Próxima reseña:

Próximas reseñas:

Un lugar a dónde ir, María Oruña.

viernes, 9 de junio de 2017

Doppelgänger, Gabri Ródenas.

El argumento:Doppelgänger es el vocablo alemán para definir el doble fantasmagórico de una persona viva. La palabra proviene de doppel, que significa «doble» y gänger: «andante». Su forma más antigua, acuñada por el novelista Jean Paul en 1796, es Doppeltgänger, 'el que camina al lado'.1 El término se utiliza para designar a cualquier doble de una persona, comúnmente en referencia al «gemelo malvado» o al fenómeno de la bilocación.
Los Doppelgänger aparecen en varias obras literarias de ciencia ficción y literatura fantástica, en las cuales son un tipo de metamorfo que imita a una persona o especie en particular por alguna razón, generalmente impresionante. (Definición de la palabra doppelgänger según wikipedia).

Mi opinión: Pese a ser un libro bastante cortito, me ha costado un poco en algunos momentos seguir adelante con él, en primer lugar porque había pequeños capítulos que no entendía qué sentido tienen en el contexto de la novela y en segundo lugar, porque hay algunas expresiones de psicología que hacen que el lector normal se siente desorientado. He tenido que dejar la lectura en un par de momentos y buscar el significado de esas expresiones para poder entender el contexto de lo que estoy leyendo.
La historia en sí es correcta, primero conoceremos a  Zacarías, un hombre destruído, hace poco tiempo que su esposa y su hijo fallecieron en un accidente de coche y él siente que su vida debió acabar entonces, que debió morir con el resto de su familia y que todo el tiempo que está viviendo de más, es tiempo prestado o robado a otra persona, puesto que está seguro que él ya no debería estar allí. Y para demostarse a sí mismo que está en la idea cierta, pone como ejemplo que él era escritor y desde que su familia falleció ha perdido el don. Se ha dedicado a otras cosas para intentar amainar el dolor, por ejemplo beber alcohol y vagabundear por los pueblos de los alrededores, pero ha perdido la capacidad de escribir ni una sola palabra más. Y en esta situación le da por leer casi compulsivamente y así cae en sus manos una de las obra de Edmundo Rosado.
En la otra punta del mundo encontraremos a otro hombre, que según dice la narración incluso tiene bastante parecido físico con el primero, también es escritor y también ha perdido a su esposa y su hijo en un accidente y se ha perdido él por el camino. Cuando supo que su familia había fallecido, dejó todo tal y como estaba en ese mismo momento y se echó a andar desierto a través, anduvo perdido tantos días que no estuvo presente en los funerales de su esposa y su hijo, cuando apareció fue directamente al hospital y desde ahí al psiquiátrico, a dónde ha estado hasta ahora, cuando le han dado el alta y vuelve a enfrentarse a la realidad de una vida que ya nunca será la que era. Bien, pues este hombre es Edmundo Rosado y como vemos, la vida de Edmundo y la del primer hombre son casi iguales, y ellos son tan parecidos que casi podrían pasar por la misma persona. Edmundo es el Doppelgänger de Zacarías.
Me gusta cómo el autor ha creado a dos personajes que se parecen, que han tenido la misma suerte horrible y cómo buscan la manera de sobreponerse o no a la tragedia de su vida, porque si bien Edmundo tendrá que seguir adelante, Zacarías no consigue abandonar los pensamientos de que él también debería haber muerto. 
Sobre el final del libro, decir que es un final "entornado", ni abierto ni cerrado, para que lo interpretes cómo quieras, pese a que dice bastante, siempre se pueden hacer interpretaciones. 
El relato en sí no me ha gustado especialmente, quizá el uso de lenguaje técnico en algunos puntos, como he dicho antes, me ha hecho deslucir la lectura, pero por lo demás se lee bastante rápido.
La página web del autor la podemos encontrar aquí.

sábado, 20 de mayo de 2017

Por trece razones, Jay Asher.

