Próxima reseña:

Próximas reseñas:

Un lugar a dónde ir, María Oruña.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Los ojos de la oscuridad, Dean R. Koontz.

El argumento: Christina (Tina) Evans intenta sobreponerse al que seguramente ha sido el peor año de su vida, primero el fallecimiento de su único hijo Danny en un accidente cuando iba de excursión con unos monitores muy experimentados y luego el divorcio de su marido, Michael, cuya relación ya estaba rota, pero a la que le faltaba la gota para colmar el vaso en forma de la pérdida de lo único que todavía les unía. Pero cuando parece que ya va saliendo del trance doloroso, de repente comienzan a pasar cosas raras en casa, los objetos personales de su hijo se mueven... ¿o alguien los mueve?
Mi opinión: La verdad es que a pesar de ser un autor al que nunca había leído, su nombre me sonaba bastante, ha sido una casualidad que leyese un libro suyo; aunque este precisamente es uno bastante antiguo, escrito en 1981, se nota lo antiguo en la descripción de los ordenadores, por aquellos entonces aparatos arcáicos, voluminosos y casi prehistóricos en comparación con los actuales, así que cuando habla de que los ordenadores de la historia van con cassettes, casi me da un algo de risa.
El desarrollo de la historia está bien formado, aunque seguramente sea un defecto de traducción desde el original en inglés, no deja de ser sorprendente la gran cantidad de veces que se repite la palabra “condenadamente”, y resulta chocante porque no es un término de gran uso al menos en estos tiempos y en el ambiente donde vivo, por lo menos.
La trama está bien pensada, aunque en su tiempo quizá fuese más llamativa que en la actualidad, donde estos temas se han tratado muchas veces ya, pero está bien trazado, lo único malo y que por ello estropea toda la historia, es el final. Me fastidian mucho estos finales tan absurdos, a ver, te has escrito una historia de 263 páginas, ¿tanto te cuesta emplear un poco más de tiempo y unas cuatro o cinco páginas más y escribir un final decente? Yo, por lo menos, no me quedo satisfecha con un final tan malo y tan poco explicativo. ¿Qué nos deparará el futuro? Pues espero que algo mejor que el final tan desastre y poco aclarador de la novela.
Debido a la cagada en el final, que estropea toda la historia, no puedo darle la buena puntuación que sí hubiera merecido con un final más adecuado, así que sólo le puedo dar un 6.
El perfil del autor en Wikipedia, en español, aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina libremente. Respeta a los demás y sus opiniones. Se educado. Gracias por tu opinión.