Próxima reseña:

Próximas reseñas:

Fin de guardia, Stephen King.

sábado, 30 de octubre de 2010

El evangelio del mal, Patrick Graham.

El argumento: ¿Qué pasaría si todo lo que nos han contado sobre Dios, Jesucristo y la Iglesia durante siglos fuera falso? ¿Y si hubieran pruebas de que nos han mentido y alguien pretendiese sacarlas a la luz pública y desmontar el imperio de la iglesia católica? Esta es la historia de la búsqueda de un libro encuadernado en piel humana, un libro maldito escrito por la misma mano del Diablo, el Evangelio de Satán. Aprovechando la “oportuna” muerte del Papa, los infiltrados en el mismísimo Vaticano y que son adoradores del Mal, intentarán colocar en el trono de San Pedro a un representante del Humo Negro, los que vendieron su alma al maligno, ¿lo conseguirán? El mejor exorcista de la iglesia, el padre Alfonso Carzo, deberá unirse a la agente especial del FBI Marie Parks, que tiene la capacidad de ponerse, literalmente, en la piel de otros, para encontrar el Evangelio del mal antes que los Ladrones de almas, y su cazador, Caleb.

Mi opinión: Es la segunda vez que leo este libro, y aunque tenía ganas de darle otro repaso desde hacía varios meses, me he decepcionado al ver cómo me voy adelantando a la trama; no es porque sea previsible, sino porque todavía lo recuerdo demasiado bien desde que lo leí la primera vez, hace más de un año. Supongo que el motivo de recordar tanto la trama de este libro es porque me impactó en su momento, y así es, me impactó la crudeza de la narración incluso en los momentos más explícitos. Por ejemplo, cuando hacen una autopsia, es un poco difícil que no te den arcadas; o es que yo soy de vómito fácil.
La descripción de las torturas es tal que casi te duelen a ti misma y es esto lo que hace que uno se integre tanto en el argumento que, como me ha pasado a mi, se te grabe dentro y te des cuenta cuando intentes volverlo a leer. Es una sorpresa algo desagradable, porque no puedes disfrutar de un libro tanto como la primera vez en una segunda lectura, desde luego, pero esperas encontrar algún detalle que se te hubiera pasado en aquella primera vez.
La trama en sí es muy interesante, yo también me he preguntado a veces qué pasaría si todo lo que nos han contado fuera mentira. La manía de la iglesia de guardar bajo mil llaves sus verdades, y querer engañarnos con secretismos o contándonos cosas que no tienen ni pies ni cabeza, pero que hay que creerse a pies juntillas sin hacer preguntas porque son “dogma de fe” ha sido siempre una de las cosas que me han molestado de la Iglesia católica y sus representantes. Ese es uno de los motivos de que a fecha de hoy sea un descreída de todo lo que me han contado durante años y tenga mi propia opinión sobre Dios y todo lo que rodea al misterio de nuestra creación.
¿Es posible que en los últimos instantes de su vida, justo antes de su muerte, Jesucristo renegase del Padre y entregase su alma al eterno enemigo de Dios? No tengo una idea formada sobre esto, pero tal y como lo explica el libro es razonable que pudiera suceder, o no. Si ya venció a las tentaciones del Diablo en el desierto, cuando le ofreció varias cosas (perdonadme, pero ahora no me acuerdo muy bien, hace años que me alejé de la iglesia) y a todas las cosas las rechazó, ¿por qué iba ahora a rendirse ante él? Según nos explica el libro, Jesucristo, pese a toda la persecución y las torturas a las que fue sometido, contaba con la “visión beatífica” lo que significa que en cualquier momento que él cerrase los ojos, podía ver el Paraíso y tener consciencia de que su Padre no le había abandonado. Pero en esta historia nos dicen que justo cuando esperaba a la muerte en la cruz, la perdió y pudo ver con sus ojos de humano torturado, a secas, lo que le estaba pasando y cedió ante la tentación de pensar que Dios le había abandonado... y se rindió ante Satán. Supuestamente se convertiría en Janus, el hijo de Satanás y éste, el maligno, recogería encantado su alma hacia el infierno. Con este argumento, el autor nos viene a justificar la idea de que la iglesia nos lleva mintiendo dos mil años y que las cosas no fueron ni parecidas a lo que nos han contado.
El problema de la iglesia es que se ha politizado tanto y mantiene tan ocultos tantos secretos que es difícil que una persona común, con problemas y dudas a nivel espiritual y mental diarios, pueda sentirse en modo alguno cercano a ellos. Ya comento un par de párrafos ahí arriba sobre el “dogma de fe” y esto no es algo que haya aprendido en un libro, esto me ha pasado a mi en mi vida real. Tal vez es que he tenido la mala suerte de encontrarme en mi vida con representantes de la iglesia que no tenían muchas ganas de complicarse la existencia dando explicaciones y se acogían al dichoso Dogma y a la idea de que “si no lo entiendes, igualmente tienes que aceptarlo” cosa que mi cerebro lleno de curiosidad no se va a “tragar” así como así y no me voy a quedar para nada tranquila.
Considero esta historia como muy buena y bien desarrollada. Evidentemente ningún miembro de la iglesia o católico practicante estaría de acuerdo conmigo, pero es mi opinión. Si tenéis el estómago débil, no os recomiendo leer este libro, sobre todo por algunos pasajes, que son muy crudos.
Debo otorgar a este libro una de las puntuaciones más altas, sin duda. Aunque ese final... siempre te dejan en duda y eso no me gusta, ya lo sabéis que soy muy maniática con los finales y que me gustan cerrados y bien cerrados.
No existe perfil del autor en Wikipedia, pero sí sobre la novela, aquí su enlace.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Sinsajo, Suzanne Collins.