El argumento: Clay Jensen, estudiante de secundaria, encuentra un paquete en la puerta de su casa al regresar del instituto. Dentro del paquete, en una caja de zapatos y envuelto en papel de burbujas, se encuentran siete cintas de casete grabadas con la voz de Hannah Baker, una compañera del mismo instituto que se suicidó apenas un par de semanas antes. En las cintas, Hannah hace un repaso de 13 experiencias de su vida, relacionadas con 13 personas de su entorno que la abocaron a tomar la decisión de acabar con su vida, o al menos, no impidieron que llevase a cabo la idea de suicidarse. 

Mi opinión: No conocía a este autor, ni este libro, pese a que se publicó hace algunos años ya (en 2011, según wikipedia), pero está en cierta manera de moda porque hace poco se ha emitido una serie en la plataforma digital Netflix que está basada en este libro. Yo no tengo Netflix, no he visto la serie, pero quise leer el libro. Vamos a reseñarlo.
El chico que recibe las cintas, Clay Jensen, fue amigo y compañero de trabajo de Hannah en los años de instituto, siempre estuvo interesado en ella y posiblemente enamorado de ella, pero en cierta manera ambos eran inaccesibles el uno para la otra. Se miraban, trabajaban codo con codo, pero eran incapaces de tocar temas más personales o de abrirse el uno al otro en cuanto a los sentimientos que les surgían. Es a través de Clay y de los sentimientos que le produce oir las cintas grabadas que Hannah dejó a modo de carta de despedida, que viajaremos a través de las páginas de este libro. 
En la caja de zapatos que Clay encuentra en la puerta de su casa, hay siete cintas de casete de las de toda la vida, de esas que cualquiera que tenga aproximadamente treinta años tuvo en su juventud para grabar canciones de la radio; de hecho, mi coche tiene radiocasete, claro que mi coche tiene ya 15 años y es un poco antiguo. 
Siete cintas de casete con las caras numeradas del 1 al 13 en números caligrafiados en pintauñas azul, como explica en el libro. Lo primero que le sucede a Clay es que no tiene donde oir las cintas, le extraña encontrar un formato tan antiguo y se ve obligado a usar el viejo radiocasete que tiene su padre en el garaje, cuando descubre lo que son y que necesita salir a pasear por cientos lugares que se van nombrando en las cintas, decide ir a casa de un amigo que él sabe que tiene un viejo Walkman que aún funciona y pedírselo. Bueno, al final no se lo pide, se lo coge prestado... porque el amigo se da cuenta y le va a buscar y se lo dice: Tío, me has robado el walkman. Pero como sabe para qué es, le permite que se lo quede el tiempo  que necesite. 
Cada cara de cada cinta está dedicada -por así decirlo- a una persona que ha marcado, generalmente para mal, la vida de Hannah. Empieza contando cómo fue cuando llegó nueva al pueblo, cómo conoció a sus primeros amigos, cómo con el tiempo el grupo se fue disolviendo, etc... Su primer beso, cómo le afectaron los rumores que sobre ella corrían por el instituto, sus desengaños respecto a la calidad humana de sus compañeros... en fin. Cosas que le han sucedido durante los años de instituto y que se le quedaron dentro, hasta el punto de alimentar en su interior la idea de acabar con su vida. 
