Próxima reseña:

Próximas reseñas:

Un lugar a dónde ir, María Oruña.

martes, 16 de febrero de 2010

Mis manuscritos


*Libros Cerrados.
Hoy ha sido uno de esos días que importan. Que un pequeño detalle te hace tener una sonrisa permanente en el rostro. Como si no hubiera penas en el mundo, suficientes para arrancártela de cuajo, porque la vida te ha sonreído.
Es una tontería, dirán muchos, probáblemente cuando pase el tiempo y yo vea esta entrada también lo diré. Pero eso que se ve en las fotos son mis primeros dos manuscritos encuadernados y listos para llevar a registrar.
La verdad es que no me esperaba que me los fuese a hacer en formato libro, con su tapa dura y sus páginas en blanco y todo; pero les dije en la papelería que eran manuscritos para registrar y me dijeron que así es cómo se entregaban en el Registro. Hoy los he recogido por fin; 12 euros cada uno, en total 24, pero es que así ya molan para hacer alguna copia y regalarla a alguien. Eso sí, si me decido a regalar alguna copia así, más vale que la lleve a encuadernar con tiempo, porque han tardado 15 días y eso no es moco de pavo.
Hoy dedico mi tiempo de navegación internetera a repasar todo lo que ya había mirado varias veces sobre los pasos de registro de obras literarias, porque desde el tiempo que hace que lo miré la última vez puede que algo haya cambiado.
Y ahora sí que no tengo escapatoria, Barcelona... ¡allá voy!



*Libros abiertos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina libremente. Respeta a los demás y sus opiniones. Se educado. Gracias por tu opinión.