Próxima reseña:

Próximas reseñas:

Un lugar a dónde ir, María Oruña.

jueves, 14 de octubre de 2010

Los Juegos del Hambre, Suzanne Collins

Trilogía Distritos, vol.1.

El argumento: Tras una serie de catástrofes naturales que azotaron la antigua Norteamérica hasta casi destruirla, surgió Panem, el nuevo continente. Compuesto por 13 distritos en vez de muchos más estados; pasado un tiempo sobrevino la guerra de los Días Oscuros y todos los distritos se volvieron contra el Capitolio, la capital del continente y donde está el gobierno. Pero el Capitolio se levantó en armas y venció a doce de ellos y aniquilaron al decimotercero. Para recordarles quién manda y que siempre tuvieran presente que viven bajo un yugo pesado, se establecieron los Juegos del Hambre. Una vez al año, todos los habitantes de cada distrito, de entre 12 y 18 años, entran en el sorteo de los Tributos. Un chico y una chica deberán representar a cada uno de los doce estados en una especie de Olimpiada a vida o muerte en la que sólo puede sobrevivir una persona. El juego puede llegara durar varias semanas y mientras, es retransmitido por televisión a todo el continente. Este año le ha tocado a Primrose Everdeen de 12 años, la hermana de Katniss de 16, pero ella se ha ofrecido voluntaria para salvar la vida de su hermanita pequeña. Su compañero es Peeta Mellark de la familia de los panaderos, que en una ocasión le salvó la vida al darle a escondidas un par de hogazas quemadas. Juntos habrán de enfrentarse a los representantes de los otros once distritos y vencer; pero, ¿serán capaces de matarse uno al otro? Sólo uno puede sobrevivir y ellos lo saben.

Mi opinión: Me encanta esta trilogía, tiene algo de mágico la forma de narrar de Suzanne Collins, sin duda. Es la segunda vez que leo este libro y el motivo es que he conseguido el tercer y último volumen y para apreciarlo en todo su esplendor, hay que leer la trilogía entera de corrido; es como la ceremonia de catar el vino, tienes que abrirlo, olerlo, paladearlo... no puedes coger y mezclarlo con Coca-cola directamente, jeje.
Estas historias sobre futuros catastrofistas no dejan de ser curiosas e inquietantes en sí mismas. Tengo mis favoritos entre esta “subespecie” por llamarles de alguna manera: están la saga del señor John Twelve Hawks, de la que ya tengo el primer ejemplar; El viajero, y el segundo, El río oscuro y que ya comenté en su día; y otra trilogía de la que sólo tengo el primer volumen y que me gustaría enormemente conseguir los dos que me faltan, aunque sean en formato e-book. Me refiero a la saga Los señores del Cielo de John Brosnan, si alguien los tiene y quiere (puede) pasármelos, que me deje un comentario en este post, por favor.
¿Podrían estos “futuros” llegar a ser reales en algún momento? La verdad es que no lo sé, espero que reine el sentido común entre las personas antes de convertirnos en algo tan decadente y cruel como la sociedad de los Distritos. Millones de personas sometidas a voluntad de unos pocos que son quienes ostentan el poder y hacen mal uso de él, esto ya lo tenemos ahora, sin duda, pero aquí está tan extrapolado que da miedo.
La crueldad de los Juegos del Hambre... ¿qué pasó con las Olimpiadas? ¿dónde quedó el ejemplo de los deportistas y sus hazañas en los juegos mundiales de cada cuatro años? En este futuro posible y cruel, se han erradicado. Aquí se participa obligatoriamente cada año y no hay manera de zafarse, si te toca, tienes que irte haciendo a la idea de que posiblemente no regresarás con vida.
¿Llegaremos a ver algo así en televisión? ¡quién sabe! A mi este libro me recuerda a la antigua película de los ochenta de Arnold Schwarzennegger “Perseguido”(The running man, sacado del libro de Stephen King del mismo nombre, publicado bajo el seudónimo de Richard Bachman), donde los criminales más sanguinarios son soltados en un recinto amurallado, si no recuerdo mal eran ruinas de un terremoto o algo así y son cazados como animales por asesinos profesionales que cuentan con el beneplácito de la audiencia. Es la personificación de la justicia divina, el pago público por los pecados cometidos.
Tal vez la parte más sobresaliente de la historia, por encima de la crueldad que se ven obligados a ejercer matándose unos a otros, sea el romance a tres bandas entre Katniss (me encanta el nombre), su amigo de cacerías Gale y su compañero en los juegos del hambre Peeta, que declara su amor por ella como parte de una estrategia... ¿o no será una estrategia?
Una historia interesante sin duda y un final bien logrado que nos deja la puerta abierta para el segundo volumen, En Llamas, que será mi siguiente lectura.
El perfil de la autora en Wikipedia, aquí.

2 comentarios:

  1. Que buenos que están esos juegos del Hambre!!! Muy emocionante y arriesgado! Debe estar bueno estar en ese continente y verlo por tele!!, por si jugarlo, no? jaja

    ResponderEliminar
  2. Victoria: Si se llegase a crear de verdad un programa de televisión así, definitivamente la humanidad habría perdido toda esperanza. Estaríamos todos locos. Menos mal que sólo es ciencia ficción.

    ResponderEliminar

Opina libremente. Respeta a los demás y sus opiniones. Se educado. Gracias por tu opinión.