Próxima reseña:

Próximas reseñas:

Un lugar a dónde ir, María Oruña.

lunes, 16 de enero de 2012

La casa veneciana, Mary Nickson.


El argumento: Victoria Cunningham se enfrenta al momento más crucial de su vida, debe sobrevivir a una tragedia familiar y seguir adelante, por su bien y sobre todo por el de Jake, su hijo. Pero no podrá hacerlo en el frío y nublado Londres, decide retomar su vida y enfrentarse a su destino en la antigua casa, casi un palacio, que su familia tiene en la isla de Corfú y donde todavía vive su abuela Evanthi Palombini.
Mi opinión: Debo confesar que pese a ser una historia muy bonita y llena de dulzura, me ha costado engancharme a ella, aunque queda siempre la posibilidad de que haya sido por un problema de concentración mío, como suele pasarme a veces con los libros electrónicos, pues me resulta más fácil engancharme a los libros de papel.
He notado una clara diferencia entre las primeras trescientas y pico páginas y las cien últimas, un claro cambio de ritmo, como si hubieran sido escritas por otra persona, o con un estado de ánimo muy diferente. Pero como ya caminábamos hacia el final de la novela, debemos concederle a la autora la licencia de cambiar el enfoque de los personajes, de cara al ocaso de la historia.
Aunque entramos en la historia a través de las vidas del matrimonio Cunningham (Richard y Victoria) pronto descubriremos que es una historia coral, donde muchas personas tienen grandes papeles protagonistas que desarrollan con mucho empeño. Los hijos de Patrick Hammond tienen un amplio protagonismo, así como el hijo de Victoria, Jake y los amigos de ambos, el primo Guy y su esposa Francine. Pero sobre todos ellos se extiende la alargada y agradable sombra de la abuela Evanthi, todo un personaje y yo diría que desde la primera página, ella es la auténtica protagonista de la historia, una apasionante y romántica historia que se va intercalando con las vidas de Victoria y el resto de personajes que pasan por la casa familiar de Vrahos, en Corfú.
Esta es una de esas novelas que yo llamo "de viajes" pues aunque seas una persona como yo, que adoro vivir en mi casa y siempre digo que no me gusta viajar porque no tengo a mano mis cosas, igualmente dan hambre de viajar a los lugares que describe. Hace un repaso a la isla de Corfú tan lucido, que dan ganas de apuntarlo en la agenda, en el apartado de Sitios que visitar antes de morir. Sólo espero que si alguna vez me animo a visitarlo, no me desilusiones. También hace una descripción de Londres y de las localidades donde están originalmente habitando los protagonistas de la historia, pero como a mi el frío y las lluvias no me van mucho, me apetece mucho más visitar Corfú.
Como en todo cuento que se precie hay un malo, en este caso un par de mujeres a las que yo no llamaría malas, sino absurdas; por ejemplo Rachel, que no digo quién es, por si queréis leer la novela y descubrirlo vosotros mismos, y su absurda obsesión por una extraña amiga que la manipula como un juguete.
En fin, me ha resultado una novela muy agradable de leer y con sus momentos emocionantes, con lo dura que yo soy y no he podido evitar que se me cayesen unas lagrimitas al final del libro.
Muy recomendable para todos los públicos, porque la encuentro muy amena y entretenida y por supuesto, otra autora que va a mi lista de autores de los que debo leer más.
No encuentro perfil de la autora en Wikipedia, pero aquí está su página web, en inglés, por supuesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina libremente. Respeta a los demás y sus opiniones. Se educado. Gracias por tu opinión.