El argumento: Tercera y última parte de la Trilogía de los Distritos creada por Suzanne Collins. Retomamos el hilo donde se quedó al terminar el segundo libro. Katniss consiguió romper el campo de fuerza que mantenía hermética la arena de los Juegos del Hambre del Quarter Quell y fue rescatada por los rebeldes del distrito 13. Muchos distritos se han levantado contra el Capitolio durante los días que los vencedores estuvieron en los Juegos del 75 aniversario; muchos más han caído aplastados de nuevo por el Capitolio; pero los rebeldes no tienen intención de rendirse, ahora tienen en su poder a un mito, una cara visible que podría soliviantar a todos los que se mantienen en la duda de si alzarse o no contra la dictadura del presidente Snow. Ahora tienen a su Sinsajo de carne y hueso, tienen a Katniss. Pero ella no puede ser feliz, no puede concentrarse en nada porque no sabe en quién confiar, ya que ni siquiera puede confiar en Gale como antes de que empezara el primer Juego en el que le tocó participar. La única persona en la que creía poder confiar es Peeta, pero él no fue rescatado por los rebeldes, como ella; él está en el Capitolio, sometido a quién sabe qué clase de torturas.

Mi opinión: *****Atención: Si tienes intención de leer este libro, tal vez sería mejor que no continuases leyendo este comentario, es muy posible que contenga spoilers que hagan desmerecer la lectura imparcial del mismo, estás avisado/a*****

El distrito 13 está vivo, tal y como las rebeldes que Katniss encontró en el bosque le dijeron, pero la vida allí no tiene mucho que ver con lo que ella considera normal. Básicamente se vive bajo tierra y bajo unas extrañas normas que la hacen sentir poco menos que en una cárcel. Añora profundamente la libertad que sentía en los bosques tras la valla de su distrito y cree que si esto es ser revolucionario, tal vez no vale la pena.
El Comando, gobierno de los rebeldes del distrito 13, intenta convencerla para que se convierta en el Sinsajo de carne y hueso, que lea en voz alta los incendiarios textos revolucionarios escritos por ellos y hechos para activar el instinto de rebelarse en las pobres gentes de los distritos que aún no se hayan decidido a levantarse contra el Capitolio.
En este libro encuentro a Katniss muy cambiada. Sobre todo lo que le ha tocado vivir, ella siente un profundo cansancio; ya no sabe qué quiere, a quién creer, en quién confiar. Y la verdad es que el hecho de que todo el mundo le guarde secretos no le sirve de ayuda. Se siente muy desconcertada y perdida.
Me ha sorprendido que la autora se haya atrevido a eliminar a algunos protagonistas de la historia, ya que no es algo que se suela hacer, pero Collins si se atreve. Por si Katniss todavía no había perdido suficiente, se enfrenta a la pérdida más dolorosa que podía imaginar. Dio un paso al frente para evitar su muerte, ha desencadenado una gran guerra con su gesto, y finalmente ella ha muerto... y no lo puede aceptar.
Tanta guerra, tanta guerra, tantas trampas y gente que no es lo que parece, tiene un par de momentos en los que resulta ligeramente aburrida, pero si le doy el 9 es sin duda por la simpatía que siento hacia el personaje de Katniss y al final tan bonito que tiene.
El final es sorprendente, sin duda. Supongo que es el que todos queríamos leer, al menos yo es lo que esperaba, que tomase por fin la decisión entre Gale y Peeta. Pero ha sido el tiempo y el sufrimiento quién le ha dado la solución. Ella se dio cuenta realmente de lo importante que era él para ella cuando consiguieron rescatarle del Capitolio y vio el terrible estado mental en el que estaba.
Por mucho trozo del libro he llegado a dudar de que él lograse recuperarse, porque quería que ellos quedaran juntos. No podía ser menos. Y en las tres o cuatro últimas páginas, se te humedecen los ojos al leer el emotivo final de su historia, cuando Katniss habla de sus hijos, los hijos que ha tenido con Peeta.

