Próximas reseñas:

Próximas reseñas:


Casualidades, Laura Falcó Lara.

domingo, 17 de junio de 2018

Latidos, Franck Thilliez.

El argumento: Camille Thibault es una joven gendarme del norte de Francia que sufre de horribles pesadillas desde que tiempo atrás recibió un transplante de corazón. En ellas aparece siempre la misma joven pidiéndole ayuda de forma desesperada. Cuando su nuevo corazón empieza a dar signos de rechazo, Camille tendrá una única obsesión: encontrar a su donante y descubrir su pasado. 
Mientras, la pareja de investigadores de la policía de París Franck Sharko y Lucie Henebelle deberán hacer frente al que promete ser el caso más difícil de sus dilatadas carreras: la muerte de doce jóvenes y la conexión con una mujer que reaparece, ciega, tras pasar mucho tiempo bajo tierra. Pero algo extraño sucede: a cada pista sobre la investigación que persiguen, una mujer gendarme del norte del país se le adelanta...

Mi opinión: Esta es una de esas novelas de autores para mi desconocidos hasta el momento en que caen en mis manos. Los comerciales de Círculo de Lectores me llaman de vez en cuando con alguna pequeña colección de novelas policíacas o thriller que saben que me gustan y me hacen buenos precios. A algunos autores los conozco y a otros los descubro gracias a estas mini colecciones de tres volúmenes. Esta vez me tocó descubrir a Franck Thilliez. 

El argumento me parece muy interesante por todo lo que despierta en los seres humanos el tema de la donación de órganos, el hecho de que en España (y según la novela, también en Francia) haya todo un mecanismo intrincado detrás de cada donación para impedir que el receptor llegue a descubrir/comunicarse con los familiares del donante. A mi esta es una medida que me parece muy conveniente, pese a que en caliente pueda parecer dolorosa, creo que es lo mejor para todos. Los familiares del donante pueden obsesionarse con seguir el rastro de "las piezas" de sus seres queridos, sobre todo del corazón, ya sabemos lo importante que es el corazón, tanto física como psicológicamente. Y el receptor puede que en algún momento quiera encontrar a los familiares de su donante para darle las gracias, pero las cosas se pueden complicar, volverse obsesivas... en fin. Yo soy donante de sangre y estoy en el registro de donantes de médula ósea, también tengo dicho a mis familiares, especialmente a mi marido, que en el caso de que yo fallezca sorpresivamente dude sin donar mis órganos, para mi eso será como no irme del todo. Dejar algo de mi dando años de vida a otras personas, ya que adonde yo iré no los necesitaré. 

Esta novela empieza por el tema al que me refería en el párrafo anterior, sobre obsesiones de receptores de órganos, ya que la joven gendarme Camille tiene esas pesadillas horribles, como si fueran recuerdos de otra persona de tan reales que los siente. Llega un momento en que su cardiólogo le dice que existe la memoria celular, que consiste básicamente en una teoría todavía no demostrada científicamente, pero de la que se cuentan numerosos casos en los que los receptores de órganos donados adquieren recuerdos, comportamientos o gestos transmitidos por el órgano recibido, como una impronta transmitida de la otra persona. Dejo aquí un enlace a otra página en donde se explica mejor de lo que lo estoy haciendo yo la teoría de la memoria celular y se exponen algunos casos.

La novela me ha resultado muy cautivadora, es de esas que se te mete dentro y que hace que quieras seguir leyendo, estés donde estés, no puedes sacarte a los personajes de la cabeza. En este aspecto es de las que me gustan mucho. Lo que no me ha hecho tanta gracia es descubrir que pertenece a una serie de novelas en las que los protagonistas son Sharko y Henebelle, dado que se hace referencia a otros libros y se habla de aspectos del pasado de los dos policías que en este volumen no se aclaran porque en otros libros ya se habrá tratado y desvelado esas tramas, así que por esa parte me han quedado algunos flecos sueltos, pero la novela resulta satisfactoria incluso en esas condiciones. 

Enlazo la página web del autor, en francés y en ella se expone la numerosísima obra de este escritor, es fascinante. Seguiré investigando a ver si encuentro la cronología de las novelas de Sharko y Henebelle en castellano y puedo leer algo más de la pareja de policías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina libremente. Respeta a los demás y sus opiniones. Se educado. Gracias por tu opinión.