Próxima reseña:

Próximas reseñas:

Un lugar a dónde ir, María Oruña.

miércoles, 10 de mayo de 2017

La biblia de los caídos, Fernando Trujillo.

El argumento: El mundo cuenta con un lado oculto, una cara sobrenatural que nos susurra, que se intuye, pero que muy pocos perciben. La inmensa mayoría de las personas no es consciente de ese lado paranormal... ni de sus riesgos. A veces la gente se topa con esos peligros y desespera, se atemoriza, y no sabe qué hacer ni a quién recurrir. Pero no todo está perdido... Dicen que en Madrid reposa una iglesia muy antigua, cuyo origen es desconocido. Allí, en su interior, frente a una cruz de piedra esculpida en uno de sus muros, se puede alzar una plegaria. También dicen que aquel que no tiene alma la escuchará, y si la fortuna acompaña, el ruego será atendido. 
Pero exigirá un elevado precio por sus servicios, uno que no todo el mundo está dispuesto a pagar. Mejor será asegurarse de que se quiere contar con él antes de recitar la plegaria (Texto de Amazon).

Mi opinión: Lo primero decir que este libro en formato para Kindle lo podréis encontrar en Amazon de forma gratuita casi permanentemente, ver enlace al libro en la última palabra del párrafo superior. Lo descargué porque el título me pareció muy sugerente y el nombre del autor me sonaba a que fuese español y pensé en darle una oportunidad a un autor que no conozco y así hacerle luego un poco de publi en el blog, que si bien este blog mío tampoco es que tenga una gran relevancia ni una cantidad apabullante de visitas, sí me gusta pensar que de vez en cuando alguien pasa por aquí y lee algunas de mis entradas. 
Ahora vayamos a por el libro; la historia me ha gustado, tampoco es que sea una historia súper complicada de entender, aunque hay muchos personajes y es una novela muy coral, con muchos diálogos y muchos pensamientos de los personajes. En principio es la narración de un exorcismo a una niña de 8 años hija de un gran empresario (corrupto) de un barrio bien de Madrid, aplaudo la localización en España, si bien no conozco Madrid personalmente, me gustan las localizaciones en sitios que sean fáciles de ubicar y reconocer. 
El texto está organizado en versículos, como una Biblia, un detalle simpático teniendo en cuenta el nombre del libro, suelen ser bastante breves, así que a la hora de decir "acabo este capítulo y me voy a dormir" sabes que te costará poco acabar el versículo en el que estés y dejarte listo el texto para comenzar la próxima vez por un versículo nuevo. 
Hay muchos personajes, y cuando digo muchos, quiero decir muchos y además muy variopintos, están los del lado del Bien: Álex, que no se sabe lo que es, una rastreadora que se llama Sara, Diego, que es un niño muy especial y que acapara gran parte del protagonismo de la novela, Plata que tampoco acabamos de saber bien qué clase de entidad es, los centinelas que son como enviados por los ángeles a hacerle los "recados" y el Gris. ¿Y quién es el Gris?
El Gris no tiene nombre, el Gris no tiene alma, el Gris no tiene recuerdos. Y a partir de ahí, se irá desarrollando toda una historia que te atrapará, porque lo de no tener alma es una gran faena, por no decir otra palabra más sonora que empieza por p y acaba en utada, pero también tiene sus aplicaciones útiles, por ejemplo en el tema que nos ocupa, un exorcismo, el Gris no corre el riesgo de que el demonio al que pretende expulsar salte a su cuerpo, porque no hay alma a la que pervertir dentro de su cuerpo. El hecho de que el Gris no tenga alma hace que mucha gente -personas y un abanico muy variopinto de seres- se sienta atraído irremediablemente hacia él. 
De la parte del Mal están los demonios y los típicos, pero también hacen apariciones de pasada en este volumen los hombres lobo, vampiros, brujos, magos, brujas, y los ángeles, aunque el tema de los ángeles sí se desarrolla un poco en esta novela, los demás personajes se desarrollarán mucho más -supongo- en los volúmenes posteriores. 
La novela en sí está bien desarrollada, aunque a veces pueda ser un poco caótica, sobre todo cuando habla Diego al que todos llaman el niño. Diego es un niño muy especial y tiene una verborrea increíble, pero será él quién ayude a ubicarse a la rastreadora que es la novata en el exorcismo, pues es su primera misión con ellos y está absolutamente perdida. Diego no puede mentir y eso hace de él un personaje que da muchísimo juego, el por qué no puede mentir lo tendrás que averiguar leyendo la novela, que no la quiero destripar del todo aquí. 
Como fallos... tengo que reconocer con gran pesar que el final de la novela no me ha gustado, es demasiado abierto, pero teniendo en cuenta que hay varios libros detrás de este primer volumen es de lo más lógico que sea así, por mucho que a mi me moleste; ya sabéis que soy súper fan de los finales que dejan todo atado y bien atado. 
Otro fallo que he detectado es que en las páginas 112, 113 y 114 (versión Kindle) se cuenta explícitamente que Diego facilita a la rastreadora la compresa manchada de sangre de una personaje para que ella rastree alguna información a través de ese objeto personal y a pocas páginas del final te dice que ese mismo personaje está embarazada. Teniendo en cuenta que lo que se narra en este volumen sucede en cosa de pocos días (diría si mi percepción no me ha engañado, que hablamos de menos de una semana), me pregunto cómo puede estar embarazada una mujer que tenía la regla hace pocos días, incluso si fuese físicamente posible, no sería detectable. Es un fallo que me ha dolido por lo evidente que es y que se haya colado en el texto. 
 Aparte de eso, la novela me ha gustado bastante y es posible que me anime a leer algo más de este autor en el futuro, la recomiendo a los fans de lo sobrenatural y el misterio.
Dejo la página de Wikipedia del autor, por aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina libremente. Respeta a los demás y sus opiniones. Se educado. Gracias por tu opinión.