Próxima reseña:

Próximas reseñas:

Un lugar a dónde ir, María Oruña.

lunes, 22 de marzo de 2010

Las cosas que no nos dijimos, Marc Levy.

El argumento: Julia y Adam van a casarse, pero justo un par de días antes recibe una llamada, su padre ha muerto. La boda se cancela porque el entierro se hará la misma tarde que ella debería casarse. Julia hacía varios años que no le hablaba y que había roto toda forma de contacto, pero aún y así, la muerte de un padre, es la muerte de un padre. Mientras se toma unos días para recuperarse recibe un regalo, unos mensajeros dejan en su casa una extraña caja de casi 2 metros de altura. En su interior un robot que contiene parte del córtex cerebral de su padre, tiene seis días de batería para intentar que él y Julia se digan todas las cosas que no se han dicho en toda la vida.
Mi opinión: Había leído ya otros libros de Marc Levy (Ojalá fuera cierto, Volver a verte, La mirada de una mujer, La próxima vez) y este tenía mucha curiosidad por leerlo, dado que en mi última novela, la que está en fase de relectura y montaje hablo de almas gemelas y de cómo estas se buscan tras la muerte una y otra vez, me apetecía ver cómo otros autores tratan la temática de la muerte. En este caso el libro no ha sido lo que yo esperaba, puesto que no eran amantes los protagonistas, sino padre e hija. Debo reconocer que ha tenido momentos en que me ha amargado un poco lo del robot, pensaba cómo se le ha ocurrido al autor escribir semejante chorrada. Pero finalmente puede llegar a tener un cierto sentido, sobre todo al final, pero no quiero desvelarlo del todo por si alguien que pase por aquí se decide a leer el libro, que no sepa el final. A través del viaje de los protagonistas para encontrarse a ellos mismos conocemos la sensibilidad (muy sui géneris, muy reconocible) del autor, en todos los libros que he leído de él y con éste ya van 5 el estilo es el mismo. Tierno y bonito, quizá demasiado bonito y demasiado tierno para salir de la pluma de un hombre, a veces pienso que tal o cual cosa las ha escrito una mujer. Pero eso es mi opinión, no soy yo quién para opinar sobre la sensibilidad de nadie.

Me ha gustado, desde luego, a las mujeres nos conmueven mucho las historias de amor, pero hay algunos detalles que no, como por ejemplo al última escena con el novio.


El artículo en Wikipedia sobre el autor, aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina libremente. Respeta a los demás y sus opiniones. Se educado. Gracias por tu opinión.