domingo, 17 de octubre de 2010

En Llamas, Suzanne Collins

El argumento: En esta segunda entrega de la Trilogía de los Distritos de Suzanne Collins nos encontramos en el punto en que terminó el primer volumen, la vida de los muchachos -Katniss y Peeta- tras vencer al resto de tributos de los otros 11 distritos en los Juegos del Hambre. Pero no todo son ventajas tras la victoria; Peeta se ha independizado y Katniss y su familia se han mudado a la aldea de los vencedores, la parte que se edificó para que la habitasen los ganadores. Sólo tienen un vecino, Haymitch, el otro único vencedor del distrito 12.
Katniss se escapa siempre que puede a cazar y a seguir buscándose la vida por fuera de las alambradas de la ciudad, aunque ya no le hace falta para comer. Los tiempos de necesidad y hambre acumulada han quedado atrás. Pero de cara a la galería tiene que seguir “fingiendo” estar enamorada de Peeta, sin saber siquiera ella lo que en realidad siente por él. Ni por Gale, a quien ella ha encontrado muy cambiado a su vuelta.
Pero el Presidente de Panem, el señor Snow sigue sintiendo una fuerte antipatía contra los ganadores, sobre todo contra Katniss; así que le tiene reservada a la muchacha una aterradora sorpresa... ¿qué tal volver a enfrentarse a otra edición de Los Juegos del Hambre? Para volverse loco, sin duda.

