Próxima reseña:

Próximas reseñas:

Un lugar a dónde ir, María Oruña.

jueves, 7 de marzo de 2013

El pensionado de Neuwelke, José C. Vales.

El argumento: Entre los años 1844 y 1846, trabajó en el pensionado de señoritas de Neuwelke, en Livonia, la institutriz de francés Émilie Sagée. Este hecho en sí no tendría más repercusión, si no fuera porque Émilie está aquejada de una extraña "enfermedad" que la ha hecho viajar casi a la huida por gran parte de Europa, huye de sí misma y del viejo exorcista père Balkas, que está empeñado en quemarla en la plaza pública, si por él fuera, pues la considera una bruja, poco menos que una poseída.

Mi opinión: Me ha resultado una novela muy agradable de leer, con su punto inquietante en cuanto a la misteriosa enfermedad de Émilie, que ella por supuesto no puede controlar. En contra de lo que cabría esperar, aún en los tiempos en los que vivimos, los trabajadores del pensionado, así como la mayoría de las muchachas internas, si bien no aceptan, al menos soportan los disturbios que ocasiona la institutriz y sus compañeros, los profesores y el resto de trabajadores del pensionado, montan guardia en torno a ella y la protegen y defienden, y prácticamente en ningún momento se plantean que la solución al problema del pensionado pase por despedir a la problemática -muy a su pesar- institutriz de francés.

La novela está narrada en un estilo muy agradecido de leer, no lo hace para nada pesado y en cambio, te incita a seguir leyendo por largo rato. Inquietante resulta pensar que la novela está basada en hechos reales.

El final, qué decir del final de la historia... me hubiera gustado que se dieran más datos, algo que aclarase todos los hilos sueltos; los habituales de este blog saben ya que soy profundamente maniática en cuanto a los finales abiertos de las novelas, pero en este caso está disculpado, porque si al tratarse de una novela basada en hechos reales, llega un momento en el que no se tienen más datos sobre Émilie... ¿cómo podría continuar la historia sin desmerecer al resto del relato, ni falsearlo? 

No conocía ninguna obra de este autor, pero ha resultado tener una forma de escribir que me ha gustado mucho y que hace que gane puntos la idea de volver a leer otra obra suya. Personalmente, me ha encantado tanto su forma de escribir como el auténtico virtuosismo en el manejo del lenguaje, que hace que la novela sea agradable, pero no resulte rebuscada, pesada o agobiante.

Podemos encontrar más datos sobre el autor en su propia página web, que encontramos en este enlace.
 
Este es uno de esos libros que recomiendo a casi cualquier tipo de lector, tanto hombre como mujer, y de hecho, ya he comenzado a recomendarlo a algunas amigas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina libremente. Respeta a los demás y sus opiniones. Se educado. Gracias por tu opinión.