Próxima reseña:

Próximas reseñas:

Un lugar a dónde ir, María Oruña.

martes, 2 de marzo de 2010

Titulando manuscritos

Nunca me cansaré de recordar por activa y por pasiva lo desastre y despistada que soy para algunas cosas y sobre todo los dilemas tan tontos que me monto para ponerle títulos a mis manuscritos.
Con el 2º tenía clarísimo que se llamaría "La Institutriz", el tercer manuscrito se llamó durante mucho tiempo "Siete vidas", pero de pronto decidí que se ajustaba más a la idea de la historia el título "Reencarnación" así que la retitulé. Además como todavía está en proceso de pasar por la criba de mis Beta-testers, aún puede ser sometido a múltiples modificaciones de fondo y de forma hasta llegar al resultado final registrable y publicable.
Desde el viernes mis beta-testers favoritos tienen una copia del manuscrito en su e-mail. Espero ansiosa sus opiniones, a ver qué tal les parece a ellos que no están tan impregnados como yo en toda la trama de la historia.
Pero bueno, que me estoy desviando del tema a pasos agigantados. Fue con la novela que escribí en primer lugar con la que siempre he tenido problemas con el título. Primero se llamó "Vincent & Sylvina" , el nombre de los protagonistas principales de la historia. Luego se llamo "Caminos de paz", luego "Mensajero de paz" y ahora se llama, finalmente "El largo camino a casa". Este ha de ser su título definitivo, pues es el que grabarán en las portadas de los ejemplares que voy a llevar al registro.
No sé que tiene esta historia, aparte de que es la primera, que nunca termino de estar a gusto con ella, siempre retocaría aquí o allá, cambiaría una cosa u otra... Quizá mi espíritu perfeccionista es el que me impulsa a no estar nunca conforme, o la tremenda inseguridad en mi propio talento lo que hace que sienta tanto pudor y timidez ante la idea de que alguien pueda leer mis novelas.
Solo espero que no me pongan el título en las portadas en color dorado o plateado, aún me daría más vergüencita... con que me lo pongan en blanco ya me vale. Y colgaré fotos cuando lo recoja.

2 comentarios:

  1. He descubierto tu casa por casualidad y, paseándome por ella, he encontrado bastante afinidad así que, he decidido quedarme y curiosear un poco leyendo tus entradas.

    Estoy completamente de acuerdo en lo dificil e importante que es dar con el título adecuado para una novela y, no necesariamente aparece cuando tu lo deseas. Me dedico a la imagen pero sueño con cambiar de oficio despúes de haber descubierto lo que me apasiona escribir y lo que disfruto con ello.

    Me hace ilusión ser tu primera seguidora. Recuerdo lo importante que fue para mí hace unos meses descubrir un día que alguien seguía mis relatos y me leía. Espero haberte proporcionado una sonrisa, querida, nueva, compañera de fatigas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Opina libremente. Respeta a los demás y sus opiniones. Se educado. Gracias por tu opinión.