De los padres de Hannah se sabe relativamente poco en el libro, se dice de ellos que llegaron al pueblo para abrir un negocio (una zapatería) que de vez en cuando Hannah era castigada sin salir, se entiende que por las cosas normales de la adolescencia que hacen que quién más y quién menos, hayamos estado castigados alguna vez, que son ellos quienes descubren el cuerpo sin vida de su hija y que en el momento en que se cuenta la historia están ausentes de la ciudad, pues han viajado para enterrar a Hannah en su localidad de origen. 
Las personas que salen en las cintas tienen "la obligacion" de oir todas las cintas y pasarlas al siguiente, es decir, la persona que sale en la experiencia que ella cuenta en la cinta 1, debe pasarlas cuando termine a la persona que sale en la cinta 2, porque hay otra persona que tiene un segundo juego de cintas, que las ha oído, que sabe en todo momento el recorrido que las cintas deben estar haciendo y que si el circuito se para en algún momento, prometió a Hannah hacerlas llegar a la policía o la prensa. Dado que de algunas de las personas que salen en las cintas se cuentan experiencias que podrían ser consideradas delitos, todos han ido haciendo circular el paquete hasta llegar a Clay, que es quien nos sirve de hilo conductor. 
No quiero entrar en el debate de si los motivos que llevaron a la protagonista de la historia son suficientemente duros o no como para haberla llevado a suicidarse, pero sí quiero expresar que a mi me transmite que Hannah tiene cierta predisposición hacia el suicidio. Ella acaricia la idea en varios momentos de su vida y es con el avance de las cintas en donde va expresando cada vez con más convicción su deseo de morir. 
No quiero tampoco destripar el libro y contar quiénes salen en las cintas y por qué, por si acaso al igual que yo llegáis hasta aquí con ánimos de leer el libro y sin haber visto la serie de Netflix. Evidentemente Clay también sale en una de las cintas, si no, no hubiese recibido el paquete, pero para él, al menos, no hay malas noticias. Hannah llegó a sentir algo por él, al igual que él por ella, pero como digo en un párrafo más arriba, parece que no encontraban la manera de comunicarse y Hannah terminó por irse del mundo sin llegar a darse una oportunidad con Clay, que también la amaba. 
No voy a contar cómo Hannah acabó con su vida, si llegáis hasta aquí sin haber visto la serie, tendréis que leer el libro para descubrirlo.
El libro en sí no está mal, al autor no lo conocía y me ha sorprendido que sea un señor norteamericano de 41 años, aunque al ser el libro de 2011, cuando lo escribió estaba mediando la treintena. 
No sé si recomendarlo o no, ni a qué público, no sé si un adolescente que también se esté pudiendo plantear la idea de matarse se hará un bien a sí mismo leyendo esta historia, en cambio pienso que un adulto le sacaría más provecho porque puede verse reconocido en alguna de las experiencias y retrotraerse a la época escolar o del instituto, donde todo es tan difícil y el mundo se nos hace tan grande.
El perfil del autor en Wikipedia, aquí.

