Próxima reseña:

Próximas reseñas:

Un lugar a dónde ir, María Oruña.

viernes, 13 de agosto de 2010

Rivales, Anna Godbersen.


EL ARGUMENTO: tras la misterosa desaparición de Elizabeth Holland que dio al traste con los planes de matrimonio convenido con Henry Schoonmaker, la vida debe seguir su curso. Los jóvenes de la nueva generación de la alta cuna neoyorkina vuelven a la normalidad de sus vidas, y Henry pronto volverá a continuar con su vida pública. Dos mujeres rivalizan por sus afectos, la bella pero insoportable Penélope Hayes, y Diana Holland, hermana de la ex-prometida del joven.

MI OPINIÓN: En esta segunda entrega de la saga The Luxe de la autora Anna Godbersen, nos encontramos con más mundo rosa, más mujeres exquisitamente bellas y terriblemente podridas por dentro. Tiene el mismo número de páginas que su hermano primogénito, pero es algo diferente.
MEJOR QUE NO SIGAS LEYENDO SI TODAVÍA NO TE HAS LEÍDO EL PRIMER LIBRO O SI TIENES INTENCIÓN DE LEERTE ESTE, PORQUE PUEDE PERDER GRAN PARTE DE SU MISTERIO...
Henry se vuelve loco por momentos porque se siente culpable de la desaparición de la que iba a ser su esposa, pero se siente al mismo tiempo muy enamorado de la hermana de Elizabeth... la joven Diana, de 16 años. Pero Penélope no piensa renunciar a su trofeo, porque para ella casarse con Henry Schoonmaker no significa lograr cumplir su sueño de amor, si no que quiere decir que tiene en su poder el trofeo más preciado de toda la alta sociedad.
Elizabeth regresa a casa asustada por un telegrama en el que Diana le dice que su madre está muy enferma; pero no vuelve sola, vuelve con su gran amor. Pero cuando por fin consigue vencer la reticencia del resto de su familia y cumplir el sueño de su corta vida, la tragedia vuelve a cernirse sobre su vida. Momento en el que, por si me quedaba alguna duda, confirmo la idea de que la madre de las muchachas es una mujer aborrecible y abofeteable, querer e intentar vender a sus hijas al mejor postor, es despreciable en el siglo que sea.
Es curioso, realmente son una novelillas que no tienen gran complicación en su trama, son historias sencillas, pero lo que realmente era complicado era las absurdas normas sociales que mantenían a la gente bajo condiciones mortificantes y que hacían a la gente muy infeliz. Una chica joven y casadera no puede dejarse ver con un hombre más que un par de veces antes de que empiecen los rumores, rumores capaces de destrozar su reputación; tampoco puede verse con varios amigos, pues aún sería peor el resultado. Tampoco es muy confiable tener amigas, porque queda patente en la historia, en ambos libros, que entre las chicas no hay más que falsas intenciones y una enorme rivalidad por ser la más hermosa, la más apreciada, la que más corazones cautive, aunque en el fondo muchas sean malas personas, y tengan una reputación buena pero una vida secreta terriblemente escandalosa.
Quedo en espera de que pronto caiga entre mis manos el siguiente volumen de la saga, la 3ª entrega, Envidia, de la misma autora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina libremente. Respeta a los demás y sus opiniones. Se educado. Gracias por tu opinión.