Mi opinión: En esta libro nos encontramos de nuevo con los carismáticos personajes de la primera parte, la bella y dura Katniss y el inteligente y sensible Peeta, entre otros. La autora nos cuenta cómo ha evolucionado la vida en el distrito 12 tras la victoria de los muchachos, los habitantes tienen unos días con premios de comida una vez al mes y los vencedores han mejorado sustancialmente su economía, tienen una nueva casa y no les faltará comida nunca más.
******* Atención, el siguiente texto contiene spoilers que podrían estropearte la lectura de este libro, si tienes pensado leerlo, mejor que no sigas leyendo este comentario *******
La relación entre Peeta y Katniss se empeña en ser complicada, ella aún no sabe qué es lo que quiere, o mejor dicho: ¿a quién quiere? Por un lado está Gale, que siempre ha sido un amigo muy importante para ella, pero que un día la besó después de regresar de los Juegos, tras su victoria; llenando su mente y su corazón de dudas. Y Peeta, el bueno de Peeta a quien resulta casi imposible no amar. Es tan dulce, tan delicado, tan amable con ella, finge tan bien que la quiere, que casi no parece mentira; pero, si de verdad la ama... ¿qué siente ella por él? No lo sabe.
En el fondo yo opino que ella, aunque los quiere a los dos, lo que siente por Gale puede quedarse reducido a una amistad grande, incluso a un cariño fraternal siempre que no avancen hacia el contacto físico, en cuyo caso podría ser que no pudieran echarse atrás, estropeando una gran amistad. En el caso de Peeta, es que ella se obstina en pensar que no le ama, pero cuando lo besa “de verdad”, siente mariposas en el estómago y cuando hace una reflexión sobre lo útil que sería Peeta para encabezar una revolución -principalmente con su labia porque sabe encadenar las palabras de manera que sea capaz de mover masas de gente-, y ella piensa que en el caso de existir un futuro, el único hombre que merecería ser padre, es Peeta; inconscientemente está declarando su amor.
La autora ha creado a estos tres personajes de forma muy definida, Katniss que sufre mucho porque es increíblemente responsable con todo el mundo; Peeta que es un hombre muy valioso y que todavía puede dar la sorpresa en el tercer libro de la trilogía y Gale, que aún no se ha expuesto del todo y que seguro será también todo un descubrimiento en el volumen que queda.
La entrada de los tributos vencedores de años anteriores en los juegos de este año, hace que en vez de encontrarse entre gente sin ideas y vulnerable, se encuentren entre gente experimentada, que se conoce desde hace tiempo; muchos de ellos son amigos y pronto se empiezan a formar alianzas. Pero Katniss y Peeta no se fían de nadie, no quieren hacer amigos, ni tener aliados entre los otros tributos, porque saben que sólo puede quedar uno.
Como sorpresa en este libro tenemos, por fin, el alzamiento de los distritos contra la crueldad del Capitolio, a los habitantes de las ciudades esclavas les ha llegado el momento de pedir venganza por obligarles a ser espectadores del derramamiento de sangre de sus hijos. Todo el desarrollo de la guerra nos queda para el próximo libro, que será mi próxima lectura: Sinsajo, de Suzanne Collins y que pone fin, esperemos que con un brillante final, a la trilogía de los Juegos del Hambre.

jueves, 14 de octubre de 2010

Los Juegos del Hambre, Suzanne Collins

Trilogía Distritos, vol.1.

El argumento: Tras una serie de catástrofes naturales que azotaron la antigua Norteamérica hasta casi destruirla, surgió Panem, el nuevo continente. Compuesto por 13 distritos en vez de muchos más estados; pasado un tiempo sobrevino la guerra de los Días Oscuros y todos los distritos se volvieron contra el Capitolio, la capital del continente y donde está el gobierno. Pero el Capitolio se levantó en armas y venció a doce de ellos y aniquilaron al decimotercero. Para recordarles quién manda y que siempre tuvieran presente que viven bajo un yugo pesado, se establecieron los Juegos del Hambre. Una vez al año, todos los habitantes de cada distrito, de entre 12 y 18 años, entran en el sorteo de los Tributos. Un chico y una chica deberán representar a cada uno de los doce estados en una especie de Olimpiada a vida o muerte en la que sólo puede sobrevivir una persona. El juego puede llegara durar varias semanas y mientras, es retransmitido por televisión a todo el continente. Este año le ha tocado a Primrose Everdeen de 12 años, la hermana de Katniss de 16, pero ella se ha ofrecido voluntaria para salvar la vida de su hermanita pequeña. Su compañero es Peeta Mellark de la familia de los panaderos, que en una ocasión le salvó la vida al darle a escondidas un par de hogazas quemadas. Juntos habrán de enfrentarse a los representantes de los otros once distritos y vencer; pero, ¿serán capaces de matarse uno al otro? Sólo uno puede sobrevivir y ellos lo saben.