martes, 16 de mayo de 2017

Todo esto te daré, Dolores Redondo.

El argumento: En el escenario majestuoso de la Ribeira Sacra, Álvaro sufre un accidente que acabará con su vida. Cuando Manuel, su marido, llega a Galicia para reconocer el cadáver, descubre que la investigación sobre el caso se ha cerrado con demasiada rapidez. El rechazo de su poderosa familia política, los Muñiz de Dávila, le impulsa a huir pero le retiene el alegato contra la impunidad que Nogueira, un guardia civil jubilado, esgrime contra la familia de Álvaro, nobles mecidos en sus privilegios, y la sospecha de que ésa no es la primera muerte de su entorno que se ha enmascarado como accidental. Lucas, un sacerdote amigo de la infancia de Álvaro, se une a Manuel y a Nogueira en la reconstrucción de la vida secreta de quien creían conocer bien. La inesperada amistad de estos tres hombres sin ninguna afinidad aparente ayuda a Manuel a navegar entre el amor por quien fue su marido y el tormento de haber vivido de espaldas a la realidad, blindado tras la quimera de su mundo de escritor. Empezará así la búsqueda de la verdad, en un lugar de fuertes creencias y arraigadas costumbres en el que la lógica nunca termina de atar todos los cabos. Novela ganadora del Premio Planeta 2016.
  
