Próxima reseña:

Próximas reseñas:

Un lugar a dónde ir, María Oruña.

jueves, 1 de septiembre de 2011

Escritores amables.

Hace unos meses leí y escribí la crónica del primer libro de una autora novel, que si bien es conocida como periodista, hacía su primera inmersión en el mundo de la literatura con el libro "La memoria del agua", hablo de Teresa Viejo.
La crónica quedó ahí, colgada, como tantas que hay de tantos libros como voy leyendo y comentando, pero un día me llegó un correo a la cuenta que tengo asociada al blog y que prácticamente nunca suele recibir nada.
He dedicado mi vida a la discreción y lo he conseguido, paso absolutamente desapercibida, tanto yo como mi blog, jeje.
Bien, pues en este mail, la mismísima Teresa Viejo me daba las gracias por la crítica que escribí sobre su novela, que le había llegado por medio de su agencia y que le parecía un blog interesante (esto último puede ser claramente peloteo).
Es curioso cuando un autor se pone en contacto contigo y te comenta algo sobre lo que tú has escrito sobre su propia obra. Yo, que soy tímida y vergonzosa a más no poder, me sonrojaba mientras leía sus amables palabras y me ilusionaba cuando leía que deseaba no desilusionarme con su próxima novela.
Sé que todos somos de nuestro padre y nuestra madre, que todos no somos iguales y que esto es parte de la sal de la vida, pero me sorprendió gratamente que una autora se comunicase conmigo.
No diré que espero que se comuniquen conmigo muchos de los que critico, porque entre los que son extranjeros, los que ya fallecieron y los que no quedarían muy satisfechos con las crónicas que les he escrito, la cosa podría terminar como el rosario de la aurora.
Sólo quiero añadir una frase más:
-Gracias Teresa, por tu humanidad, simpatía y profesionalidad. Espero pronto tu nueva novela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina libremente. Respeta a los demás y sus opiniones. Se educado. Gracias por tu opinión.