Próxima reseña:

Próxima reseña:
Mr.Mercedes, Stephen King.

sábado, 28 de enero de 2017

Fraude al descubierto, Mary Higgins Clark

El argumento: Ayudante de una reputada interiorista y madre de una niña de cuatro años, Lane Harmon está acostumbrada a entrar en casas de ensueño. Optimista de nacimiento, a Lane le resulta fascinante el mero hecho de poder echar un vistazo a estos mundos tan ajenos al suyo y disfruta con la recompensa de superar las expectativas de sus exigentes clientes. Cuando su jefa le encarga la redecoración de una modesta finca, sabe que es algo inusual. Pronto descubre que la casa pertenece a la esposa de Parker Bennett, un financiero de mala reputación y caído en desgracia. Bennett desapareció dos años atrás mientras navegaba en su velero por el Caribe, justo antes de que saliera a la luz que los fondos que gestionaba se habían esfumado. ¿Fue un suicidio o había tramado su desaparición? Lane queda conmovida tras conocer a la señora Bennett, una mujer aparentemente convencida de la honradez de su marido, y al hijo, Eric, decidido a probar la inocencia de su padre. Pero hay algo que Lane no sabe: cuanto más se acerca a los Bennett más pone en riesgo su vida y la de su hija. 

Mi opinión: Para empezar diré que este libro me ha parecido algo flojo en comparación a otros que he leído de la misma autora, veo que no tengo aún ninguna reseña de Mary Higgins Clark en este blog así que supongo que los debí leer durante el tiempo en que este blog estuvo a la deriva y no llegué nunca a escribir las reseñas, lo dejo anotado en tareas pendientes. 
Voy a dar un paseo por dentro del libro y sus personajes. La protagonista es Elaine (Lane) Marsha Harmon, de treinta años, viuda y madre de Katie, una niña de cuatro años que nació después del fallecimiento de su padre, en un terrible accidente de tráfico. Lane ha salido con algunos hombres desde que es viuda, pero sentirá una gran atracción hacia Eric Bennett en cuanto lo conozca, pues Eric es, además, un hombre encantador y seguro de sí mismo pese a la espada de Damocles que pende su cabeza desde hace dos años en forma de acusación de cómplice en el gran desfalco que hizo su padre antes de... ¿morir ahogado?
Parker Bennett salió a navegar con su velero, que fue encontrado más tarde a la deriva y en ruinas cerca de unas islas, se supuso inmediatamente que Parker había fallecido ahogado al caer al océano durante una tormenta; poco después se sabría que su empresa había provocado un desfalco de cinco mil millones de dólares y en seguida las dudas sobre su naufragio se tornaron en sospecha sobre una multimillonaria huída al extranjero. 
Su "viuda" Anne Bennett y su hijo, Eric, que había trabjado con él, llevan dos largos años soportando que todos les acusen de ser cómplices en el robo de Parker y de saber dónde se ha escondido durante este tiempo. 
Cuando Lane entra en la vida de los Bennett para decorarles la discreta casa a la que Anne se mudará tras abandonar la gran mansión familiar, que debe ser vendida para pagar a los acreedores, no se imagina que se verá envuelta en la trama de investigación que vigila muy de cerca a los Bennett para descubrir si de alguna manera siguen en contacto con Parker, a quien poca gente considera ya muerto en aquel misterioso naufragio.
Los personajes me han gustado mucho, aunque compadezco a Lane por trabajar a las órdenes de una tirana y no se puede evitar sentir en seguida una corriente de simpatía hacia algunos personajes, por ejemplo hacia Anne, que pese a ser la esposa del defraudador ha sufrido muchísimo y está al límite de su propia salud. 
La historia me parece muy bien desarrollada, pero tal y como he dicho al principio de la reseña, tal vez un poco floja en comparación con otras novelas de la autora. Quizá esta sensación se deba a que está ambientada en un ambiente social más acomodado, la clase alta, y eso lo hace parecer todo más relajado y tranquilo que si estuviera ambientada en las ajetreadas vidas de personajes de clase media o incluso baja, que se ven abocadas a vivir al día. 
Como siempre, dejo el enlace al perfil de la autra en wikipedia, aquí.
 

sábado, 10 de diciembre de 2016

El invierno en tu rostro, Carla Montero.

