Próximas reseñas:

Próximas reseñas:

Al otro lado de las llamas, Vanessa Requena.
Las almas de Brandon, César Brandon Ndjocu.

lunes, 6 de agosto de 2018

La ciudad de las mujeres desaparecidas, Megan Miranda.

El argumento: Han pasado diez años desde que Nicolette Farrell abandonó Cooley Ridge después de que Corinne, su mejor amiga, desapareciese sin dejar rastro. Ahora lleva una exitosa vida en Filadelfia, donde vive con su prometido lejos de todo lo que dejó atrás. Nicolette tendrá que regresar a su ciudad natal para cuidar de su padre enfermo y vender la casa familiar, y pronto se verá inmersa en un drama atroz que abrirá viejas heridas. A los pocos días de su regreso desaparece otra persona de su entorno más cercano, su vecina Annaleise. A partir de entonces Nic intentará descubrir la verdad sobre este nuevo suceso y, mientras tanto, se destaparán secretos acerca de sus amigos, su familia y lo que en realidad le pasó a Corinne diez años atrás.
'La ciudad de las mujeres desaparecidas' es una estremecedora historia sobre la desaparición de dos mujeres jóvenes que nos lleva a preguntarnos hasta dónde seríamos capaces de llegar para proteger a quienes amamos.

Mi opinión: Esta novela me ha resultado muy desconcertante. El modo en el que está escrito, prácticamente del revés (ahora lo explico) me daban ganas constantemente de dejar el capítulo en el que estuviera y retomar el libro por el final, pero... esto es parte de su magia, ¿no?

La historia empieza bien, tal como explica la sinopsis, Nicolette debe regresar a su ciudad natal porque su padre está en un nivel medio de alzheimer, permanece ingresado en una residencia y el dinero del que disponían se está acabando, así que su hermano le pide ayuda para convencer a su padre, en sus cada vez más escasos momentos de lucidez, de que deben vender la casa, ya que él sigue siendo el propietario. Nic se instalará en la casa y se enfrentará a todos los recuerdos, a aquella parte de su vida que dejó atrás, pues se ocupa de mejorar la casa de cara a la venta; recogiendo, clasificando y tirando todos los efectos personales que no deseen conservar, encontrándose así con aspectos de su familia que había ya olvidado. 

Entre las cosas que Nic "había olvidado" está su ex pareja, al que entrecomillo porque, por lo que cuenta el libro, en las escasas ocasiones en las que había regresado al hogar en esos diez años, siempre acababa por encontrarse con él, incluso estando lejos, de vez en cuando le llamaba cuando tenía algún problema de índole personal. Y es que él, Tyler, es su primer amor, entre ellos hubo unos lazos fortísimos que se cortaron de forma brusca y los pequeños hilillos que cuelgan de aquellos jirones, tienen a enredarse cada vez que se aproximan entre sí. 

La cosa se complica cuando la actual novia de Tyler, una vecina y conocida de juventud, a pesar de ser varios años más joven que Nic, Anneliese, desaparece... aquí la novela da un giro y empieza a contarse de delante hacia atrás. Durante la narración de los hechos sucedidos en los próximos quince días, iremos hacia atrás; es decir, comenzaremos por el día 15 y leeremos en sentido inverso hasta llegar al día 1, el día D... en el que sabremos qué es lo que ha pasado. 

Hubo momentos en los que seriamente me planteaba lo que digo en párrafos superiores, dar la vuelta al volumen y leerlo en el orden correcto, de hecho no descarto hacerlo en algún otro momento de cara a una segunda lectura; pero al final me ha gustado el libro. Me ha gustado mucho, porque hace que el lector se haga infinidad de preguntas, que sospeche de unos, de otras, de todos, de nadie... y eso mola muchísimo. 

Lo que más me ha molestado de la lectura invertida es que al ir del revés aparecen personajes haciendo acciones que no comprendes, porque en el capítulo siguiente, que en realidad pertenece al día anteior, es cuando el personaje se introduce y la autora te cuenta quién es y qué hace en la historia. En ese aspecto me ha parecido complicado este desorden ordenado en este libro. 

Sobre el final, decir que ha sido un buen golpe, la mayor parte de las tramas se resuelven completamente y los pocos hilos que puedan quedar sueltos prácticamente carecen de importancia en la historia. Es un buen final, de los que te hacen querer darle a la novela esa segunda lectura de la que hablo arriba, pero de forma ordenada, por su puesto. 

Recomiendo esta novela a los fanáticos del thriller, como yo. Todas estas novelas de misterio, policíacas y con crímenes sin resolver que hacen que te introduzcas de lleno en el libro y seas un personaje más. 

Como siempre que introduzco a un autor al que nunca he nombrado en este blog, dejo un enlace a la página web propia de Megan Miranda (en inglés), no he encontrado página en wikipedia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina libremente. Respeta a los demás y sus opiniones. Se educado. Gracias por tu opinión.