlace a su página en wikipedia en inglés, aquí.

miércoles, 3 de abril de 2019

El niño que veía en la oscuridad, Simon Toyne.

El argumento: Con las botas camperas que había tomado de un cadáver en Arizona y los pies destrozados de tanto caminar, Solomon Creed había saltado de las carreteras secundarias de Nuevo México y Texas a  la cubierta metálica de un buque lo había llevdo a Francia, concretamente a la ciudad de Cordes: el lugar donde un sueño recurrente le decía que encontaría las respuestas que su memoria en blanco seguía negándole. Sobre por qué y cómo sus pasos le habían llevado a aquel lugar, solo tenía la pista de la americana hecha a medida que llevaba puesta cuando su pasado y su memoria se habían desvanecido. Desde entonces, su prioridad era localizar a Josef Engel, el sastre que vivía en Cordes. Una intuición casi mística que no tardará en hacerse trizas cuando halla al anciano brutalmente asesinado y a él mismo convertido en el principal sospechoso. ¿Quién ha podido torturar hasta la muerte a un superviviente de un campo de exterminio nazi y entregar su cuerpo a las ratas? Con todas las pruebas en su contra, Solomon Creen solo contará con la ayuda de la nieta de Josef Engel, Marie-Claude, y su pequeño hijo Léo, con quien pronto establece un peculiar vínculo. Pero el asesinato de Engel los llevará a viajar hacia el corazon de las tinieblas de los campos de concentración y su alargada sombra en el tiempo. Texto de las solapas de la sobrecubierta.

Mi opinión: Me enfrento de nuevo a la mala baba de los que hacen la selección de títulos en el Círculo de Lectores. De vez en cuando me llaman y me ofrecen libros que acepto o no, según me interesen, pero también de vez en cuando me llega algún paquete remitido por ellos, que como ha pasado un cierto tiempo y ya no me acuerdo si dije que sí o que no, suelo recoger y llevarme la sorpresa de que son libros que no he pedido. Esta es la segunda vez que me pasa, ha habido una tercera, pero el libro en cuestión aún no lo he leído. Y digo mala baba no solo por la jugarreta de enviarle a alguien (con memoria de pez para las conversaciones telefónicas) un libro que no ha pedido, sino porque es la segunda parte de otro, así que estás leyendo una historia que a todas luces está coja.

Las primeras cien páginas de este libro me las he pasado profundamente desconcertada y como no entendía nada, me quedaba dormida; y me daba una rabia tremenda porque el título sugiere muchas cosas bonitas y la sinopsis no está nada mal, pero claro, si estás leyendo algo a lo que le falta una mitad, estás jugando con una gran desventaja. La primera parte de la historia es este libro, que tendré que leer para acabar de construir la vida de Solomon Creed. Ya lo reseñaré si lo llego a leer. 

Sobre la trama: resulta muy interesante, es profundamente conmovedor y terrorífico las descripciones que cómo fueron las cosas en los campos de concentración, cómo se transportaba a los judíos, cómo se les torturaba... Aunque los personajes son ficticios, todos sabemos que aquello fue real y duro, mucho más de lo que el autor más realista sea capaz de reflejar. ¿Quién ha matado cruelmente a Josef Engel? No deja de ser un wtf en toda regla que cuando llegue la policía a la casa del sastre se encuentre el cadáven en el sótano de la casa, con todo un ritual macabro realizado sobre él y lo peor, cuando todavía estaba vivo, y un piso más arriba a la misteriosa figura de Solomon Creed tocando el piano, con un par de narices.

Solomon Creed, a falta de leer el primer volumen de la serie, se nos representa como un señor alto y delgado aunque fibroso, prácticamente albino y con ciertos poderes, el más destacable sería la celeridad (movimientos rapidísimos) y una fuerza que nadie esperaría dada su apariencia. Solomon es raro, sabe muchas cosas pero desconoce cosas básicas de la vida, por ejemplo: sabe tocar el piano con virtuosismo pero no sabe conducir, o no lo recuerda, porque es otra... hay recuerdos que vienen a su mente en tromba y otras cosas que ignora completamente, como si no fuera de este planeta. 

Tenemos también la figura de Benoit Amand, el policía que intentará resolver el caso del asesinato de Engel, que tiene ciertos lazos de amistad con Marie-Claude y su hijo a raíz de que ella estuvo casada con su compañero de la policía, Jean Baptiste, que acabó por radicalizarse y volverse violento con su familia. Amand perseguirá a Solomon, Marie-Claude y Léo por media Francia, pero no irá solo, irá acompañado del supuesto psicólogo de Creed, el doctor Cézar Magallanes, quien aparentemente es una eminencia en su campo. En un momento dado de la historia, Magallanes relata a Amand la vida de Solomon Creed, pero no la puedo contrastar porque no he leído el primer volumen. 

Me gusta como está construida la historia, aunque lo del título, lo de el niño que veía en la oscuridad en realidad sólo esté haciendo referencia a que Léo tiene un tipo de sinestesia que le hace ver la energía de las personas en colores que le transmiten buenas o malas sensaciones. 

Sobre el desenlace diré que ha sido muy agitado, te mantiene en vilo a ver qué va a pasar y por qué y cuando la tortilla da la vuelta y se descubre la verdad, se queda una con la boca abierta, no había sospechado para nada la que resulta ser la gran trama. Muy sorprendente y fastidiosamente abierto, lo que da pie a pensar que en un par de años tendremos un tercer libro sobre los avatares de Solomon Creed. Intentaré leerme el primer libro antes de que llegue a mis manos el tercer volumen para no volver a jugar con desventaja.

La página del autor en Wikipedia, la dejo por aquí (en inglés).