El argumento: En un pueblo de montaña, los hermanastros Lena y Guillén Álvarez viven una vida existencia sencilla y tranquila. Ambos están muy unidos y apenas conciben la vida el uno sin el otro. Sin embargo, algo tan inesperado como extraordinario sucede y se ven obligados a separarse. Con los años y la distancia, aquella complicidad infantil se convierte en amor juvenil alimentado con un encuentro esporádico y cientos de cartas. El estallido de la Guerra Civil sorprende a Lena en Oviedo y a Guillén en Francia, quien, angustiado por la suerte de la mujer que ama, inicia un arriesgado viaje a través de un viaje asolado para la reunirse con ella. Pero la guerra pone a prueba su amor: Lena se ha convertido en enfermera voluntaria del bando sublevado y resiste en una ciudad sitiada por las fuerzas republicanas; Guillén forma parte de esas fuerzas que estrangulan la ciudad. (Texto de la sobrecubierta trasera).

Mi opinión: Para empezar diré que es la cuarta novela que leo de Carla Montero, pues el año en que ganó el Premio Círculo de Lectores de Novela fui jurado del certamen y la voté con fervor, pues el borrador de la novela Una dama en juego me fascinó. Era una novela tan preciosa que, aunque han pasado varios años y tres novelas más por su parte, sigue siendo mi favorita, es como un pequeño fetiche.
En esta novela he notado diferencias respecto a las otras anteriores, pues tal y como ella explica, estos hechos que se narran -si bien novelados- están sacados de cosas que pasaron de verdad. La Guerra Civil Española sucedió de verdad, aunque los que nacimos en los 80 no podamos ni imaginarla, mi madre nació en la larga posguerra (1943) y recuerda haber pasado hambre y miserias y eso a pesar de tener la suerte de que a mi abuelo no le faltase el trabajo, pues era ferroviario, guardés de un cambio de agujas. También sucedió de verdad la II Guerra mundial, creo que aún tantos años después pocas personas deben haber en el mundo que no tengan una idea aproximada de lo que fueron los nazis, qué sucedía en los campos de concentración o quién fue Hitler. En mi caso, tuve la (mala) suerte de tener un profesor de ciencias sociales que se negó a explicarnos (medio libro) la Guerra Civil Española, la dictadura de Franco y parte de la Transición bajo la excusa de que él no le iba a hacer propaganda a un dictador, así que en octavo curso nos saltamos con pértiga medio libro de sociales. 
Pero volvamos al libro, la historia de amor de Lena y Guillén quién sabe por qué derroteros hubiera transcurrido si el estallido de la Guerra no les hubiera pillado a una en Oviedo y al otro en Francia, donde ya era un ingeniero que llevaba prácticamente solo las fábricas de aviones de las condesa que le amadrinó cuando encontró los restos de las víctimas del accidente aéreo cuando pastoreaba en las montañas de su pequeño pueblo. Aunque habían crecido juntos, hay cosas para las que Lena siente a Guillén desde siempre como un hermano y otras para las que lo siente como un amigo, esto jugará en su favor a la hora de que se enamoren.
Luego, cuando cada uno se encuentra en un bando durante la guerra, Guillén se ha de enfrentar también al resto de sus hermanastros, pues si bien Lena sólo es enfermera, Pepe y Luís sí son soldados del bando sublevado y aunque Pepe le ruega que abandone la bandera en la que milita y se una a ellos, pues al desempeñar un cargo militar podría dar la cara por él y salvarle, él se niega, ha sentido ya tan dentro de sí la ideología comunista que lo llevará por bandera durante toda la novela.
Años después se vuelven a encontrar, en otra guerra, en otros países y siempre en bandos opuestos y ahí es donde Lena descubre y acepta que aunque ame a Guillén jamás podrán estar juntos pues las ideologías de cada uno harían inviable una relación, Guillén no dejará de luchar jamás por sus ideas, pero también por ella, por volver a encontrarse con ella y escuchar de sus labios que le ama.
La novela es muy dura, tal como he dicho arriba, la Guerra Civil y la II Guerra Mundial se tienen aceptadas e interiorizadas, sobre todo por los que no las vivimos, pero cuando salen imágenes en televisión de los campos de concentración, de cómo les ejecutaban, cuando lo vemos en las películas o lo leemos en novelas como ésta, no podemos si no pensar en que la crueldad y la locura del ser humano no tiene límites y que condenar y ejecutar a familias enteras, a miles de personas sólo por ser judíos o españoles o de otros países que cayeron apresados, es una salvajada. Pero sucedió y esto es así. Y leerlo paso a paso, pues la autora ha paseado a los personajes por el desarrollo de la guerra entera, desde el trabajo de Lena en distintos frentes, hasta la lucha de Guillén en varios países y la fuga del tren que le conduce a un campo de concentración hace que a uno se le vengan muchas cosas a la cabeza y se eche a temblar.
Las personas de mayor edad que yo, que viviesen en esos años o que conozcan la historia de primera mano porque perdieran a seres queridos en esas guerras, deben sentir un fuerte sentimiento de dejà vu al leer esta novela. Recomiendo leerla con la mente abierta y con gran atención y cariño, pues la historia que leeremos está entretejida con los hilos de la familia de la propia autora y quién más y quién menos se llegará a sentir identificado en algún momento de la historia por haber perdido a alguien querido en alguna de las dos guerras.
Dejo por aquí el perfil de la autora en la prestigiosa página Lecturalia.

