Próxima reseña:

Próximas reseñas:

Un lugar a dónde ir, María Oruña.

domingo, 10 de febrero de 2013

La delicadeza, David Foenkinos.


El argumento: Cuando Nathalie y Françoise se conocieron, fue como si la última pieza de un puzzle encontrase su lugar. Desde entonces, su vida comenzó a discurrir dulce y apaciblemente, llena del amor y los planes para el futuro que cualquier pareja perfecta puede tener, pero como no hay perfección duradera, un giro del destino hará que Nathalie quede viuda y se quede hundida por la sordidez del dolor que le produce haber perdido todo lo que amaba. Pero la vida sigue y tarde o temprano, un nuevo amor se dibujará en el horizonte para Nathalie, alguien a quien nunca pensó  amar, alguien que pasaba por su vida con tanta delicadeza que casi, casi... era invisible.

Mi opinión: Hacía tiempo que no me encontraba con un libro fácilmente devorable como este y es que, la delicadeza, tal como su título, se destila del texto y poco a poco se te va metiendo dentro y cuando vienes a ver, te sorprendes pensando en la vida de Nathalie y queriendo saber cómo sigue la historia. También juega a su favor el hecho de ser un libro relativamente corto, sólo 196 páginas, que después de haber leído el gran volumen de más de seiscientas páginas de El príncipe de las mareas, hace que, durante un tiempo, cualquier otro libro me parezca corto.

El texto está formado por 117 capítulos, algunos muy breves, de apenas unas líneas y otros por textos largos, que son los que realmente nos hacen avanzar a través de la historia de Nathalie. Me ha gustado la manera de componer la historia así, en capítulos cortos, aunque algunos sólo nos aporten datos que en principio pueden parecer triviales, desde alguna receta de cocina, hasta el resultado de una quiniela, hasta el horario habitual de un tren que en un momento de la historia la protagonista toma irreflexivamente, huyendo de unas palabras pronunciadas por una persona despreciable y que, escudándose en el amor, la herirán en lo más profundo. También encontramos citas hermosas, como la que reproduzco en la siguiente fotografía, que me ha parecido realmente bella y evocadora.


¿Y qué decir sobre la historia de la bella y triste Nathalie? Pues que es una historia tan simple como normal en nuestros días, como llena de delicadeza. Tras enviudar repentinamente y sobreponerse más o menos al proceso del duelo, cuando decide reincorporarse al trabajo, se topa con que, de repente, se ha convertido para sus compañeros y sobre todo para Charles, su jefe, en una especie de mito, una mujer intocable e inalcanzable a la que todos admiran y ambicionan en secreto, pero a la que nadie aspira a tocar o intentar siquiera seducir por respeto a la profunda sensación de tristeza que trasluce.

Y así pasan los años, hasta que un gesto impulsivo de Nathalie cambie su vida y la de todos a su alrededor, que se han hecho tan a la idea de que ella es y será siempre algo inalcanzable que no les entra en la cabeza que pueda ser humana y por fin decida evolucionar en su vida.

He leído que se está planeando hacer una película basada en esta historia con la actriz francesa Audrey Tatou (protagonista de Amelie) recreando el papel de Nathalie, espero que cumpla con las expectativas y no empañe el buen gusto que deja en la boca a todas las personas a las que nos haya gustado esta historia.

No encuentro artículo en Wikipedia en castellano sobre el autor, así que enlazo a una pequeña biografía sobre él encontrada en la página Planeta de libros.com, que podréis leer, aqui.

1 comentario:

  1. me ha gustado mucho ,sentimientos de amor ,de ternura de odio ,en una palabra como delicadeza

    ResponderEliminar

Opina libremente. Respeta a los demás y sus opiniones. Se educado. Gracias por tu opinión.