Mi opinión: Este es el cuarto libro que leo de esta autora, tras la archiconocida Trilogía del Baztán, que leí en un impasse del blog y de los cuales no he hecho reseña, lo anoto en asuntos pendientes. Lo he cogido con muchas ganas, porque me encantó la forma en la que describía los paisajes y las situaciones en la citada trilogía, y no me ha defraudado. 
Al hilo de la trilogía, esta también es una novela negra, un poco thriller también, en el que el protagonista se enfrenta a un dolor intensísimo causado no sólo por la pérdida de su marido, sino por descubrir que había una gran parcela de su vida que él le había ocultado totalmente y esto le produce sentimientos enfrentados: sorpresa, dolor, indignación, desconfianza, estupefacción. Para Manuel las fases del duelo no son solo 5, porque las cosas que va descubriendo sobre Álvaro harán que el dolor se convierta en una espiral sin salida en la que poco a poco se va ahogando. 
La descripción de los paisajes, de la ambientación, de las escenas, es absolutamente maravillosa, hay momentos en los que puedes cerrar los ojos y (casi) aparecer allí, verles vendimiar o caminar por los pasillos del viejo pazo de los Muñíz de Dávila. Me ha gustado mucho que se haya mantenido en la línea tan descriptiva que usó en la Trilogía del Baztán, me gusta que sea tan evocadora. 
Los personajes son completos, Manuel es un escritor que, creo que como deben (debemos) ser un alto porcentaje de los que escribimos, estamos en cierta manera aislados del mundo y por eso, cuando empieza a descubrir cosas de la vida que su marido llevaba a sus espaldas el impacto emocional es mucho más fuerte, porque cuando escribe, como él mismo reconoce, está aislado del mundo; habita en un palacio que existe dentro de su mente, en donde nade su inspiración y donde viven los personajes y las historias sobre las que escribe y él es un mero transcriptor de lo que allí sucede. 
Me tomo la pequeña licencia de contarme entre los escritores porque me reconozco en el texto, en los sentimientos de Manuel cuando escribe, porque yo sentía lo mismo cuando escribía. Hábito que debo recuperar un día de estos. 
La trama es enredada, mucho... hay tantos momentos en los que no sabes quién es el bueno, quién el malo, quién era de verdad Álvaro, quiénes eran de verdad sus familiares, que me he pasado tres cuartas partes de la novela cambiando de sospechoso de unos a otros como si estuviera jugando un partido de ping pong y eso me encanta, me gustan los giros insospechados y las piruetas literarias siempre que no estén muy cogidas por los pelos. 
El extraño trío de "investigadores" que quieren saber la verdad, lo forman el viudo, Manuel; el teniente recién jubilado la gardia civil Andrés Nogueira y Lucas, un amigo de la infancia de Álvaro que actualmente es sacerdote y que nunca perdió el contacto con él. 
 El trato que da al protagonista homosexual me gusta, porque no me encuentro ante una exacerbación de la imagen del gay, no hay florituras, no hay necesidad de ello; estamos tan concentrados en Manuel y en su dolor, que lo de menos es la orientación sexual del ser amado que ha perdido. 
 Poco más puedo ni quiero decir sobre esta novela maravillosa, al menos para mí lo es, me ha gustado tanto que casi le doy la nota máxima. 
Como siempre, dejo el enlace a la página web de la autora, aquí. Y me comprometo a escribir las reseñas de los tres libros del Baztán en cuanto tenga un rato libre para echarles un repaso. 

miércoles, 10 de mayo de 2017

La biblia de los caídos, Fernando Trujillo.

El argumento: El mundo cuenta con un lado oculto, una cara sobrenatural que nos susurra, que se intuye, pero que muy pocos perciben. La inmensa mayoría de las personas no es consciente de ese lado paranormal... ni de sus riesgos. A veces la gente se topa con esos peligros y desespera, se atemoriza, y no sabe qué hacer ni a quién recurrir. Pero no todo está perdido... Dicen que en Madrid reposa una iglesia muy antigua, cuyo origen es desconocido. Allí, en su interior, frente a una cruz de piedra esculpida en uno de sus muros, se puede alzar una plegaria. También dicen que aquel que no tiene alma la escuchará, y si la fortuna acompaña, el ruego será atendido. 
Pero exigirá un elevado precio por sus servicios, uno que no todo el mundo está dispuesto a pagar. Mejor será asegurarse de que se quiere contar con él antes de recitar la plegaria (Texto de Amazon).

