Próxima reseña:

Próximas reseñas:

Fin de guardia, Stephen King.

jueves, 29 de julio de 2010

Perdona si te llamo amor, Federico Moccia.

El argumento: Niki tiene 17 años, toda la vida por delante y vive una juventud divertida y casi desenfrenada mientras sale con su grupo de amigas, las Olas. Alessandro, Alex, tiene 36, es publicista y acaba de darle plantón su novia de toda la vida, justo cuando él le había pedido formalizar la relación casándose. Debido a un leve accidente de tráfico, Niki entra en la cuadriculada vida de Alex para cambiársela, para rejuvenecerle y para madurar ella a su paso... Pero hay más de 600 páginas para llenarlas de letras y alargar la historia hasta el infinito.

Mi opinión: ¡Qué rumbosa que soy escogiendo alegremente libros para leer! Y qué mala leche me entra cuando veo que tiene más de 600 páginas y que como no me guste y me lo tenga que comer entero, como mínimo porque me he comprometido a leerlo en el blog, me voy a cagar en todo.
Empiezo, lo siento pero es un libro que no me ha gustado, así que si te lo vas a leer y no quieres que te condicione, por favor, NO SIGAS LEYENDO.
¡Por Dios qué cosa más ñoña de novela! La protagonista, la petarda de Niki es la típica niñata adolescente a la que me dan ganas de abofetear repetidamente la cara: prepotente, descarada; no salerosa y atrevida como pretende ponérmela el autor, sino repelente y odiosa, que no para de tocar los cojones, marujear, manosearlo todo y disponer del tiempo y del dinero de los demás sin ninguna clase de respeto hacia las personas. ¿Esto es romántico? ¡¿En serio?! Por Dios, que alguien me mate... Pese a que he tenido páginas para aburrirme, no ha conseguido caerme simpática, lo siento; nunca me han gustado las personas que son "demasiado largas" de esas que les das la mano y se toman el brazo, y la tal Niki, es una de estas.
El señor Alessandro, un tipo de 36 años que le sigue el juego a una chavala de 17, a la chica de 17 que acabo de describir, que se vuelve aún más infantil, petardo y estúpido que ella, y la lleva a todas partes y le paga todos los caprichos.
¿En serio este libro es un Best Seller? Si llego a saber lo que era, paso de leérmelo, como paso absolutamente de ver la jodía película que han hecho de este libro.
El autor de este libro, EN MI OPINIÓN, (que no se me ofenda nadie, que este es mi blog y estas son mis opiniones), va de cultureta, de tipo súper profundo y es un cardo, un coñazo absoluto y pasteloso hasta decir basta. He acabado harta de frases de canciones, de referencias a películas que pretenden ser lo más de lo más y quedar como un tipo súper culto y vivido y por supuesto (y tengo que decirlo) estoy harta que cada dos por tres aparezca la expresión "mal fario", ¿qué pasa, que no conocemos ningún otro sinónimo de mala suerte? Y por supuesto, he acabado harta del callejero encubierto de Roma que mister Moccia nos ha escondido en la historia.
Las conversaciones insulsas, banales y largas como la cola del mismísimo demonio, encima en estas páginas y páginas de charla súper larga, interminables hasta el hastío en las que me pierdo y ya no sé quién dice qué cosa, porque el autor no se entretuvo en poner, al menos de vez en cuando: él dijo, ella respondió, y recursos como estos para que los que no estamos dentro de su cabeza sepamos a qué cuernos se refiere.
Yo no digo que uno tenga que escribir cosas absolutamente reales, la vida suele ser demasiado trágica o aburrida y escribir sobre cotidianidades quizá no tiene gancho, pero este señor se pasa de increíble... me niego a pensar que exista en el mundo gente tan ñoña, facilona y vacía como los protagonistas de la novela. Tal vez soy yo, que he perdido en alguna parte el espíritu del romanticismo, pero que es tan, mejor dicho, que pretende ser tan profunda, tan poética, tan romántica, que se queda como atontada y absurda.
Será todo lo Best Seller que sea, lo habrán traducido a todos los idiomas del universo, que yo a veces dudo de por qué tal o cual libro llega a ser súper ventas, pero a mi, personalmente, no me ha gustado.
A no ser que un día me levante rebozada en azúcar, no creo que vuelva a leer ningún otro libro de este autor. Con uno basta, no deseo tentar mi propia suerte.
El perfil del autor en Wikipedia, aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina libremente. Respeta a los demás y sus opiniones. Se educado. Gracias por tu opinión.