Próxima reseña:

Próximas reseñas:

Fin de guardia, Stephen King.

lunes, 26 de julio de 2010

Marina, Carlos Ruiz Zafón.


El argumento: 1980; Óscar Drai vive en un internado mientras sus padres viajan, pero como se aburre soberanamente, aprovecha las tardes para escaparse y dar paseos por la vieja Barcelona de majestuosas mansiones abandonadas, nobleza decadente y gente que lo tuvo todo y todo lo perdió pero se aferra a su antigua existencia. Siguiendo el sonido de una preciosa voz que canta ópera desde la trompeta de un viejo gramófono se mete de estrangis en la casa de Germán, un viejo pintor que paró el tiempo en su reloj el día en que murió su esposa, la dueña de la voz que canta a tavés del aparato... Pero Óscar no sabe que aún le queda alguien más por conocer en casa de Germán, a su hija, Marina. Marina es la viva imagen en versión adolescente de los cuadros que Germán pintó de su madre; pero está muy sola, así que Óscar y ella se hacen amigos y juntos comparten la afición de pasear por Barcelona y descubrir e inventar misterios para poner un poco de emoción en sus vidas. Pero hay misterios auténticos que son más emocionantes y peligrosos de lo que ellos mismos son capaces de inventar...

Mi opinión: Ésta novela, también ambientada en Barcelona, como sus hermanos El Juego del ángel y La Sombra del Viento, nos hace fácilmente reconocible el mismo estilo literario de Ruiz Zafón. No quiero decir que el autor sea repetitivo y que leyendo uno de sus libros ya es como si los hubieses leido todos, porque no sería justo y porque cada historia tiene su intríngulis y quizá sea esta la que menos me ha gustado, sino que el estilo del autor es idéntico en todas ellas; si hubiera leído este libro sin saber que es de Ruiz Zafón, estoy segura de que lo hubiera reconocido.
Ahora paso a darle un poquito de caña a la novela en sí; creo que el autor se ha pasado en esta historia... ¿autómatas?, ¿engendros?, ¿muertos vivientes? Me callo por no desvelar más, pero creo que se ha pasado con la imaginación tela... Me gusta la historia, la bonita relación entre Marina y la adoración que Óscar siente por ella, pero creo que es la menos creíble de las historias que lleva escritas sobre Barcelona el autor; aunque ahora que reflexiono, anda que El Juego del ángel, que se trata de un ángel cabroncete que se divierte jugando con los sentimientos de un pobre escritor, tela también. Pero, ¡qué se yo de lo humano y lo divino!
En fin, me ha gustado porque es cómoda de leer y el autor tiene una manera de escribir muy absorbente y evocadora, que te traslada hasta allí mismo y sientes que estás espiando descaradamente las vidas de otros, pero no logra superar, ni por asomo, la magia con la que cautivó al mundo en La Sombra del Viento; sin duda, mi favorita de Ruiz Zafón.
¿Tendremos una nueva entrega de la vida en Barcelona a través de los ojos de Zafón? Continúo a la espera.

3 comentarios:

  1. jajajajaja.
    Te ha pasado exactamente lo mismo q a mì cuando la leì (ya hace años). Me pareciò un burdo intento de "La sombra del viento", q es la ùnica q verdaderamente me gusta de Zafòn (una de mis novelas preferidas), el resto me parecen intentos o copias, segùn si son anteriores o porteriores a la sombra del viento, por eso me he negado a leer nada màs de este autor.
    Un saludo
    Mada4r

    ResponderEliminar
  2. Mada4r: Justo, justo lo que tú dices. Como la sombra del viento, ninguna.

    ResponderEliminar
  3. Marina está escrita antes que la sombra del viento, y sinceramente para mi gusto la supera con creces, porque en mi caso lei Marina antes que la sombra del viento.

    ResponderEliminar

Opina libremente. Respeta a los demás y sus opiniones. Se educado. Gracias por tu opinión.