Mi opinión: Lo primero decir que este libro en formato para Kindle lo podréis encontrar en Amazon de forma gratuita casi permanentemente, ver enlace al libro en la última palabra del párrafo superior. Lo descargué porque el título me pareció muy sugerente y el nombre del autor me sonaba a que fuese español y pensé en darle una oportunidad a un autor que no conozco y así hacerle luego un poco de publi en el blog, que si bien este blog mío tampoco es que tenga una gran relevancia ni una cantidad apabullante de visitas, sí me gusta pensar que de vez en cuando alguien pasa por aquí y lee algunas de mis entradas. 
Ahora vayamos a por el libro; la historia me ha gustado, tampoco es que sea una historia súper complicada de entender, aunque hay muchos personajes y es una novela muy coral, con muchos diálogos y muchos pensamientos de los personajes. En principio es la narración de un exorcismo a una niña de 8 años hija de un gran empresario (corrupto) de un barrio bien de Madrid, aplaudo la localización en España, si bien no conozco Madrid personalmente, me gustan las localizaciones en sitios que sean fáciles de ubicar y reconocer. 
El texto está organizado en versículos, como una Biblia, un detalle simpático teniendo en cuenta el nombre del libro, suelen ser bastante breves, así que a la hora de decir "acabo este capítulo y me voy a dormir" sabes que te costará poco acabar el versículo en el que estés y dejarte listo el texto para comenzar la próxima vez por un versículo nuevo. 
Hay muchos personajes, y cuando digo muchos, quiero decir muchos y además muy variopintos, están los del lado del Bien: Álex, que no se sabe lo que es, una rastreadora que se llama Sara, Diego, que es un niño muy especial y que acapara gran parte del protagonismo de la novela, Plata que tampoco acabamos de saber bien qué clase de entidad es, los centinelas que son como enviados por los ángeles a hacerle los "recados" y el Gris. ¿Y quién es el Gris?
El Gris no tiene nombre, el Gris no tiene alma, el Gris no tiene recuerdos. Y a partir de ahí, se irá desarrollando toda una historia que te atrapará, porque lo de no tener alma es una gran faena, por no decir otra palabra más sonora que empieza por p y acaba en utada, pero también tiene sus aplicaciones útiles, por ejemplo en el tema que nos ocupa, un exorcismo, el Gris no corre el riesgo de que el demonio al que pretende expulsar salte a su cuerpo, porque no hay alma a la que pervertir dentro de su cuerpo. El hecho de que el Gris no tenga alma hace que mucha gente -personas y un abanico muy variopinto de seres- se sienta atraído irremediablemente hacia él. 
De la parte del Mal están los demonios y los típicos, pero también hacen apariciones de pasada en este volumen los hombres lobo, vampiros, brujos, magos, brujas, y los ángeles, aunque el tema de los ángeles sí se desarrolla un poco en esta novela, los demás personajes se desarrollarán mucho más -supongo- en los volúmenes posteriores. 
La novela en sí está bien desarrollada, aunque a veces pueda ser un poco caótica, sobre todo cuando habla Diego al que todos llaman el niño. Diego es un niño muy especial y tiene una verborrea increíble, pero será él quién ayude a ubicarse a la rastreadora que es la novata en el exorcismo, pues es su primera misión con ellos y está absolutamente perdida. Diego no puede mentir y eso hace de él un personaje que da muchísimo juego, el por qué no puede mentir lo tendrás que averiguar leyendo la novela, que no la quiero destripar del todo aquí. 
Como fallos... tengo que reconocer con gran pesar que el final de la novela no me ha gustado, es demasiado abierto, pero teniendo en cuenta que hay varios libros detrás de este primer volumen es de lo más lógico que sea así, por mucho que a mi me moleste; ya sabéis que soy súper fan de los finales que dejan todo atado y bien atado. 
Otro fallo que he detectado es que en las páginas 112, 113 y 114 (versión Kindle) se cuenta explícitamente que Diego facilita a la rastreadora la compresa manchada de sangre de una personaje para que ella rastree alguna información a través de ese objeto personal y a pocas páginas del final te dice que ese mismo personaje está embarazada. Teniendo en cuenta que lo que se narra en este volumen sucede en cosa de pocos días (diría si mi percepción no me ha engañado, que hablamos de menos de una semana), me pregunto cómo puede estar embarazada una mujer que tenía la regla hace pocos días, incluso si fuese físicamente posible, no sería detectable. Es un fallo que me ha dolido por lo evidente que es y que se haya colado en el texto. 
 Aparte de eso, la novela me ha gustado bastante y es posible que me anime a leer algo más de este autor en el futuro, la recomiendo a los fans de lo sobrenatural y el misterio.
Dejo la página de Wikipedia del autor, por aquí.