sábado, 29 de octubre de 2016

Afortunada, Alice Sebold.





El argumento: A los 18 años Alice Sebold fue asaltada y violada de forma brutal. La tragedia supuso un trauma muy difícil de superar para la joven norteamericana. Escribir su experiencia de forma directa y testimonial fue la forma de terminar con una historia que no se acabó en el momento de la agresión, pues prosigió tras la detención y juicio del violador. La utora describe con gran libertad y de forma directa la violación, el miedo que experimentó, el reconocimiento posterior del agresor -un hombre negro joven- y cómo la justicia manejó su caso. 

Mi opinión: Quise leer este libro porque quería saber cómo una mujer puede exhorcizar sus demonios después de sufrir una violación y si esto le ha servido a Alice para superar, olvidar y/o sobrevivir y, si acaso, este suceso de su vida influyó en su peculiar manera de escribir sus novelas. 

Es muy impresionante, muchísimo, cómo Alice explica paso a paso la violación, lo que el hombre le dijo, lo que le hizo, cómo lo hizo y qué pensó ella en todo momento. No sé si la autora tuvo la grandísima sangre fría para recordar y narrar absolutamente todo o si se ha tomado ciertas licencias literarias para narrar la atrocidad que cambiaría su juventud y el total de su vida, para siempre.

Alice nos explica cómo su vida se convierte en un barco que a veces va a la deriva, cómo a veces es incapaz de saber lo que quiere o desea y cómo parece que por mucho tiempo que pase todo en su vida gira alrededor de aquello que cambió su vida en una tarde de sus 18 años. 

Es un libro muy duro de leer, pero quizá podríamos decir que es necesario, nadie acaba de entender nunca lo que pasa por dentro de la cabeza de una persona que ha sido violada, ni creo que tampoco todas las personas sean capaces de vivir con ello de la misma manera, por aquello de que cada ser es único y diferente. 

Recomiendo este libro a todos los que hemos leído alguna novela de Alice Sebold y no la hemos acabado de entender, como si su estilo tan único y personal estuviera influido también por este suceso.

El perfil de la autora en wikipedia, aquí.

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Ya no sufro por amor, Lucía Etxebarría.

El argumento: En este libro, la autora no escribe una novela, si no que es un ejercicio de autoayuda, o una sesión de psicoanálisis en papel. Una manera divertida de saber si estás sufriendo más de la cuenta por mantener un amor que no te satisface.

Mi opinión: Conocía a la autora de leer Amor, curiosidad, Prozac y dudas,  que me gustó mucho y he releído alguna que otra vez y aunque, en principio este libro no me atraía, al final me lancé a leerlo. 

Yo dividiría el libro en dos mitades, la primera mitad, la he encontrado más ágil, amena y hasta divertida y la segunda mitad, espesa, profunda y que ahonda en la psicoanálisis y que a mi hasta me ha costado digerir. 

No sé qué nota ponerle, pero es una reseña muy corta porque no se me ocurre mucho más que decir... sólo que creo que prefiero a la Lucía novelista que a la ensayista.

Revival, Stephen King.

El argumento: Jamie Morton es un niño cuando la sombra del nuevo pastor de la iglesia de su pueblo se cierne sobre él mientras juega con sus soldaditos, a partir de un hecho tan trivial como este, la vida de Jamie quedará unida a la del pastor Charles Jacobs, que siente una fascinación por los experimentos con electricidad que le llevará a seguir por caminos muy diferentes una vez que abandona la iglesia.