Mi opinión: Me encanta esta trilogía, tiene algo de mágico la forma de narrar de Suzanne Collins, sin duda. Es la segunda vez que leo este libro y el motivo es que he conseguido el tercer y último volumen y para apreciarlo en todo su esplendor, hay que leer la trilogía entera de corrido; es como la ceremonia de catar el vino, tienes que abrirlo, olerlo, paladearlo... no puedes coger y mezclarlo con Coca-cola directamente, jeje.
Estas historias sobre futuros catastrofistas no dejan de ser curiosas e inquietantes en sí mismas. Tengo mis favoritos entre esta “subespecie” por llamarles de alguna manera: están la saga del señor John Twelve Hawks, de la que ya tengo el primer ejemplar; El viajero, y el segundo, El río oscuro y que ya comenté en su día; y otra trilogía de la que sólo tengo el primer volumen y que me gustaría enormemente conseguir los dos que me faltan, aunque sean en formato e-book. Me refiero a la saga Los señores del Cielo de John Brosnan, si alguien los tiene y quiere (puede) pasármelos, que me deje un comentario en este post, por favor.
¿Podrían estos “futuros” llegar a ser reales en algún momento? La verdad es que no lo sé, espero que reine el sentido común entre las personas antes de convertirnos en algo tan decadente y cruel como la sociedad de los Distritos. Millones de personas sometidas a voluntad de unos pocos que son quienes ostentan el poder y hacen mal uso de él, esto ya lo tenemos ahora, sin duda, pero aquí está tan extrapolado que da miedo.
La crueldad de los Juegos del Hambre... ¿qué pasó con las Olimpiadas? ¿dónde quedó el ejemplo de los deportistas y sus hazañas en los juegos mundiales de cada cuatro años? En este futuro posible y cruel, se han erradicado. Aquí se participa obligatoriamente cada año y no hay manera de zafarse, si te toca, tienes que irte haciendo a la idea de que posiblemente no regresarás con vida.
¿Llegaremos a ver algo así en televisión? ¡quién sabe! A mi este libro me recuerda a la antigua película de los ochenta de Arnold Schwarzennegger “Perseguido”(The running man, sacado del libro de Stephen King del mismo nombre, publicado bajo el seudónimo de Richard Bachman), donde los criminales más sanguinarios son soltados en un recinto amurallado, si no recuerdo mal eran ruinas de un terremoto o algo así y son cazados como animales por asesinos profesionales que cuentan con el beneplácito de la audiencia. Es la personificación de la justicia divina, el pago público por los pecados cometidos.
Tal vez la parte más sobresaliente de la historia, por encima de la crueldad que se ven obligados a ejercer matándose unos a otros, sea el romance a tres bandas entre Katniss (me encanta el nombre), su amigo de cacerías Gale y su compañero en los juegos del hambre Peeta, que declara su amor por ella como parte de una estrategia... ¿o no será una estrategia?
Una historia interesante sin duda y un final bien logrado que nos deja la puerta abierta para el segundo volumen, En Llamas, que será mi siguiente lectura.
El perfil de la autora en Wikipedia, aquí.

jueves, 7 de octubre de 2010

Bella malicia, Rebecca James.

El argumento: Katherine sufrió uno de los reveses más terribles que puede sufrir una adolescente, vio como mataban a su hermana menor y fue incapaz de ayudarla. Debido a esto, cambió de ciudad, de entorno, de instituto y hasta de apellido. La prensa hizo de su familia carnaza y todos debían huir para reconstruir sus vidas. Donde vive ahora no conoce a nadie y tampoco le interesa tener amigas. Hasta que aparece Alice.

Mi opinión: La novela en sí es bonita, pero para mi gusto noto como si le faltase algo. No sé si emoción, agilidad o se puede reducir a algo tan coloquial como el término vidilla. Los personajes están bien definidos, la sufrida Katherine que ha intentado convertirse en otra con tanta fuerza que casi lo consigue; el bueno de Robbie, siempre amigo y compañero, algun que otro personaje secundario que toma bastante relevancia en algún momento y la presencia incorpórea de Rachel, la hermana pequeña fallecida de Katherine. Y Alice. De Alice mejor no decir nada, porque es en su papel de protagonista, casi más protagonista que la propia Katherine.

Leí en otro blog que a la blogger le recordaba mucho a esas películas de media tarde que ponen en la tele para rellenar hueco y a mi también me lo ha recordado en muchos momentos. Es algo previsible, ha habido momentos en los que me he adelantado a la trama, he cruzado hilos y he resuelto el capítulo antes de que lo hiciera la autora y hay también algunos momentos aburridos, que hacen que no te apetezca mucho leer. Pero sólo son momentos, si se hace el esfuerzo para continuar la lectura, tiene un final "algo" previsible (de hecho, la novela empieza diciendo que Alice está muerta) pero hay un detalle que a mi no me gustó. ¿Por qué tiene que morir él? No quiero espoilear su nombre... A no ser que sea para cuadrar perfectamente la pareja final, que sí hace un final bonito, pero creo que tal como la autora nos había representado a Él, hacían mejor pareja que Katherine con el otro.
El perfil de la autora en Wikipedia, aquí.