viernes, 5 de mayo de 2017

Dolores Claiborne, Stephen King.

El argumento: En la pequeña y remota isla de Little Tall, una mujer pasa toda la noche prestando declaración en comisaría. La acusan de un asesinato que afirma no haber cometido. Para demostrar su inocencia deberá contar una larga historia, remontarse a épocas anteriores y resucitar uno de los grandes misterios de la historia criminal de la isla.
Apoyado en un personaje fascinante y en el ambiente cerrado, casi claustrofóbico, de una minúscula población, King ha creado un monólogo tenso, vibrante, concebido como un ovillo del que el propio lector tirará sin parar hasta la última página, subyugado por una realidad que se va desvelando sutil y contundente (texto de Lecturalia.com).

Mi opinión:  En primer lugar aclarar que, en principio, no prentendía leer esta novela ahora, sino más adelante, pero estoy haciendo pruebas de formato y de carga con el Kindle y lo primero que hice fue meter un montón de libros de mi escritor fetiche y aunque luego puse algunos libros más de otros autores, todavía no me aclaro mucho con lo dicho (formato y carga) y luego no me salen los libros que he puesto y sólo me salieron los de King, así que de todos los que había escogí este, que me pareció atractivo. Y no me equivoqué. Digo esto por si parece que últimamente comento muchos libros de King, que es una verdad como un templo, que hay muchos en este blog porque es mi escritor favorito hasta ahora. 
Me ha sorprendido de este libro que no es de terror, al menos a mi no me lo ha parecido, me ha parecido más un thriller o un drama por encajarlo de alguna manera, en el que Dolores Claiborne se marca un monólogo impresionante y es ella y solamente ella la voz que nos cuenta toda la historia. Por supuesto que hay otros protagonistas, si no sería un aburrimiento tremendo, pero las voces de su marido, de sus hijos y hasta la de Vera -la señora de la imponente mansión para la que trabajará durante muchísimos años- las oiremos filtradas por la voz de Dolores. 
La historia de Dolores, pensándolo fríamente, es la historia de muchas de nuestras abuelas y antepasadas, que se casaron porque había que casarse con alguien, sin saber realmente si estaban enamoradas y que transmiten el regusto de tristeza de que hasta que no tuvo hijos no supo lo que era amar de verdad, pues con la convivencia llega la caída de las máscaras y se da cuenta que aquel muchacho al que miraba con cierto grado de adoración anhelando que él le hiciera un poco de caso y que cuando al fin le hizo caso acabó por embarazarla en pocos meses y de ahí a acabar casados todo tuvo que hacerse deprisa y corriendo, aquel muchacho no sólo no es azul, sino que tampoco es príncipe y que hasta para ser hombre le queda grande el nombre, porque tiene unos vicios muy desagradables, como beber más de la cuenta o levantarle la mano a su esposa porque tiene un mal día y alguien ha de pagar los platos rotos. 
Esta parte de la historia de Dolores me ha producido una gran tristeza por eso, porque da la sensación de que si no fuese por el amor que tiene a sus hijos y que recibe de ellos, sería una mujer que no ha sido amada nunca. 
Me gusta mucho cómo King es capaz de crear un personaje de mujer que piensa, siente y se expresa como una mujer de verdad, porque todos sabemos de personajes de un sexo creados por autores del sexo contrario que no tienen credibilidad ninguna, pero el caso de Dolores me ha resultado fascinante por su credibilidad, es totalmente una mujer pensando, comportándose y expresándose, por mucho que la haya creado y escrito un hombre. 
La relación de Dolores con Vera, la dueña de la mansión para la que trabaja durante más de 30 años, me ha llegado a arrancar alguna sonrisa, pese a lo trágico y escatológico de las anécdotas que cuenta, ya sabes, aquello de "seis pinzas de tender en cada sábana, Dolores, y no sólo cuatro" y las peleas que se echaban cuando Vera se empeñaba en hacerse caca encima pese a que Dolores le ponía la cuña una y otra vez y como era capaz de aguantarse durante horas hasta aprovechar un instante en que la sirvienta estuviera pasado el aspirador para ponerse de heces hasta las orejas, literalmente. 
La historia de Dolores Claiborne es sobretodo la historia de una mujer valiente, porque en el principio mismo de la novela, que narra una declaración ante la polícia, no lo olvidemos, ella con toda su sangre fría reconoce abiertamente que mató a su marido. En parte creo que lo reconoce tan abiertamente porque han pasado tantos años que el crimen debe haber prescrito si es que ese tipo de crímenes prescriben y porque está segura de que hizo lo mejor para su familia en ese momento. Joe St. George, su marido, era un hombre malo; malo porque sin venir a cuento un día le pega a ella y Dolores sin cortarse ni un pelo, cuando sus hijos están dormidos le deja bien clarito que jamás consentirá que le vuelva a poner una mano encima y desde ahí la relación entre ellos está terminada. Comparten casa, cama y mesa, pero ni siquiera son amigos; sobretodo cuando Dolores descubre que Joe está haciendo daño a sus hijos. Embebido por el alcohol que consume de forma compulsiva, se burla de su propio hijo Joe Junior porque es muy inteligente y saca buenas notas, incomprensible, ¿verdad? Alienta el mal comportamiento de su hijo pequeño Little Pete, animándole a meterse en líos en el colegio y hasta aplaude los castigos que le van llegando por decir palabrotas e insultar a las profesoras. Pero lo peor es cuando se vuelve "demasiado afectuoso" con su propia hija Selena, por ahí es por donde Dolores no está dispuesta a pasar y creo que cualquier madre haríamos lo mismo. Ojo, no me refiero a matar al marido (atención Spoiler), sino a enfrentarle en cuanto descubre lo que está pasando, dejarle bien clarito que no piensa tolerar que vuelva  a tocar a su hija y que en cuanto pueda se irá de casa con sus hijos y lo dejará abandonado cual perro rabioso. 
La historia me ha gustado mucho y además es un libro breve, de poco más de 100 páginas, así que se puede leer en un ratito, como quien dice. 
La recomiendo a todos los lectores del King más light, del Stephen King que de vez en cuando deja de escribir sobre demonios, coches encantados y dimensiones desconocidas y escribe sobre personas normales con vidas increíbles. 