Mi opinión: Tengo que decir una vez más que el señor King es mi escritor fetiche y que me gusta muchísmo casi todo lo que escribe y esta novela no podía ser menos.  

Siempre me ha fascinado la capacidad de King para inventarse vidas enteras, el cómo coge un personaje desde que es un niño y nos hace acompañarle durante todo el largo de su vida. Por poner un ejemplo; en casi cualquier otra novela de otros autores, el tramo de vida del personaje que vemos es en el que se refleja la acción que se narra en la propia novela, como ver la vida del vecino por la ventana, que solo podemos ver el trozo que la ventana abarca. En cambio, con el señor King, es como si tuviéramos cámaras dentro de la casa del vecino, una máquina del tiempo para viajar a su pasado y hasta una cámara grabando sus sueños cuando duerme. Su estilo es inconfundible y por eso me fascina.

En esta ocasión tenemos al personaje principal, que al arranque de la historia es un niño de seis años y que conoce al pastor Charles Jacobs cuando la sombra de él le cubre mientras juega con sus soldaditos en el patio de su casa. A partir de ahí, la vida de este niño y posterior hombre, se verán íntimamente unidas y se irán encontrando con cierta regularidad, aunque Jaime no quiera, aunque llegue un punto de la historia en que llega a odiarle con todas sus fuerzas, no le queda más remedio que acudir a su llamada cuando Jacobs le reclama a su lado.

Charles Jacobs llega al pueblo para hacerse cargo de la iglesia, poco tiempo después se le unen su bella esposa y su hijo pequeño, como familia se ganan en seguida las simpatías y el respeto de la comunidad de un pueblo de Nueva Inglaterra. Pero a los pocos años de vivir allí, una tragedia cambiará tanto y de forma tan radical la vida de Charles Jacobs que hará que rompa con todo y que se aparte de la fe y se vuelque completamente en su "hobby" de hacer experimentos con electricidad. 

Luego nos volcamos en la vida de Jamie durante muchos años, le vemos crecer, madurar, hacerse músico y caer de cuatro patas en el mundo de las drogas y cuando parece que por fin ha tocado fondo y que de ahí no puede más que subir, pues el grupo con el que tocaba le ha dejado abandonado en un hotel de mierda tras pasarse muchísimo con las drogas, vagando por la feria del pueblo, se encuentra por sorpresa con su antiguo pastor y le reconoce inmediatamente. 

Los experimentos del antiguo pastor con la electricidad han avanzado tanto, que aunque usa trucos de para ganarse el dinero de la gente en las ferias, su verdadero interés está en la sanación mediante la electricidad. Y es a la gravísima drogadicción de Jamie a dónde aplicará su poder y conseguirá sanarlo en una sola sesión. 

Pero Jamie ya no es el mismo Jamie. No es la misma persona, tiene como una especie de ecos, empieza a padecer sonambulismo y movimientos repetitivos involuntarios, aunque a veces puede pasar meses entre crisis. 

Jacobs le ayudará a encontrar un nuevo empleo y a encaminar su vida, pero a cambio de salvar su vida, se reserva el derecho de contar con él cuando llegue el momento de realizar el experimento final, y aunque para entonces Jamie no quiere saber nada de Jacobs porque ha investigado mucho y descubierto que muchos de los enfermos que fueron sanados como él también tienen efectos secundarios, se ve obligado a acudir y a observar el número final. 

Hay una frase en la contraportada, en la que se dice que este es el final más oscuro escrito por King, y bueno... no estoy muy de acuerdo, he leído finales que me han impactado mucho más, por ejemplo el de Un saco de huesos, o el de Cell. 

Pero como ya os he dicho varias veces, soy una fan acérrima de King y lo voy a recomendar siempre.

miércoles, 4 de noviembre de 2015

El tiempo entre costuras, María Dueñas.

El argumento: Sira Quiroga es hija de madre soltera en la España previa a la guerra civil de 1936-1939, su madre es una magnífica costurera y ella misma ha crecido entre puntadas y dedales. Su vida transcurre por caminos tranquilos hasta que todo su futuro, tan tranquilamente encarrilado por las sendas de la costumbre, se tuerce cuando conoce a un hombre que la enamora locamente y por el cual, ella romperá con todo lo que conoce.

