Próximas reseñas:

Próximas reseñas:

Al otro lado de las llamas, Vanessa Requena.
Las almas de Brandon, César Brandon Ndjocu.

lunes, 6 de agosto de 2018

El traje del muerto, Joe Hill.

El argumento: Judas Coyne es un coleccionista de lo macabro: un libro de cocina para caníbales, la soga usada por un verdugo, una película snuff. Veterano dios del rock duro, su gusto por todo lo fuera de lo normal es tan ampliamente conocido por sus legiones de fans como los excesos de su juventud. Pero nada de lo que posee es tan insólito ni espantoso como su último descubrimiento, un objeto a la venta en internet, algo tan terriblemente extraño que Jude no puede evitar echar mano de su cartera.
Vendo el fantasma de mi padre al mejor postor... Por mil dólares, Jude se convertirá en el orgulloso propietario del traje de un muerto, del que se cuenta que está hechizado por un espíritu inquieto. No tiene miedo. Ha pasado toda su vida tratando con fantasmas -el de un padre malvado, los de las amantes a las que cruelmente abandonó, los de los músicos a quienes traicionó-. ¿Qué puede suponer uno más? Pero lo que le entregará en mano un mensajero en una caja negra con forma de corazón no es un fantasma imaginario, metafórico, ni un agradable tema de conversación. Es algo real.
Y de repente el anterior dueño del traje está por todas partes: tras la puerta del dormitorio, sentado en su Mustang de época, de pie al otro lado de la ventana, contemplándole fijamente desde la pantalla gigante de su televisor, acechando con una reluciente navaja que cuelga de una cadena de una huesuda mano...

Mi opinión: Siendo como soy una fan incondicional de los libros de Stephen King, no podía negarme a leer algo de su hijo, pues Joe Hill es el segundo hijo de Stephen y Thabita King; su hermano menor -Owen King- participó junto con su padre en Bellas Durmientes, reseñada aquí hace unos meses. 

Joe Hill en su momento, espezó a escribir "ocultando" la identidad de su padre, debido a un filtración, se declaró como hijo de Stephen y Thabita King cuando ya era un autor premiado en varias ocasiones; aquí donde le leemos él quiso hacerse un nombre por sí mismo. ¡Y qué nombre!

Esta historia, publicada en 2007 (la he leído con bastante retraso) trata sobre la vida de una estrella del rock duro, prácticamente retirado, que tiene una aficción desmedida por las cosas que se salen de lo común, así es como viene a dar con el anuncio de una señora que vende un traje de su padre fallecido, junto con el que -la señora garantiza- viajará el fantasma del muerto hasta la casa del comprador. 

El traje llega por mensajería en una caja de color negro con forma de corazón, de ahí su título en inglés -Heart-shaped box- en la que viene un traje de color negro, con botones dorados y todos sus detalles, con un olor muy peculiar, que se irá haciendo más feo y molesto durante del desarrollo de la novela. Me parece mucho más acertado el título en español que en inglés.

El problema surge cuando Jude se encuentra un fantasma sentado en una silla en medio del pasillo. ¿Y cómo sabe que es un fantasma? Aparte de lo obvio en cuanto a que ese señor no debería estar dentro de una casa bien protegida con alarmas y medidas de seguridad, el fantasma tiene los ojos tachados. Según describe el texto es como si alguien hubiera tachado con rotulador indeleble los ojos de aquella persona, de modo que al verla, donde deberían aparecer los ojos, aparecen dos extraños borrones que hacen que la imagen sea muy perturbadora. 

La actual novia de Jude, que se toma todo esto como una de las peores rarezas de su pareja, con la que tiene una relación tormentosa, se ve involucrada en el tema a raíz de manipular el traje y pincharse en un dedo con un alfiler que nunca llega a aparecer y que hace que tenga una grave infección a partir de esa herida y que le perseguirá durante toda la historia. 

La joven es muchos años más joven que Jude, y el fantasma se empecina en que Jude debe matarla y cuando él se niega, por mucho que el fantasma le insista y manipule en sueños y en vigilia en que debe matarla, el muerto se dedicará a manipularla a ella misma, con intención de que se suicide. 

Jude tiene muchas manías de típica estrella del rock, entre ellas destaca el libro la fea costumbre de apodar a todas sus novias con el nombre del estado del que proceden, de modo que la actual es Georgia, y hasta bien entrada la historia no hará el esfuerzo por desterrar esa costumbre y devolverle a la joven la dignidad de su propio nombre. 

Cuando Jude se convence de que la historia con el fantasma va en serio, decide contactar con la vendedora del puñetero traje y se encuentra con que la señora está muy enfadada, porque su hermana fue una de las exnovias de Jude, una muchacha muy peculiar pues tenía constantes depresiones y a la que Jude abandonó de mala manera embarcándola en un avión con destino a su ciudad de origen y desentendiéndose de ella.  Pese a que la muchacha le escribía cartas y mails compulsivamente, él apenas respondió a aquellas misivas, quiso desentenderse nuevamente de ella, pues ya tenía a otra "provincia" calentándole la cama. Según la vendedora del traje, el desengaño que sufrió su hermana la llevó a la autodestrucción y acabó suicidándose. Y poco tiempo después falleció su padrastro, que era un medium bastante reconocido en su zona, y que es quien habita el traje, quién se empeña en hacer justicia con Jude por la muerte de su joven hijastra. 

Pero... ¿qué pasaría si la historia no fuera ni remotamente parecida a la versión que defiende la hermana de la joven fallecida? Aquí Jude y Georgia deberán enfrentarse a poderes sobrenaturales que se empeñan en destruírlos, guardados apenas por la protección que ofrecen sus fieles pastores alemanes, que parecen conseguir auyentar e incluso herir al viejo fantasma. 

En el transcurso de la historia, Jude deberá enfrentarse a todos los cabos sueltos que ha ido dejando durante su vida, incluso regresando a su hogar, donde su padre permanece en estado vegetativo al borde de la muerte. Un padre al que desprecia por la infancia y adolescencia que le hizo vivir. 

La historia me ha parecido buenísima. Hubo momentos en los que no podía seguir leyendo, especialmente de noche, porque me daba miedo incluso de tan buenas que son las descripciones del fantasma y de como actúa para hacer daño a Jude y a la joven. 

Pese a ser un libro con un buen puñado de años ya en el mercado, yo no lo había leído y si alguien, igual que yo, no lo ha leído, se lo recomiendo encarecidamente; sobre todo si es fan de su padre, el gran Stephen King. Digno hijo de su padre, sí señor. 

El perfil del autor en Wikipedia, lo dejo por aquí. Y me comprometo a leer y reseñar más libros de él, pues este me ha parecido fantástico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina libremente. Respeta a los demás y sus opiniones. Se educado. Gracias por tu opinión.