Inferno, Dan Brown.

El argumento: El profesor de simbología Robert Langdon se despierta en un hospital en mitad de la noche, desorientado y con una herida en la cabeza. No recuerda nada de las últimas 36 horas. Ni cómo ha llegado hasta allí, ni el origen del macabro objeto que los médicos descubren entre sus pertenencias. El mundo de Langdon pronto se convierte en un caos y se ve obligado a huir por las calles de Florencia junto con uan inteligente joven, Sienna Brooks, cuyas hábiles maniobras le salvan la vida. Langdon no tarda en darse cuenta de que se encuentra en posesión de una serie de inquietantes códigos creados por un brillante científico; un genio cuya obsesión con el fin del mundo sólo es equiparable a la pasión que siente por una de las obras maestras más influyentes jamás escritas: Inferno, el oscuro poema épico de Dante Alighieri (Texto de la contraportada).

Mi opinión: Lo primero que hay que decir de esta novela es que es más de lo mismo de siempre de Dan Brown, sin que sea por ello ni bueno ni malo, sólo lo digo como advertencia de que si no te gustó El código Da Vinci o Ángeles y demonios, no te molestes en leer este libro. 
Me gusta de las novelas de Brown la cantidad de detalles que da de todas las ciudades que toma como protagonistas de sus libros, en los mencionados El código Da Vinci, era París y las obra de Da Vinci y en Ángeles y Demonios estábamos en la ciudad estado de El Vaticano; en esta ocasión empezaremos en Florencia y desde ahí viajaremos a otras localizaciones, como por ejemplo Venecia. 
La verdad es que desconozco si la barbaridad de datos históricos y arquitectónicos que aporta el autor están contrastados y son ciertos o estamos hablando de ciertas licencias literarias que se haya podido permitir para que la historia encajase. 
A diferencia de El código Da Vinci, que fue la primera novela que leí de este autor y que en su momento me fascinó, a Inferno me ha costado encontrarle el punto, me ha resultado muy mareante, porque (como siempre) le persiguen los malos todo el rato, pero de repente ¡oh, sorpresa! espera, que no son los malos lo que me están persiguiendo, son los buenos que están intentando desesperadamente contactar conmigo. Pero espérate cien páginas más porque la tortilla del agumento dará una vuelta con tirabuzón y resultará que los que ahora eran buenos, en el fondo siguen siendo los malos y estaban haciéndose pasar por buenos y en fin... que hay momentos en que la novela me ha causado una empanada mental importante y por ello me ha costado engancharme.
El tema de la obra de Dante Alighieri, la Divina Comedia, pues viene muy bien la historia, porque a poco que buscas los cuadros que diferentes autores que se van nombrando en la novela, para irles echando una ojeada y entrar en situación, te das cuenta de la importancia que tiene y tuvo siempre la obra de Dante, al punto de ser representada en muchísimas ocasiones en cuadros de otros autores tanto contemporáneos del florentino Dante, como de épocas posteriores. 
Y qué comentar del dilema moral trasfondo de la novela, el brillante científico del que se habla en la sinopsis pertenece a una especie de secta llamada Transhumanistas y además de creer en que la genética debe y puede ser modificada para alargar la vida del ser humano  y librarle de enfermedades genéticas y degenerativas, cree firmemente que la superpoblación a la que estamos sometiendo a nuestro planeta causará la extinción de nuestra especie cuando la Tierra no sea capaz de abastecer de alimentos y recursos a la ingente cantidad de personas que vivimos en el planeta y que además no paramos de reproducirnos incontrolablemente. 
De modo que este científico, basándose en la experiencia vivida por la humanidad con la plaga mundial de la Peste Negra, plantea a la presidenta de la OMS (Organización Mundial de la Salud) que tal como aquella vez, después del fallecimiento de un tercio de la población humana con la Peste Negra, la humanidad superviviente dio un paso de gigante en su evolución y desarrollo hacia el Renacimiento, si esto sucediese ahora.... si de alguna manera se pudiese eliminar aproximadamente a un tercio de la población actual del planeta, sin remordimientos de ninguna clase, podríamos dar un "descanso" a nuestro planeta y posiblemente favorecer que los planes de los transhumanistas de cara a mejorar la especie humana pudieran salir adelante. 
Como siempre en las novela de Dan Brown te has leído una novela de seiscientas páginas y resulta que todo lo que hay contenido entre la portada y la contraportada del libro ha sucedido en apenas 24 horas. Un día caótico eso sí, pero un día muy bien aprovechado. 
Y bueno, esto es todo lo que quiero comentar sobre Inferno de Dan Brown, una novela que no conocía, una película que no he visto y un libro que recomiendo para todos los fieles de Brown y los amantes de la cultura e historia italiana y de las ciudades de Florencia y Venecia. 
La página web de la novela la dejo por aquí

miércoles, 19 de abril de 2017

Ya tengo 37.

Sí, sí. Ya tengo 37 años. Me voy acercando a los 40 y no me hace ni un poquito de gracia, pero por otra parte, cumplir años significa que sigo viva. 
Hago esta mini entrada sólo para poder enseñaros el regalo que me ha hecho mi marido puesto que está relacionado con la literatura. 
¡¡Tachán!!
Se ve maravillosamente bien, incluso a la luz del sol y eso me encanta. Ya tengo juguetito nuevo.