Mi opinión: He tardado mucho en animarme a leer este libro, tampoco quise ver la serie de televisión que se hizo hace un par de años basada en la historia y que tan buenas críticas recibió y que actualmente se está ofreciendo repetida en los canales secundarios de la tdt. No me atraía, me daba como pereza.

Quizá por eso mismo, porque ya la empecé con la idea de pereza, ha resultado que no me ha gustado mucho. Se me ha hecho larguísima y a ratos aburrida, sobre todo cuando habían páginas y páginas en las que se habla de la evolución política de la España y el Marruecos de la posguerra española y de la situación de Europa hasta el estallido de la segunda guerra mundial.

El personaje de Sira es muy humano, muy bien trabajado, casi no parece un personaje de libro si no un ser humano de carne y hueso, con problemas reales y con los que es fácil identificarse. La narración es estupenda, la autora hace un buen uso de nuestro idioma y resulta muy agradable leer las descripciones que adornan el texto, pero aún así, no me ha gustado.

Lo achaco a la gran importancia que tiene dentro de la historia el tema político, de hecho Sira acaba siendo espía al servicio de agencias de inteligencia, pero me pierdo y acabo por aburrirme. He tardado mucho en leerla y mucho más en atreverme a escribir la opinión porque no sabía cómo encarrilar el hecho de que no me ha gustado una novela que ha encandilado a muchísima gente.

Dejo el enlace a la página web de la autora, por aquí. Animo a leer esta novela a todos aquellos que les haya gustado la serie de televisión o les atraiga el argumento, por supuestísimo que yo puedo estar equivocada al no gustarme este libro.



viernes, 16 de octubre de 2015

Las niñas perdidas, Cristina Fallarás.

El argumento: Existe otra Barcelona: la que se aleja del turismo, los anuncios institucionales con gente sonriente y el diseño. Es en esa otra ciudad, la canalla, en la que la ex periodista y detective Victoria González se mueve pisando fuerte. Y eso que su avanzado estado de gestación no se lo pone fácil. Cuando Victoria recibe el anónimo encargo ‒acompañado de un cheque de explícito y sustancial contenido‒, empieza a imaginar que los infiernos barceloneses que ella conoce están a punto de ganar kilómetros en profundidad. Dos hermanas desaparecidas, de 6 y 8 años. Una de ellas, ya asesinada brutalmente; la otra, en paradero desconocido. Lo que significa que hay que encontrarla lo antes posibles, viva y entera preferentemente.

Mi opinión: La colección de novelas policíacas con la que Círculo de Lectores me ha hecho redescubrir un género al que nunca había prestado mucha atención, está tocando a su fin, hoy le llega el turno a la última (creo) de esta colección. 

Me ha costado cogerle el hilo a este libro, lo primero por los saltos de un personaje a otro, la madre de las niñas, esa mujer pelirroja que divaga constantemente y que parece que no ve nunca la luz entre las tinieblas del colocón permanente que lleva puesto, me resulta desde el principio un personaje algo repulsivo.

Pero para repulsiva de libro la madre de acogida de las niñas perdidas, es decir, la señora a la que le entregaron en acogida a esas dos niñas cuando los servicios sociales se las retiraron a su madre por encontrarlas en un estado deplorable; es una personaje que está como una puta cabra. Absolutamente absurda, me identifico con los pensamientos que a la detective le despierta semejante monstruo absurdo. 

Hay cosas de este libro que no entiendo, deben tener su aquel, no digo yo que no, pero por ejemplo, las instrucciones para matar un perro, o a un hámster... ejem. Dejémoslo ahí.

Sobre la trama, pues siempre me sorprendo de la suerte que tengo, leyendo historias en las que se sumerge uno en los submundos de dentro de las ciudades en las que vivimos; tengo una suerte enorme pues jamás me he sentido tentada a probar las drogas y es un terrorífico mundo con el que he evitado el contacto, por ahora. 

La trama está bien, me gusta cómo la desarrolla y cómo el texto nos orienta a despreciar a los personajes que llevan la oscuridad con ellos mismos. El final me ha gustado, hay una parte que no, en lo que concierne a Victoria, por todo lo que ella pierde, pero es un absoluto descubrimiento y una sorpresa el saber por qué y por quién, quién es realmente causante de que esas niñas sufran tantisimo. Un final impactante, sin duda.
 
El enlace al perfil de la autora en Wikipedia lo dejo por aquí, y animo a todo el que me lea a echarle un ojo a esta novela, no se quedará indiferente, lo garantizo.